Diario de Burgos
Saltar Publicidad   Cerrar   

Publicidad

14 de noviembre de 2018

Pancorbo se deshará de los caballos losinos si no hay apoyo institucional

G.A.T. / Pancorbo - lunes, 21 de octubre de 2013
En los montes de Pancorbo hay actualmente 280 ejemplares de caballo losino que viven en semilibertad en un amplio espacio. - Foto: TRUCHUELO
El Ayuntamiento afronta cada año más de 100.000 euros de gasto para conservar una raza en peligro de extinción, por lo que pide una colaboración de la Junta y de la Diputación

 
El Ayuntamiento de Pancorbo no aguanta más. El caballo losino, una especie equina en peligro de extinción que el Consistorio mantiene en sus montes desde hace más de una década se está ‘comiendo’ el presupuesto municipal. De cada diez euros de gasto que tiene cada año, uno se van directamente a mantener los 280 ejemplares que viven en semilibertad en los montes. Más de 100.000 euros en cada ejercicio que el Consistorio no está dispuesto a seguir pagando en solitario por el mantenimiento de una raza que está en peligro de extinción y sobre la que cree que deberían poner más atención tanto la Junta de Castilla y León como la Diputación de Burgos.
De ahí la moción aprobada por unanimidad en el Pleno municipal y las consiguientes cartas remitidas a la Consejería de Agricultura y Ganadería y a la Diputación. Un escrito en el que se advierte de la necesidad de que se impliquen en este proyecto de conservación de la raza, ya que si no es así, «la cabaña losina desaparecerá por inviabilidad económica», se asevera.
La exigencia del Ayuntamiento no es caprichosa, ya que se recuerda que la Junta hasta el año pasado daba una pequeña ayuda para razas en peligro de extinción y muchos años atrás colaboró con el vallado del monte dentro de un proyecto a varios años del que se ha descolgado. Además, la petición va acompañada de un plan de trabajo a tres bandas encaminado a garantizar el futuro de la ganadería a largo plazo pero en un número mucho menor al actual.
«Nosotros asumimos todos los gastos, todo son pérdidas, y los vecinos no entienden que gastemos más de 100.000 euros en los caballos cuando hay otras necesidades. Está claro que si no hay colaboración de la Junta y de la Diputación nosotros les quitamos, no podemos soportar en solitario esta sangría», dice el alcalde, Carlos Ortiz. También cree que no se le puede cargar en solitario al pueblo con la responsabilidad de impedir que se extinga la raza. «Creo que debe ser un esfuerzo de todos, nosotros ya ponemos mucho, nos está asfixiando la economía local», valora.
 
pureza. Actualmente se está concluyendo el estudio de pureza de la raza, a través del Censyra (Centro de Selección y Reproducción Animal). Un trabajo que dirá qué ejemplares son pura raza losino y cuáles no. La propuesta del Consistorio es que se firme Un convenio de coparticipación en la conservación y explotación de la ganadería.
Así, se quedarían solo 70 cabezas entre machos y hembras en Pancorbo, con una producción anual de no más de 25 crías. Otras 15 o 20 estarían en un núcleo secundario, en el Páramo de Masa. Habría que mejorar las infraestructuras como cerramientos, cuarteles para su división, manga ganadera, porteo, abrevaderos... Se realizaría un genotipado y una identificación individual de cada ejemplar, un control sanitario, la inscripción en el registro de raza losina y la contratación de un cuidador.
Se cree que así se lograría conservar y extender la raza losina, tratando igualmente de aprovechar su presencia a favor del desarrollo social y económico del municipio, vinculándola de forma especial también al Espacio natural Montes Obarenes.
 
«ser realistas». Con todo, Ortiz es consciente de que hoy por hoy el mantenimiento de la raza solo supondrá gastos, ya que su rentabilidad es dudosa. «Debemos ser realistas, lo de la doma Y el centro ecuestre, todo de lo que se habló suena muy bien y aguanta sobre el papel, pero hay que ser serio, actualmente están cerrando picaderos por todo el país, y hacer un centro de doma y un picadero igual son otros 60.000 euros al año», expone.
Dice el alcalde, que recuerda que la moción es conjunta de los dos grupos municipales, que el Ayuntamiento «lleva muchos años manteniendo la cabaña», pero que las apreturas económicas hacen que se piense en racionalizar los gastos y en otras necesidades más importantes para el pueblo.
«Ahora hay gente dispuesta comprar, pero vamos a acabar el estudio genético y a ver si la Junta y la Diputación acceden a esta petición de colaboración», dice. Si no, el Ayuntamiento está dispuesto a deshacerse de la totalidad de las cabezas, recordando que ocupan unos terrenos que en parte podría generar recursos económicos al Consistorio mediante su arrendamiento para labranza y pastos.

Compartir en Facebook
Compartir en Google Plus
Compartir en Twitter
Grupo Promecal
Diario de Burgos se basa en el Sistema de Gestión de Contenido desarrollado por Escrol
Auditado por Logo OJD