Diario de Burgos
Saltar Publicidad   Cerrar   

Publicidad

Vox suma más de 30 afiliados en la Ribera y ya mira a Aranda

A. del Campo - miércoles, 5 de diciembre de 2018
El presidente de Vox en Burgos, Ángel Martín, durante un acto en la capital de la provincia. - Foto: Patricia González
El partido de extrema derecha quiere ir a los comicios en la capital y en todos los pueblos de la comarca en los que sea posible. Los políticos arandinos reciben la noticia con diversidad de opiniones

Tras los sorprendentes resultados de Vox en Andalucía se ha destapado un fenómeno político que estaba subiendo en toda España. El crecimiento del partido de extrema derecha también se notará en la Ribera, por lo menos a nivel de listas en la próximas elecciones municipales del 26 de mayo. Vox buscará presentar candidatura en Aranda y en todos los municipios de la comarca donde les sea posible. Lo confirma el presidente del partido en Burgos, Ángel Martín: «Tenemos intención de presentar candidatura en Aranda. También aspiramos a concurrir en el número máximo posible de municipios de la Ribera donde tengamos candidatos. Intención tenemos, luego que se materialice o no, ya lo veremos».

Vox cuenta actualmente con más de 30 afiliados en la comarca ribereña, lo que supone un 20 por ciento del total de militantes de la provincia, donde actualmente hay 150. Aunque las cifras cambian con mucha facilidad porque, como señala Ángel Martín, «esto está creciendo día a día». «En este último periodo las afiliaciones están creciendo muy rápido. Por ejemplo de la noche del domingo a la mañana del lunes hubo seis nuevas en la provincia. También hay un repunte en la Ribera y es homogéneo en toda la provincia, llevamos notando este crecimiento más a partir de octubre del 2017, con el asunto de Cataluña, y este año con el evento de Vistalegre también hubo una aceleración», añade el presidente del partido en Burgos.

Con estos datos sobre la mesa, parece muy poco probable que Vox no consiga formar una candidatura en Aranda, ya que simplemente necesitan que el cabeza de lista sea afiliado y es difícil que entre los 30 actuales y los que se prevén que se sumen no se encuentre a un aspirante. Entre la treintena de militantes, varios se ubican en Aranda y Roa, por lo que a día de hoy los dos municipios más grandes de la comarca tienen bastantes papeletas de sumar la de la ultraderecha a sus comicios. En ambos casos, apuntan sus representantes, sería la primera vez que el partido de Abascal se presentaría a las elecciones municipales. Y lo mismo pasaría en cualquier municipio de la comarca. Desde la dirección de la formación política recuerdan que ellos funcionan por primarias y estas las tiene que convocar el comité ejecutivo nacional. Para este proceso todavía no hay una fecha fijada pero en la provincia imaginan que «no tardarán demasiado» en cerrar un calendario.

Visto desde el pleno. Los grupos con representación en el Ayuntamiento de Aranda -entre los que no se ha contado con UPyD ya que su portavoz dejará la política al finalizar el mandato- reciben la posible llegada de Vox con diversidad de opiniones. El portavoz de los populares, Emilio Berzosa, declara: «Todo partido legal tiene derecho a presentarse». Al ser preguntado sobre si considera peligroso algún punto del programa de Vox, añade: «Algunos planteamientos de Vox, como la unidad de España o el apoyo a la familia, coinciden al 100% con los del PP. Y peligrosos no he llegado a ver ningún punto». 

En Ciudadanos, Martín Hontoria apunta que «Vox está bastante, bastante a la derecha» y que todavía tienen que ver «si son constitucionalistas o no». Los localistas de RAP indican que «muchas de las cosas que defiende Vox no las comparten» y que «algunas pueden ser hasta inconstitucionales, pero les «parece muy bien que todo el que quiera se presente». 

PSOE, Sí Se Puede Aranda e IU son los tres grupos más críticos en la villa. Los socialistas son contundentes: «La llegada de Vox es una mala noticia para Aranda. Da miedo pensar que gente con esa ideología ostente cargos públicos. No hay que tomarse esto a la ligera. Es un ataque muy serio a la democracia». En SSPA denuncian el «discurso radical hacia la inmigración, contrario al aborto o a la Ley de Violencia de Género». En la formación morada sentencian: «Tratan de maquillar la realidad y hacer ver que el fascismo no es fascismo». Por último, IU declara: «Es peligroso todo lo que sea xenófobo y machista y no tiene cabida en democracia si es democracia lo que queremos para este país». Tanto IU como SSPA rechazan las comparaciones de Unidos Podemos con Vox que les sitúan en el mismo grado de extremismo. «No tiene sentido, somos integradores. Hacer esa similitud es ser un inepto político», concluye Gete.

Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
Grupo Promecal
Diario de Burgos se basa en el Sistema de Gestión de Contenido desarrollado por Escrol
Auditado por Logo OJD