Diario de Burgos
Saltar Publicidad   Cerrar   

Publicidad

18 de octubre de 2018

Mary, católica y feminista

Angélica González / Burgos - jueves, 7 de noviembre de 2013
Junto a la Reina Sofía durante una edición de la Feria del Libro de Madrid en una imagen sin datar.
El Principal acoge hoy la presentación de un libro sobre María Presentación Salas, fundadora de Manos Unidas, periodista, especialista en Filología Semítica, experta en educación de adultos y una de las pioneras de la igualdad

Aunque sea tarde, porque murió en el año 2008, Mary Salas recibirá hoy el homenaje que su ciudad natal le debe desde hace mucho tiempo a esta pionera. Nacida en la calle Sanz Pastor en 1922, María Presentación Salas Larrazábal, fue la primera presidenta de Manos Unidas en  España; licenciada en Filología Semítica cuando apenas las mujeres iban a la universidad, fue también periodista por la Escuela Oficial y directora de varias revistas, experta en Educación de Adultos, vicepresidenta del Consejo Superior de Mujeres de la Acción Católica y responsable de la Comisión de Educación de Adultos de la Unión Mundial de Organizaciones Femeninas Católicas, uno de los cargos que la obligó a viajar por todo el mundo, conociendo muy distintas realidades que después fue plasmando en sus libros. También dirigió una de las pocas residencias universitarias para chicas de Madrid que no estaba regentada por monjas y fue candidata al Congreso por Burgos en 1977 de la mano del partido Izquierda Democrática promovido por Joaquín Ruiz Giménez.
Todas estas experiencias y muchas más se recordarán esta tarde en el acto que ha organizado Manos Unidas y Acción Católica General para presentar el libro Mary Salas con sus palabras 1922-2008, una recopilación de su biografía y sus textos realizada por Amparo Echeverría. Carlos Izquierdo, vicario de Cultura y Sociedad de la Diócesis, también participará en el acto.
A juicio de Echeverría, Salas tiene dos valores fundamentales: que sus convicciones siempre giraron en torno a un mundo más justo y que siempre supo que la educación «es la palanca para que las personas sean libres y sujetos de su tiempo». Fue, además, una feminista convencida: en su libro Las 7 palabras hace referencia explícita a su interés «por la incorporación plena de la mujer con sujeto activo en la sociedad con el reconocimiento de sus derechos en equidad con el hombre». Quizás por eso y porque nunca abdicó de estas ideas, en 2001 fue incluida en un listado de las cien mujeres más importantes del siglo XX en el campo de la igualdad realizado por la Comunidad de Madrid (una imagen de ese acto aparece sobre estas líneas  con Mary Salas junto a, entre otras, la escritora Ana María Matute).
Nada le dio miedo. Escribió con María José Arana Mujeres sacerdotes ¿Por qué no? Reflexiones históricas, teológicas y ecuménicas, uno de sus últimos libros, que data de 1994. Y como curiosidad, se ocupó de una forma especial de las mujeres que decidían no casarse. De hecho, su primera obra fue Nosotras, las solteras. Su biógrafa explica que quiso dignificar esta opción personal y alejarla «de la soltería rancia que aparecía en muchos chistes».

Compartir en Facebook
Compartir en Google Plus
Compartir en Twitter
Grupo Promecal
Diario de Burgos se basa en el Sistema de Gestión de Contenido desarrollado por Escrol
Auditado por Logo OJD