Diario de Burgos
Saltar Publicidad   Cerrar   

Publicidad

MIRAVECHE / ARQUEOLOGÍA

Potencian la necrópolis autrigona con una recreación pionera en la región

M.J.F. / Miraveche - miércoles, 31 de julio de 2013
Los elementos instalados en el recinto toman como base la necrópolis de la Edad del Hierro hallada el siglo pasado. - Foto: M.J.F.
Este fin de semana estará ya visitable el primer recinto interpretativo de Castilla y León sobre rituales funerarios de tribus prerromanas. La inversión ha ascendido a 40.000 euros

La localidad burebana de Miraveche alberga la primera recreación sobre rituales funerarios de tribus prerromanas al aire libre en Castilla y León y en cuestión de días, concretamente este fin de semana, el complejo estará abierto ya a los turistas. Ayer martes, técnicos de la empresa Aratikos Arqueólogos daban los últimos remates al recinto en presencia del alcalde del municipio, Valeriano Fernández. «Todos los elementos que hemos colocado toman como base la importante necrópolis de la Edad del Hierro hallada en Miraveche en la primera mitad del siglo XX», explicaron los arqueólogos Ángel Palomino y Óscar González. Por su parte, el regidor declaró que el proyecto pretende «poner en valor el rico patrimonio arqueológico de la localidad». En cuanto al coste, explicó que la inversión ha ascendido a 40.000 euros y que el 90% ha sido aportado por Adeco Bureba.  
En una finca de quinientos metros cuadrados situada en el término de Carranogal a un kilómetro del casco urbano, se han instalado siete paneles interpretativos y tres conjuntos de siluetas de aproximadamente 1,70 metros de altura con personajes de la época y animales. La información de los carteles está redactada de forma muy sencilla pero sin perder rigor histórico para que sea asimilable por todos los públicos. «Nuestra misión es que quien visite esta recreación comprenda quiénes eran los autrigones, cómo vivían y cuál era su característico tipo de enterramiento», apuntaron Palomino y González. Ambos arqueólogos explicaron que los autrigones eran una tribu prerromana que hace 2.400 años habitaron en la Bureba. El recorrido de los paneles instalados está diseñado para que tenga una duración de unos quince minutos. En ellos, se señala que los autrigones vivían en casas construidas con madera y adobes agrupadas en poblados y que empleaban útiles de hierro, cerámica, madera, piedra, hueso y mimbre. Además, se explica que hablaban una lengua céltica y que incineraban a sus muertos para después introducir las cenizas en una urna funeraria que enterraban acompañada de ajuar compuesto por vistosas piezas metálicas como puñales, fíbulas, brazaletes o pulseras.
Los turistas pueden descargarse el folleto-guía de la recreación allí mismo, si tienen a mano un teléfono conectado a internet y una aplicación para lectura de códigos QR.  Pero si quieren tenerlo en papel, pueden conseguirlo en el Ayuntamiento o en el bar del pueblo. En total, se han editado 10.000 ejemplares que próximamente también estarán disponibles en la sede briviescana de Adeco Bureba y en oficinas de turismo de la comarca.

HALLAZGO CASUAL

Los primeros restos de la necrópolis de Miraveche fueron encontrados de manera casual en 1914 mientras se realizaban las obras de ampliación de la carretera. Éstos se correspondían con el ajuar de una tumba, que pasó a una colección particular de un vallisoletano y pronto fueron estudiados. Posteriormente, en 1919, el hallazgo fue comunicado en un Congreso de La Asociación Española para el Progreso de las Ciencias desarrollado en Bilbao. La singularidad del hallazgo hizo que en los años 1935 y 1936 se llevara a cabo una excavación arqueológica donde se encontraron 83 tumbas, aunque lamentablemente, según los técnicos de Aratikos, no se conocen notas publicadas en relación con las intervenciones originales que además quedaron interrumpidas con el estallido de la Guerra Civil. Desde entonces, la necrópolis de Miraveche ha sido continuamente señalada en la bibliografía arqueológica de la segunda Edad del Hierro por el valor de sus ajuares funerarios.
El proyecto de la recreación que abre sus puertas este fin de semana está promovido por el Ayuntamiento, cuenta con la aportación económica de Adeco Bureba y está dirigido por los arqueólogos Ángel Palomino y Óscar González (Aratikos Arqueólogos) que han contado con la colaboración científica del también arqueólogo Ignacio Ruiz.

Compartir en Facebook
Compartir en Google Plus
Compartir en Twitter
Grupo Promecal
Diario de Burgos se basa en el Sistema de Gestión de Contenido desarrollado por Escrol
Auditado por Logo OJD