Diario de Burgos
Saltar Publicidad   Cerrar   

Publicidad

Fútbol / Segunda División

90 minutos en el alambre

J.A.L. / Burgos - domingo, 8 de junio de 2014
El remate de Carlos Pita se aloja en las redes de Dani Jiménez, acelerando el descenso del Mirandés a Segunda División B. - Foto: Pepe Tejero (El Progreso)
Se produjeron las peores de las carambolas posibles para el Mirandés • Los rojillos estaban salvados en el minuto 92 de partido


La diferencia entre el primer equipo que descendió a Segunda B, el Mirandés, y el último que juega play off por el ascenso, el Córdoba, ha sido de solo 11 puntos tras 42 jornadas. Esto ha propiciado una última jornada de infarto en la que únicamente dos partidos resultaban intrascendentes. Seis equipos llegaban a la última jornadas con el ascenso entre ceja y ceja y ocho se jugaban eludir el descenso. El Mirandés fue el peor parado en esta rocambolesca historia de 90 minutos.

En la parte alta apenas hubo movimientos durante la jornada. El Sporting sentenció pronto su partido, el Murcia ganó y al Córdoba su empate ante el Mallorca le valía, aunque sufrieron mucho los del Chapi Ferrer para mantener el punto. El único sobresalto fue la remontada de Las Palmas en los minutos finales que dejó al Recreativo sin fase de ascenso.

Por abajo, sin embargo, la jornada fue inquietante, aunque únicamente cinco equipos tuvieron posibilidades reales de descenso: los que acabaron bajando (Mirandés, RM Castilla y Jaén), además de Alavés y Girona. Todos ellos estuvieron en algún momento descendidos y en otros salvados.

La jornada comenzó con el Alavés, el Jaén y el Girona en posiciones de descenso. El equipo catalán apretaba al Dépor y merecía el gol, pero este no llegaba. Jaén y Alavés jugaban a la ruleta rusa en La Victoria y Castilla, Mirandés, Ponferradina, Mallorca y Lugo esperaban acontecimientos.

En el minuto 15 marcó Kike García para el Murcia, aunque el gol no suponía la caída del Castilla porque aún no ganaba el Girona. Esto no se produjo hasta el minuto 42, cuando Ortuño salvó al equipo de Machín y arrastró al filial merengue. Estos dos equipos no volvieron a intercambiar sus posiciones. En ese instante el Mirandés pendía de un hilo, porque un gol en el Jaén-Alavés, fuera del bando que fuera, le situaba en posiciones de Segunda B.

La Ponferradina puntuaba en Las Palmas, algo que no tenía por qué ser bueno para los rojillos, que no parecían controlar lo que sucedía en otros campos: solo así se explica que no buscaran el gol hasta el último cuarto de hora.

La segunda parte fue una agonía para Jaén, Alavés y Mirandés. El Mirandés cayó a descenso, por primera vez, en el minuto 55 y salió en el 84, cuando empató Juanma para el Alavés. Duró poco la alegría de los rojillos, solo 2 minutos, porque en el 86 Mauro Quiroga adelantó al Alavés y situaba en Segunda División B al Jaén y al Mirandés.

La alegría se desbordaba cuando, en el 88, el futuro volvía a teñirse de color esperanza: Fran Machado empataba y salvaba al Mirandés, que confiaba en que ese resultado le diera la permanencia.

Jaén y Alavés parecían condenados a irse de la mano a Segunda B, pero el destino aguardaba una macabra sorpresa. Y es que, en el minuto 93, Guzmán hizo el 2-3 en La Victoria y certificaba el fracaso de los rojillos.


Compartir en Facebook
Compartir en Google Plus
Compartir en Twitter
Grupo Promecal
Se recomienda una resolución de pantalla de 1024x768 y las últimas versiones de los navegadores.
Diario de Burgos digital se basa en el Sistema de Gestión de Contenido desarrollado por Escrol