Iberdrola mejora la subestación de Villalonquéjar

DB - viernes, 28 de diciembre de 2018
Iberdrola mejora la subestación de Villalonquéjar
La compañía ha invertido 800.000 euros en unas obras que han durado 6 meses y que benefician a empresas y a los vecinos de Villalbilla, Tardajos, Las Quintanillas, San Mamés, Quintanilla de las Carretas, Villanueva de Argaño y Rabé de las Calzadas

Iberdrola ha culminado el proyecto de compactación y optimización de la subestación transformadora de reparto burgalesa de Villalonquéjar, que se ha llevado a cabo durante seis meses y ha supuesto una inversión de 800.000 euros.

Esta actuación se ha realizado con el objetivo de mejorar la seguridad y operación de esta infraestructura eléctrica y, de esta forma, la compañía garantiza y mejora el suministro eléctrico a las localidades de Villalbilla de Burgos, Tardajos, Las Quintanillas, San Mamés de Burgos, Quintanilla de las Carretas, Villanueva de Argaño y Rabé de las Calzadas, además de dar suministro al polígono industrial de Villalonquéjar, un total de más de 3.200 clientes, según informa la compañía en una nota de prensa.

Iberdrola ha compactado el sistema de media tensión -13,8 Kilovoltios (kV)-, pasando de convencional en intemperie con interruptores de aceite a sistemas compactos de celdas con aislamiento en hexafluoruro de azufre.

Asimismo, la empresa reducirá las labores de mantenimiento y, gracias al nuevo sistema de control integrado -SIPCO-, conseguirá una mayor fiabilidad de la instalación, respondiendo a criterios avanzados de calidad y respeto medioambiental. Además, ha dotado a la instalación de sistema de seguridad, con cámaras y detectores de presencia tanto en el interior de los edificios como en el exterior.

 

INVERSIONES

Uno de los retos de Iberdrola, como principal distribuidora de electricidad en la provincia, es mantener y mejorar las redes eléctricas existentes y planificar nuevas infraestructuras con el fin de atender el crecimiento de la demanda y ofrecer el mejor suministro posible.

Iberdrola Distribución ha invertido más de 144 millones de euros en la provincia de Burgos en los últimos diez años con el fin de mejorar el suministro eléctrico y disponer de una red moderna y digitalizada que permita la integración de las energías renovables y el crecimiento de las empresas.

En la actualidad, Iberdrola dispone de más de 3.066 instalaciones telecontroladas en la Comunidad, 534 en Burgos, lo que permite mantener una supervisión permanente del estado de los distintos elementos de la red, y conocer al instante cualquier actuación o perturbación que pudiera afectar a la necesaria continuidad del suministro eléctrico.

Igualmente, permite coordinar la realización de diversos trabajos o actuaciones sobre la misma de manera remota a cientos de kilómetros de distancia. Todo ello hace que el tiempo de interrupción del suministro eléctrico en caso de incidencia, disminuya.

Las redes eléctricas, preparadas para el futuro

Una de las iniciativas que ha desarrollado Iberdrola en los últimos años es la de telegestión y automatización de la red de distribución - Proyecto STAR-, que ha permitido la modernización y digitalización de la red eléctrica de la compañía, con el objetivo de prepararla para futuros servicios, relacionados con su personalización y una mayor interacción del usuario en la toma de decisiones sobre cuándo y cómo consumir electricidad.

La adaptación a red inteligente tiene también beneficios para el sistema eléctrico ya que permite a las compañías energéticas monitorizar y actuar a distancia, y de forma automática, sobre la red eléctrica, con lo que puede adelantarse a posibles incidentes y mejorar la calidad de servicio a los clientes. La información disponible permite operar la red eléctrica de distribución de forma más eficiente, reduciendo las pérdidas y de manera más segura.

Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
Grupo Promecal
Diario de Burgos se basa en el Sistema de Gestión de Contenido desarrollado por Escrol
Auditado por Logo OJD