scorecardresearch
Cine

CÓDIGO EMPERADOR

viernes, 18 de marzo de 2022
Sinopsis oficial

Juan trabaja para los servicios secretos; con el fin de tener acceso al chalet de una pareja implicada en el tráfico de armas se acerca a Wendy, la asistenta filipina que vive en la casa y establece con ella una relación que se irá volviendo cada vez mas compleja.  En paralelo, Juan realiza otros trabajos "no oficiales" para proteger los intereses de las élites más poderosas del país, que ahora han puesto sus ojos en Ángel Gonzalez, un político aparentemente anodino cuyos trapos sucios deberá buscar o "inventar" con la ayuda de Marta, la hija de un reconocido actor. 

Crítica
Por Juana Samanes

No tiene el cine español reciente demasiado recorrido en thrillers políticos pero, cuando lo ha intentado, no lo ha hecho mal, es el caso de El reino, de Rodrigo Sorogoyen, en el año 2018. En esta ocasión le ha tocado el turno al director Jorge Coira, apoyándose en una historia escrita por el solvente guionista Jorge Guerricaechevarría (Celda 211, Perfectos desconocidos, El bar, Las brujas de Zugarramurdi).

    Juan es un agente que trabaja para una unidad especial del Centro Nacional de Inteligencia que, en principio, están encargados de investigar las redes de contrabandistas de materiales peligrosos. Es decir, velar por la seguridad nacional y salvaguardar la imagen de la patria. Pero cuando tiene otros encargos  "no oficiales", Juan empieza a tener serias dudas sobre la ética de lo que está haciendo y su legalidad. 

 Con Código Emperador, el director Jorge Coira se adentra en las mecánicas del poder en la sombra, cuando se manipulan el entorno político y social para fines espurios. Según él es una imagen reconocible de la España reciente "En los últimos años han empezado a salir con cierta frecuencia noticias sobre esos mundos oscuros, las denominadas "cloacas del Estado"".

   Bien hilada pero complicada argumentalmente en algunos momentos, porque cruza varias subtramas desde la de un famoso jugador de fútbol de "mano ligera" hasta la del político de imagen mediocre al que los servicios secretos  investigan, no ayuda a su clarificación tampoco el montaje, algo atropellado. No obstante, a pesar de ello, es un largometraje de ritmo ágil,  que provoca interés  cuando contemplamos los mecanismos para proteger a determinados personajes públicos de vidas no muy gratificantes o las trampas que se pueden poner a élites importantes para tenerlos atrapados y poder manipularlos en un momento dado. Para entendernos, como en la célebre frase de Hamlet, de William Shakespeare, "algo huele a podrido…"

   Un buen reparto, encabezado por Luis Tosar, defiende sin problemas sus respectivos papeles, a destacar la presencia del veterano Miguel Rellán, interpretando al sinuoso  jefe del agente, y a María Botto, en un papel bombón encarnando a una periodista que aparentemente busca la verdad y tiene como fuente al personaje que interpreta Tosar.

    Con una visión pesimista lo que sobresale de este relato es que, como bien ha afirmado  Luis Tosar, "es una película sobre  la construcción del relato oficial, no cómo acontece, sino cómo quieren que creamos que es". A este respecto la subtrama que mejor se ajusta a esto es la del político mediocre, podríamos decir que hasta aburrido, muy bien interpretado por el actor Denis Gómez,  a quien se le busca alguna debilidad para tenerlo "pillado".

Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
Duración: 105'
Director: Jorge Coira
Reparto: Luis Tosar, Alexandra Masangkay, Denis Gómez, Georgina Amorós, María Botto y Miguel Rellán
Género: Suspense
Nacionalidad: España
Año: 2022
+18
Portada Diario de Burgos