Diario de Burgos
Saltar Publicidad   Cerrar   

Publicidad

Piden 21 años de cárcel por intentar violar a 3 mujeres

I. ELICES - miércoles, 14 de noviembre de 2018
Piden 21 años de cárcel por intentar violar a 3 mujeres - Foto: [Miguel Ã?ngel Valdivielso; Miguel Ã?ngel Valdivie
El acusado agredió sexualmente el 14 de febrero de 2017 a una repartidora de periódicos, a una auxiliar de fisioterapia y a una monja de 80 años. Se resistió a los policías que le seguían

El protagonista de una pavorosa serie de violaciones cometidas en el transcurso de tan solo dos horas en una fría mañana de febrero del pasado año se enfrenta a penas de prisión que suman 20 años y nueve meses. La Fiscalía, según su escrito de calificación, le considera autor de tres delitos de agresión sexual, uno de atentado y otro de lesiones, ya que en su fuga se resistió a los policías que le seguían y provocó el accidente de un coche patrulla, cuyo conductor sufrió heridas.
La insólita y horrible secuencia de ataques a mujeres comenzó entre las 6 y las 6,10 horas del 14 de febrero de 2017. El acusado, quien vestía una cazadora oscura y una capucha que dificultaba su identificación, abordó de forma sorpresiva a su primera víctima, una repartidora de periódicos, en las inmediaciones del Bar de Blas, en la calle La Puebla. Pasó a su lado, la adelantó y después la empujó con fuerza contra la pared. La mantuvo sujeta con su cuerpo y le tapó la boca, mientras guiado por un ánimo libidinoso le tocó la zona genital y el pecho. Ella intentó apartarle a patadas y, al ver que no podía, agarró de los genitales al agresor y logró zafarse de él y pedir socorro.
El encausado, lejos de esconderse, inició una huida hacia delante en la que atacó a otras dos mujeres. En las inmediaciones del instituto López de Mendoza abordó por la espalda súbitamente a una auxiliar de fisioterapia que se dirigía a la estación de autobuses. La sujetó por el cuello al tiempo que le tocaba la zona genital. Después la tiró al suelo, intentó bajarle los pantalones y volvió a practicarle tocamientos. Ella trató de resistirse y cogió el móvil para pedir socorro pero el agresor se dio cuenta, lo tomó y lo arrojó lejos de ellos. Varios transeúntes, alertados por los gritos, se acercaron al lugar, por lo que el individuo salió huyendo hacia el Paseo de la Audiencia.
La cosa no iba a quedar ahí. Al poco tiempo se cruzó en su camino una monja de 80 años de edad que volvía a su congregación tras cuidar a un enfermo en San Juan de Dios. Cuando cruzaba por la pasarela que conecta el Paseo de la Isla con la avenida de Palencia, el agresor la empujó y la tiró al suelo, donde le tocó el pecho, la abofeteó en el rostro y le introdujo el puño en la boca después de que ésta le mordiera. El individuo la amenazó con asfixiarla y golpearla si seguía resistiéndose. Por fortuna, varias personas avisaron a un vehículo policial de que pasaba algo en la zona, momento en que el agresor emprendió la huida.
En su persecución por el Paseo de la Isla, un coche policial sufrió un accidente. Tras desobedecer las órdenes de los agentes para que se entregara, el acusado tropezó al saltar un banco, lo que fue aprovechado para detenerle, aunque ofreció una gran resistencia, al punto de que lanzó patadas a los funcionarios.
De ser condenado, habrá de pagar 7.300 euros a las víctimas en concepto de indemnizaciones.

Compartir en Facebook
Compartir en Google Plus
Compartir en Twitter
Grupo Promecal
Diario de Burgos se basa en el Sistema de Gestión de Contenido desarrollado por Escrol
Auditado por Logo OJD