scorecardresearch

El tren turístico pasará de largo en Semana Santa

B.G.R.
-

El Ayuntamiento de Burgos atribuye el retraso a la falta de personal en algunos servicios y a la tramitación

Un requisito para el nuevo vehículo es que tenga capacidad para 30 pasajeros. - Foto: Luis López Araico

Los viajeros que recalen en Burgos en Semana Santa no podrán hacer uso del tren turístico para realizar un cómodo recorrido por la ciudad, al igual que ocurrió el pasado ejercicio. Los plazos marcados por la Gerencia Municipal de Cultura y Turismo hace un año no se han cumplido, al igual que la intención de adelantar el servicio al verano, y la puesta en funcionamiento tendrá que esperar como mínimo hasta el próximo mes de mayo. 

El sistema de adjudicación es mediante la fórmula de autorización de ocupación de vía pública y  el pliego de condiciones para la licitación del contrato tiene fecha del 9 de marzo. El documento recoge que las empresas interesadas tendrán un mes de plazo para presentar sus propuestas y que, una formalizado el contrato, el adjudicatario dispone de quince días para la puesta en marcha del vehículo. Con todo ello, la concejala de Turismo, Rosario Pérez Pardo, reconoce la imposibilidad de llegar a Semana Santa y aprovechar así las primeras vacaciones del año.

Pérez Pardo achaca este retraso a que se trata de un «pliego complicado», a lo que suma la tramitación administrativa y la falta de personal en algunos servicios. Confía eso sí en que esté licitado en mayo y pueda dar servicio ese puente.

El Ayuntamiento ha sacado el concurso sin cuantía económica y serán las compañías interesadas las que propondrán un canon anual, que se valora con 20 puntos en el proceso. La puntuación más elevada (hasta 40) dependerá de las tarifas, con un máximo de 7 euros para adultos y recorrido diurno, 8 para el nocturno y 4 para niños. En cuanto a las características del tren,  deberá estar compuesto como máximo por una cabeza tractora y dos vagones para el transporte de un mínimo de 30 pasajeros.

La autorización de este servicio  se concede por un plazo de dos años. Podrá prestarse durante el ejercicio completo, si bien se fijan periodos temporales obligatorios como la Semana Santa; los fines de semana, festivos y puentes de abril, mayo, octubre, noviembre y diciembre, y del 1 de junio al 30 de septiembre. Los recorridos no serán de menos de 45 minutos, estableciéndose uno diurno por el paseo de la Audiencia, la Isla, Santa Águeda, el Castillo, plaza España o paseo de Atapuerca, y otro nocturno que se extiende hasta el monasterio de Las Huelgas. En ambos casos, la salida y llegada se mantiene en la calle Asunción de Nuestra Señora, junto a la Catedral.