Diario de Burgos
Saltar Publicidad   Cerrar   

Publicidad

Los empresarios de la Abadesa denuncian 20 años de abandono

J.M. - martes, 4 de diciembre de 2018
Los empresarios de la Abadesa denuncian 20 años de abandono - Foto: Miguel Á?ngel Valdivielso
Exigen al Ayuntamiento mejoras en los accesos, la iluminación, la limpieza, la seguridad, la señalización y en el suministro de agua. «Lo único que pedimos es que se nos respete y se nos apoye», defienden

Cansancio y hartazgo. Cualquiera de esos dos términos podría definir el estado de ánimo de los empresarios del polígono del Monte de la Abadesa tras casi dos décadas en las que sus reiteradas demandas para lograr la mejora y un mayor mantenimiento de este enclave de la ciudad han caído en saco roto. Accesos, agua, iluminación, limpieza, señalización, seguridad... La batería de necesidades es larga, crece y, cada día que pasa, algunos de los problemas ya no solo se enquistan sino que se agudizan.
Diario de Burgos es testigo de una reunión en el restaurante El Alfoz a la que acuden, además del propietario de tan transitado negocio al pie de la A-1, propietarios y directivos de  empresas como Vyrsa, Hormigones Temiño, Briconcentro (antes Leal Decoración), la Cooperativa Avícola (Cobur), el Grupo Ural Motor o Geotelecom. El discurso es único.
Por si alguien duda de que exageran en el tiempo que llevan pidiendo mejoras, encima de la mesa ponen un recorte de prensa de este periódico de 1999 en el que ya los empresarios de La Abadesa venían reclamando más atención del Ayuntamiento. Saben que problemas similares a los suyos los están padeciendo otros y han llegado a la conclusión de que en el Consistorio, por la razón que sea, se ha instalado la política de «hacer muy poco caso a los polígonos industriales», aseguran.
«Lo que queremos es reivindicarnos como un polígono industrial que tiene su peso específico dentro de la ciudad y lo único que pedimos es que se nos respete y se nos apoye», defienden.
Recuerdan que cada año pagan cantidades importantes en el Impuesto Sobre Bienes Inmuebles (IBI) y  en el Impuesto sobre Actividades Económicas (IAE) y sugieren que ya que estos tributos «no son finalistas, debería consignarse en los presupuestos una partida al mantenimiento y mejora de los polígonos».
«Este Ayuntamiento se debería de preocupar más de las industrias, de los inversores y de los empresarios, que son al fin y al cabo los que dan estabilidad a la población, creamos puestos de trabajo y generamos riqueza», comentan antes de empezar a enumerar cada uno de los problemas que tienen.
accesos
PELIGROS Y SEÑALIZACIÓN
Uno de los que más les preocupa es el acceso del kilómetro 232 (junto al restaurante al Alfoz) que, según denuncian, «no reúne condiciones de seguridad» y representa un «peligro» tanto por la situación en la que se encuentra como por la «confusión» que genera la deficiente e insuficiente señalización del polígono. Recuerdan que hasta que entre en servicio el nuevo vial de las traseras de Autocid, es la única puerta de entrada. Lo que obliga a los trabajadores, clientes y proveedores a tener que dar un rodeo de casi 4 kilómetros.
«El acceso al polígono con tanta maquinaría pesada es una bomba. Pasan camiones al tiempo que la gente sale del aparcamiento...», comenta un empresario al tiempo que otro de ellos se apresura a decir que «no tendría que pasar un accidente para que la gente sea consciente de lo que pasa».
Afortunadamente, el nuevo vial que se está rematando por parte de la unidad de actuación 38.01 va a generar un nuevo acceso con el nudo Landa a través de la rotonda donde se encuentra la Demarcación de Carreteras. Una actuación que va a evitar ese rodeo y que va a ahorrar tiempo y mucho dinero (cada mes se producen miles de entradas y salidas de camiones al polígono). Lo que no quitan para que exigen mejoras en el kilómetro 232.
Pero en el nuevo acceso que se está finalizando hay otro problema ya que ellos han ejecutado 700 metros de vial, pero aún queda un pequeño tramo de carretera para enlazar con la glorieta en el que le toca actuar a la Administración. Ahí, defienden, es preciso «ensanchar dos metros» para garantizar la circulación en los dos sentidos con seguridad y es «necesario» ampliar el giro de la rotonda.
Aunque quien tiene las competencias en ambos casos es el Ministerio de Fomento, los empresarios miran al Ayuntamiento ya que entienden que es quien debe trasladar estas necesidades y lograr una solución.
agua
SIN PRESIÓN

Otro de los problemas eternos es el del suministro del agua. Hasta el punto de que algunas empresas tienen que rellenar cada noche unos depósitos en sus instalaciones y utilizar bombas porque no tienen presión suficiente.
«Venimos pagando a Aguas nuestros recibos y nuestras cuotas de enganche a una red que, según ellos, no ha sido recibida pero que cobran como si la hubieran recibido». Y recuerdan que «los gastos de mantenimiento de esta red, que incluye una sala de bombeo para adquirir presión, los están sufragando diversas empresas en vez de la sociedad municipal».
«Si no se legaliza que no cobren y si cobran que asuman los gastos de mantenimiento, que es lo normal», lamenta uno de los empresarios. Les aseguraron que la puesta en servicio de los nuevos depósitos de Cortes sería la solución pero, como esto no ocurre, la vida sigue igual. «Pagamos, pero no la tenemos en condiciones», resumen.
iluminación
deficiente

Otro problema al que no le restan importancia es al de la iluminación de la autovía, que «es una vergüenza. Parecemos una ciudad tercermundista. Se resolvió una parte, en el entorno de la demarcación de carreteras, pero el resto está en sombra. Donde no hay propietarios hay una oscuridad absoluta. Que se pasen y lo vean».
mantenimiento
viales y rotondas

Mención aparte merece el mantenimiento de las carreteras y las rotondas. A modo de ejemplo, recuerdan una calle que el Ayuntamiento recepcionó «hace 11 años, que no está mantenida ni tiene iluminación» y puede que incluso no le hayan puesto ni nombre. Eso y «mejorar los servicios de seguridad y de basuras. Que ya que los pagamos como buenos, que lo sean».
En repetidas ocasiones se refieren a la mala imagen y recuerdan que todas estas carencias son la principal causa de que no se hayan instalado nuevas empresas en la zona. Pese a que, tal y como aseguran, «hay interesadas». El nuevo vial, añaden, permitirá poner en servicio 63.000 metros cuadrados, de los que 30.000 son del Ayuntamiento. «Puede venderlos, hacer con ellos con lo que quiera».
ruinas
mala imagen
Otro caso del abandono que sufre la zona son las ruinosas construcciones donde, tiempo atrás, hubo un taller de camiones y una gasolinera. Piden que se inste a los propietarios al derribo.
Esperanzados en que, esta vez sí, se les escuche, confían en que no tengan que pasar otros 20 años y sigan los mismos problemas.

Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
Grupo Promecal
Diario de Burgos se basa en el Sistema de Gestión de Contenido desarrollado por Escrol
Auditado por Logo OJD