Diario de Burgos
Saltar Publicidad   Cerrar   

Publicidad

Una orquesta fetén

R.P.B. / Burgos - jueves, 7 de marzo de 2013
La OSBU es una de las mejores orquestas nacionales. - Foto: Luis López Araico
El Fórum acogerá el domingo un concierto de lo más singular, en el que la Orquesta Sinfónica de Burgos acompañará al músico Diego Galaz interpretando ritmos populares


Anda que no se ha visto Diego Galaz en compromisos importantes, tocando con grupos y solistas de renombre internacional, haciendo bandas sonoras, grabando discos... El músico burgalés más importante y reconocido fuera de las fronteras locales, que ha tocado en escenarios únicos, se encuentra estos días inquieto, nervioso como un principiante. El domingo le espera el Fórum, el auditorio de su ciudad. Y el reto no es cosa sencilla.Se trata de un concierto especial, único, puesto que compartirá escenario con la Orquesta Sinfónica de Burgos, que abandonará los libretos clásicos para interpretar melodías populares en fusión con los instrumentos insólitos de los que Galaz es todo un virtuoso.
Temas de Fetén fetén (grupo que Galaz comparte con Jorge Arribas) o de La Musgaña contarán con el fantástico complemento de la OSBU. «Aportaremos una envolvente sonora distinta a la que Diego está acostumbrado. Y él nos aportará un acercamiento a otro tipo de músicas y sin ningún tipo de prejuicios, una forma de tocar muy diferente», destacó Alfonso Blasco, de la OSBU, durante la presentación del concierto, que va destinado a un público de lo más heterogéneo, incluidos los niños.

divertido. «Va a ser un concierto muy divertido», aseguró Galaz, para quien llevar a cabo un concierto tan singular exige «una orquesta que sepa interpretar música popular. La OSBU es una de las grandes orquestas nacionales y de las pocas que pueden interpretar música popular», subrayó. Galaz alabó que Burgos pueda acoger una iniciativa como ésta, que se sale de los renglones a menudo estrictos y férreos que rodean la música clásica, y que se pueda crear un mestizaje enriquecedor a partir del respeto, el conocimiento y la sensibilidad por todas las músicas. Los instrumentos insólitos pondrán la nota más exótica si cabe a esta cita de rigurosa vanguardia. «Este concierto es también una forma de romper con la imagen conservadora de la ciudad», aseguró el violinista, convencido de la cultura como estilete de vanguardia y arma siempre de presente y de futuro.
Cinco meses de arreglos previos y una semana de ensayos tendrán su punto y final en cuatro días. El concierto promete. Y mucho. No se lo pierda.Es este domingo, a las 19,30 horas, a 20 euros la entrada.

Compartir en Facebook
Compartir en Google Plus
Compartir en Twitter
Grupo Promecal
Se recomienda una resolución de pantalla de 1024x768 y las últimas versiones de los navegadores.
Diario de Burgos digital se basa en el Sistema de Gestión de Contenido desarrollado por Escrol