Diario de Burgos
Saltar Publicidad   Cerrar   

Publicidad

Optan por un pozo que saque agua de Villatoro como solución a las grietas

C.M. / Burgos - viernes, 31 de octubre de 2014
Vista general del campo de fútbol del barrio, donde está previsto construir el pozo. - Foto: Sara Vélez
Se ubicará en las proximidades del campo de fútbol. También se harán catas en diferentes zonas del barrio que se vigilarán durante un año para observar la evolución del desagüe

Nuevo paso adelante para solucionar la aparición de grietas en las casas más antiguas del barrio de Villatoro debido a los asentamientos producidos en sus cimentaciones tras disolverse los yesos por la  acción de las aguas freáticas. El Ayuntamiento ha decidido construir un pozo en la zona del campo de fútbol y posteriormente bombear el agua fuera del barrio.
Paralelamente, está previsto la realización de catas en diferentes zonas para controlar durante un año el agua que entra en el barrio para consumo y el que sale, es decir el que procede de los bombeos que se realizan en las casas edificadas en los últimos años en la parte baja del barrio para evitar inundaciones y el del riego de jardines. «Nos han dicho que harán un pliego de condiciones muy abierto. Es importante que se controle lo que ocurre a lo largo de un año porque no es lo mismo el agua que pasa en agosto que el de diciembre. De esta manera, se podrá comprobar si con un pozo se puede solucionar el problema o por el contrario es necesario hacer más pozos en otros lugares», apuntó Sergio Simón Portillo, presidente del Consejo de Barrio.
El pozo dispondrá de una bomba para sacar el agua cuyo volumen se medirá a través de contadores. No serán unos trabajos sencillos porque es necesario llevar la electricidad hasta esta zona y también canalizar el agua que se saque. «Hay que sacarlo bien porque se podría crear el mismo problema unos metros más abajo», añadió el representante vecinal.

Plazos previstos

El Ayuntamiento elaborará el pliego de condiciones para la ejecución de los trabajos en los próximos meses con el objetivo de que el concurso esté convocado antes de final de año. Tras superar los siguientes pasos administrativos de presentación de ofertas, estudio de las mismas por los técnicos y adjudicación, la previsión es la construcción del pozo pueda iniciarse en marzo. La financiación será totalmente municipal.
El Instituto Geológico y Minero de España (GIME)planteó la realización de un drenaje en el arroyo como otra alternativa a la construcción de un pozo. Sin embargo, los técnicos de la Sociedad Aguas de Burgos consideran mejor la segunda. «La idea es controlar el entorno del barrio para ver por dónde está entrando ese agua y a qué profundidad, lo que se conseguirá con las catas».
La idea es que al reducir el agua del acuífero se frenaría la disolución de los yesos y evitaría que el terreno sobre el que están asentados los edificios se siga moviendo.
El informe que los técnicos del IGME realizaron por encargo del Ayuntamiento determinó que las obras de la circunvalación (BU-30), la rotura de la canalización de agua potable que atraviesa el barrio y el bombeo que realizan los vecinos para evitar la inundación de sus garajes son las tres causas de la aparición de grietas en decenas de edificios, daños que en los casos más graves han provocado incluso la demolición de alguno de ellos y el abandono de las construcciones aledañas. La acción del hombre para incrementar el volumen de agua del acuífero ha acelerado la disolución de los yesos, que arrancó hace 10 o 15 años.

Compartir en Facebook
Compartir en Google Plus
Compartir en Twitter
Grupo Promecal
Se recomienda una resolución de pantalla de 1024x768 y las últimas versiones de los navegadores.
Diario de Burgos digital se basa en el Sistema de Gestión de Contenido desarrollado por Escrol