Diario de Burgos
Saltar Publicidad   Cerrar   

Publicidad

La plataforma equipara reabrir el Directo a crear un kilómetro de AVE

I.M.L. / Aranda - martes, 7 de abril de 2015
La línea férrea del Directo se va marchitando poco a poco desde el desprendimiento en el túnel de Somosierra en 2011. - Foto: Diario de Burgos
El colectivo en defensa del ferrocarril Madrid-Aranda-Burgos critica el gasto en estas líneas, para cuya construcción se invierte en torno a cinco millones de euros cada 1.000 metros

 
La Plataforma por el Ferrocarril Directo Madrid-Aranda-Burgos ha hecho el cálculo y considera que el coste de reabrir todo el trazado de esta línea férrea al tráfico de convoyes es el mismo que construir un kilómetro de la red de alta velocidad que se está creando en el territorio nacional. Esta comparación le sirve a este colectivo de defensores del tren para plasmar su descontento con la política que mantiene desde hace años el Ministerio de Fomento con respecto al trazado que conecta Madrid con el Norte de España. «Queremos hacerle ver a la gente que mientras se están construyendo líneas de alta velocidad que no tienen ningún futuro y que se están dilapidando miles de millones de euros, a Fomento parece que le duele hacer una inversión de entre cinco y nueve millones de euros, que es una cantidad importante de dinero pero comparada con lo que cuesta la alta velocidad es una cantidad casi irrisoria», apunta Jose Luis Cortijo, integrante de esta plataforma.
Este colectivo va más allá en la comparación, en la que sale perdiendo el tren Directo, y destaca que los planes para llevar el AVE a todos los extremos de la península ibérica está dando lugar a gastos que, a su modo de ver, son poco más que un derroche sin sentido. «Queremos que la gente sea consecuente y se dé cuenta de que la están dejando sin tren mientras que están llevando el AVE a la sierra de Zamora, donde están construyendo un apeadero de alta velocidad en Puebla de Sanabria, que yo no tengo nada en contra de ellos, pero tiene 1.500 habitantes y les están haciendo allí un apeadero que cuesta no se cuántos millones de euros; y sin embargo, una línea entera no la quieren rehabilitar», destaca Cortijo.
Otros datos que esgrimen desde esta plataforma para constatar las ventajas que supondría poder utilizar el trazado ferroviario Madrid-Aranda-Burgos para el transporte de mercancías, destacando que el ahorro estimado por convoy sería de en torno a 500 euros por ahorrarse 90 kilómetros de ruta, con lo que también se reduce el consumo de combustible y las emisiones de CO2, lo que traducido a coste monetario serían 15.000 euros al día, que supondrían cinco millones de euros anuales, reiterando que eso es lo que costaría volver a poner en servicio la línea.
Estos datos destacan en el contenido de las 32 preguntas que componen la encuesta pública que la plataforma ha colgado en internet para «saber el grado de conocimiento que tiene la gente de cómo se ha ido produciendo esta situación» de cierre total de la línea tras el desprendimiento que se registró en el túnel de Somosierra en 2011. La encuesta, que está a disposición de los internautas desde el pasado jueves a través de un enlace que se encuentra en la web www.trenaranda.es, está teniendo una buena respuesta en estos primeros días. «Ha tenido ya bastante incidencia, aún no hay datos concretos pero sabemos que en estos tres días escasos se ha alcanzado una participación bastante importante, porque lo que queremos es eso darnos a conocer y demostrarle a la gente que no están solos en sus reivindicaciones», reconoce Jose Luis Cortijo.
Entre otros datos que se reflejan en esta consulta pública está el recordatorio de que esta línea férrea forma parte de la Red Ferroviaria de Interés General del Estado y que Adif tiene la obligación de mantener todas las líneas pertenecientes a esta red, que tenía también que haber «reparado con carácter urgente el túnel de Somosierra cuando se produjo el derrumbamiento para retomar cuanto antes el servicio del Talgo». En la encuesta se hace algo de historia al recordar que durante dos años, entre 2010 y 2012, el servicio de tren en la línea del Directo se sustituyó por un autobús, o que cuando se inauguró esta línea el tren tardaba 2 horas y 45 minutos en recorrer el espacio entre Madrid y Burgos, que ahora se podría reducir 15 minutos.

Compartir en Facebook
Compartir en Google Plus
Compartir en Twitter
Grupo Promecal
Se recomienda una resolución de pantalla de 1024x768 y las últimas versiones de los navegadores.
Diario de Burgos digital se basa en el Sistema de Gestión de Contenido desarrollado por Escrol