scorecardresearch

Una simbiosis entre teatro y bullying

MARINA URIZARNA
-

El actor Javier Losán acude al IES Conde Diego Porcelos y al Liceo Maristas para dar una charla sobre el acoso escolar. Este es un problema cada vez más frecuente en los centros

El actor Javier Losán en una de las sesiones en el Instituto Conde Diego Porcelos. - Foto: Jesús J. Matías

El acoso escolar o bullying es algo cada vez más frecuente en los colegios, uno de cada cinco niños lo sufre y solo el 30% recibe ayuda de los centros. Puede darse de manera física, verbal o psicológica, mediante agresiones, intimidaciones y burlas, y lo sufren niños de entre 6 y 17 años. Con el objetivo de concienciar sobre este problema, no solo a los alumnos sino también a los padres y profesores, el actor Javier Losán ('El Ovejas' en El Pueblo), acudió a los centros IES Conde Diego Porcelos y Liceo Castilla de los Maristas para dar la charla 'Stop Bullying', en la que trató de detectar con los alumnos de qué elementos se compone el acoso y cómo tratarlos.  

Las charlas dieron comienzo con una actuación del grupo de teatro 'Areté', creado en el instituto, en la que unos alumnos ponían voz al acoso y otros representaban las palabras en el escenario. Luego Losán comenzó con la sesión. De manera interactiva comparó el acoso con un espectáculo de teatro. Por un lado están los actores: el acosador y la víctima; un conflicto, y un observador. «Si no hay espectador no hay bullying, solo se acosa si hay un público», decía, aludiendo también a la responsabilidad de este último grupo, ya que, aunque no participe directamente, es cómplice de la situación.

Lo importante es que los niños entiendan el problema, el papel y la responsabilidad de las partes, y animarles a que denuncien. Para ello se regaló a los centros un buzón en el que los alumnos puedan denunciar de manera anónima cualquier actitud negativa que vean hacia otro compañero, y también «para que el acosador se de cuenta de que no lo está haciendo bien», explicaba Eva Marí Marí, coach emocional que acompañó a Javier en la actividad. Eva entró a definir el papel de esta figura: «Muchas veces el acosador está siendo acosado en casa y el centro tiene la posibilidad de ayudarle». Por ello en la charla no hubo buenos ni malos, todos tienen miedo, la víctima, el acosador y el que mira, pero cada uno lo gestiona de manera diferente. «Aquí no hemos venido a juzgar sino a buscar una solución». 

Se habló de la actuación de las redes sociales en ello y de como los likes y los seguidores marcan la vida de los niños, y también del suicidio en menores, que ha duplicado la tasa en los últimos años, y que muchas veces viene influenciado por este tipo de actuaciones. Además, dos alumnos de bachillerato subieron al escenario a contar su experiencia personal.  «Muchas veces me daba miedo juntarme con alguien por ser el 'apestado', pero no hay que dejarse llevar por el qué dirán», comentó uno de ellos. 

La voz conocida fue la de Javier, pero para preparar la charla, la primera que da el actor sobre el tema, contaron con la ayuda de Óscar Sánchez, un policía municipal de Elche que lleva años con el proyecto altruista 'No más vidas robadas y personas anuladas', quien les dio las pautas para poder desarrollar la actividad. La mejor manera de concienciar es hacerlo mediante el juego y la participación, para que los niños se involucren y vean que el problema existe.