Diario de Burgos
Saltar Publicidad   Cerrar   

Publicidad

Emprendedores 2.0 (XIV)

SmartStories: Leer, con los cinco sentidos

Samuel Gil Quintana / Burgos - jueves, 20 de agosto de 2015
Con las palmas extendidas, David simplifica la desigual balanza que supone la lectura de un libro en papel frente a la interpretación interactiva de una novela a través de un dispositivo electróniico. - Foto: Ángel Ayala
Un maestro de educación primaria y un estudiante de Ingeniería Informática unen sus fuerzas para dar vida a "SmartStories", una plataforma de lectura online que incluirá música e ilustraciones dinámicas en sus historias

Ocurrió entre las páginas de un libro. Nuestro protagonista, David Postigo, se encontraba en medio de una intensa batalla, entre las piernas de dos dragones enfurecidos. Y tanto era lo que se acercaba a ellos que, cuando escupían, podía sentir el calor de su fuego.
Pero se lo estaba pasando bien. Disfrutaba imaginándose como juez de una partida que solo tales fieras podían librar. Así que cogió los cascos de su iPod, pulsó el botón play y empezó a vibrar. Los párrafos se vistieron de estrofas y los desenlaces, se transformaron en estribillos que cantar. Ya no imaginaba; fantaseaba. Leer con música en los oídos le hacía soñar.
Cuando cayó en la cuenta de que una canción le influía considerablemente sobre aquello que leía y percibía, telefoneó a su amigo Diego Martín, estudiante de Ingeniería Informática. Al fin y al cabo, era una idea de la que no podía escapar.
Juntos crearon SmartStories (en inglés, historias inteligentes), una plataforma virtual a la que los usuarios tienen acceso desde cualquier dispositivo (smartphones, tablets, etc.), y que pretende actuar como una biblioteca online de lectura interactiva. Pensaron que los libros, tal y como se conocen, merecían dar un paso adelante en su formato. Y conscientes de la existencia de los famosos e-books, establecieron dos señas de identidad para diferenciar su producto.  «¿Por qué los libros no llevan una banda sonora?», se preguntó David, al tiempo que le trasladaba la cuestión a su compañero. «Es complicado», respondió Diego, «pero el caso es que puede hacerse», sentenció. Y así, echaron a andar.
Pero no solo de los cantos de sirena iban a vivir, así que dispusieron que, además de versionar con música sus relatos, también los ilustrarían de una forma novedosa. Para la labor musical ficharon a Andrés del Campo, del estudio BlueNote. Y como dibujante, a Jonatan Yang, un joven burgalés cargado de talento.
A pesar de que su objetivo se encuentra representado por abarcar toda clase de libros, reconocen que aún se encuentran en proceso de creación. «Al poco de maquetar el plan, nos apuntamos al Yuzz. Durante una de sus charlas se nos ocurrió hacer cuentos para jóvenes de entre cuatro y doce años, ya que son más cortos y posees un abanico de productos más amplio, en una facturación más rápida», señala David. Por ello, su propósito final quedará reservado para más adelante. «Una vez que hayamos fidelizado a los niños, y a sus padres, buscaremos ir evolucionando con ellos. Poner a su alcance modelos acordes al momento de crecimiento que vayan experimentando», pronostica. Ahora, el criterio a seguir responde a un procedimiento sencillo, ya que los cuentos populares, los de toda la vida, carecen de ataduras en sus licencias. «Pueden cogerse y versionarse sin ningún problema. La ausencia de material no supondrá problema alguno», proclama Postigo, a quien sus estudios le otorgan unas dotes especiales: «Para eso está el título que cuelga de la pared, ¿no?», confiesa entre risas.
Aunque nada puede verse todavía de forma material, David y su equipo ya trabajan en su primera historia. «Si logramos reactivar la lectura, ayudaremos a que los niños desarrollen mejor sus labores cognitivas», asegura. Y es que, con este proyecto, David cree que vuelve a ser niño. Regresa a su habitación y vuelve a pelear entre dragones. Escucha música y se marea con imágenes que se mueven. Y lee, ahora sí, con los cinco sentidos.

Compartir en Facebook
Compartir en Google Plus
Compartir en Twitter
Grupo Promecal
Se recomienda una resolución de pantalla de 1024x768 y las últimas versiones de los navegadores.
Diario de Burgos digital se basa en el Sistema de Gestión de Contenido desarrollado por Escrol