Diario de Burgos
Saltar Publicidad   Cerrar   

Publicidad

21 de agosto de 2018

Telefónica ratifica el gasto de 207.000 euros pero anuló la factura por fallo administrativo

Á. M. / A.R. / Burgos - jueves, 11 de octubre de 2012
El concejal de Nuevas Tecnologías, Eduardo Villanueva, móvil en mano. - Foto: DB/Luis López Araico
La compañía emitió el documento y verificó que efectivamente el consumo se produjo. Villanueva se contradice sobre si la usó o no


La factura asociada a un móvil del Ayuntamiento por el escalofriante importe de 207.000 euros y emitida por Telefónica en junio de 2011 sigue sin ser esclarecida. Ayer mismo, fuentes de la compañía confirmaron a este periódico que dicha factura efectivamente se envió y que «quedó verificado que se produjo el consumo» asociado a dicho importe por el uso de una tarjeta de datos.
Sin embargo, las mismas fuentes puntualizaron que «ante la insistente reclamación» por parte del Ayuntamiento respecto a un gasto tan elevado, la compañía decidió anularla unilateralmente por «un error administrativo», pero no por un fallo de cálculo, ni de emisión en la factura, ni tampoco porque el gasto no se produjera.
Tal y como ayer avanzó este periódico, dicha factura data del periodo comprendido entre mediados de abril y mediados de mayo del año pasado y, pese al tiempo transcurrido desde entonces, ha sido en los últimos días cuando el asunto ha sido objeto de polémica y debate interno en el seno del equipo de Gobierno de PP.
Eduardo Villanueva, concejal responsable de Nuevas Tecnologías ahora y en la anterior legislatura -cuando se produjeron los hechos-, negó ayer que la factura estuviera asociada a un número de teléfono que él usara, pese a que el miércoles fue él mismo quien dio por hecho en conversación telefónica con este periódico que sí la utilizaba al asegurar que «me ha tocado a mí la china». Ayer, sin embargo, este político, ingeniero de Telecomunicaciones, mantuvo que dicho número dependía del Departamento de Informática del Ayuntamiento (también bajo su tutela) y negaba haber hecho uso de la misma.
Por otro lado, también negó que el Ayuntamiento hubiera recibido una factura de 207.000 euros, extremo que la compañía confirma:«Había una de 128.000 con un desglose de todos los números. El consumo no se hizo y no se aplicó el bono que todas las tarjetas municipales tienen asociado». En la misma línea, el edil añadió que el cargo se debió a «un error de Telefónica porque un coste así es desorbitado y no se hizo».
Con respecto a la anulación, el concejal ‘popular’ sostiene que «se hizo al día siguiente porque Telefónica admitió su error», mientras que la firma de telecomunicaciones asegura que tomó la decisión de anularla «después de la insistencia» del cliente.
De hecho, la factura que Villanueva asegura que se corresponde con la corrección de la emitida en junio de 2011 llegó un año después y se pagó el 27 de septiembre de este año, según ha podido saber este periódico. Por el momento, no se ha facilitado el escrito de rectificación de la compañía telefónica.

Grupo Promecal
Diario de Burgos se basa en el Sistema de Gestión de Contenido desarrollado por Escrol