De la barra libre a los bonos de copas

J.D.M. - viernes, 28 de diciembre de 2018
Muchos bares de Las Llanas, calle San Juan y La Puebla o Bernardas se ‘juntan’ y ofrecen bonos de copas. - Foto: Valdivielso
Hace una década, el Ayuntamiento recibió 8 solicitudes para organizar cotillones en Nochevieja; este año solo ha pedido permiso el hotel Corona de Castilla

Hace una década, más de 4.000 burgaleses celebraron la Nochevieja en los siete cotillones autorizados por el Ayuntamiento conforme a la Ley de Actividades Recreativas y Espectáculos Públicos. Los hoteles Fernán González, con un aforo para más de 1.400 personas, Mesón del Cid (726) o Corona de Castilla (354) congregaron a multitud de jóvenes, la mayoría dieciochoañeros, ávidos por exprimir la última noche de aquel ya lejano 2008. Otros más mayores eligieron la cervecería San Arnaldus (600), los restaurantes Polisón (500) y Buenas Noches Burgos (340) y la cafetería Las Corazas (100). La barra libre de alcohol era entonces un gran reclamo, poco importaban los 60, 70 o hasta 80 euros que se llegaban a pedir por la entrada; hoy parece que ‘triunfan’ más los bonos de copas y el ir de bar en bar.
A 26 de diciembre, el área de Licencias del Consistorio local tan solo había recibido una solicitud, la del Corona de Castilla, para organizar una fiesta multitudinaria en Nochevieja. El año pasado únicamente pidieron permiso el citado hotel y Los Chapiteles (ahora convertido en un Burger King), demostrando el cambio de tendencia en los hábitos de los burgaleses para dar la bienvenida al Año Nuevo. Cabe recordar que las discotecas, salas de fiesta, pubs, karaokes, bares especiales y bares con licencia en vigor no necesitan autorización previa si no modifican las condiciones impuestas en la licencia municipal de apertura (superficie, aforo...).
En 2010 fue la última vez que el Fernán González, hoy cerrado, y el Mesón del Cid organizaron un cotillón como lo hacían hasta entonces. «El cotillón como antes se conocía es una actividad de ocio en extinción. Las modas cambian y mucha gente prefiere ir de lado a lado», considera la edil de Licencias Ana Bernabé, que cree que a los establecimientos hoteleros «ya no les interesa» este tipo de eventos. En la misma línea se expresa Enrique Mata, presidente de la Federación de Hostelería, que dice que «la gente joven sale como un día normal, a los bares de siempre» porque, indica, los precios de las consumiciones se mantienen o apenas suben en Nochevieja.


900 al Hangar. De los cotillones ‘tradicionales’, resiste el del Corona de Castilla (a la espera de autorización), mientras que otros más recientes, como el del Hangar, se han consolidado. 900 jóvenes han elegido el Centro de Creación Musical para decir adiós al 2018 y lo han hecho rápido, porque hace casi un mes ya escaseaban las entradas. 
Otros tomarán su primera birra, gin-tonic o cola sin azúcar después de las uvas en las diferentes fiestas que se celebrarán en el Sohho o La Rúa; en La Vache Folle; o en la discoteca Kaché; también en el Vagón o en la Ciudadela, junto al Castillo, y en la Sala Bonache. O en los diferentes bares de la ciudad alquilados por grupos de amigos para la ocasión.
Miles de burgaleses se dejarán caer también por Las Llanas, por la calle San Juan, por La Puebla e incluso por las Bernardillas, en Gamonal. Muchos establecimientos se ‘juntan’ para ofrecer bonos de consumiciones canjeables en cualquiera de los locales adheridos.
Opciones hay muchas y pudieron ser más de haber salido adelante, por ejemplo, la fiesta que una empresa local intentó organizar en la segunda planta del Fórum Evolución, pero se fue al traste. 
Hay establecimientos hoteleros que apuntan en otra dirección, más dirigida a familias, organizando cena y cotillón, como los hoteles ABBA, Palacio de los Blasones o los restaurantes Coco Atapuerca o Los Braseros, mientras que La Galería y alguno de los citados anteriormente apuestan por la noche de Reyes. 
Ocio para todos los gustos... pero sin molestar. El Defensor del Pueblo ha pedido al presidente de la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP) que inste a los ayuntamientos a extremar el control ambiental durante las celebraciones de Navidad. 

Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
Grupo Promecal
Diario de Burgos se basa en el Sistema de Gestión de Contenido desarrollado por Escrol
Auditado por Logo OJD