Diario de Burgos
Saltar Publicidad   Cerrar   

Publicidad

Caleruega logra el premio Fuentes Claras en sostenibilidad

B.A. - viernes, 23 de noviembre de 2018
Los buitres se alimentan de la carroña y mientras pueden ser avistados desde el palomar.
La Junta reconoce el proyecto de recuperación y puesta en valor del palomar, el muladar y el humedal ubicados en el paraje del antiguo poblado de San Martín de Bañuelos

La localidad ribereña de Caleruega ha sido reconocida por la Junta de Castilla y León con los Premios Regionales Fuentes Claras para la sostenibilidad en municipios pequeños de la región. El proyecto premiado ha sido el de la recuperación y puesta en valor del palomar, muladar y humedal, en el paraje del antiguo poblado de San Martín de Bañuelos, como explica la alcaldesa de este municipio, Lidia Arribas, que recogerá la distinción el próximo miércoles en la localidad vallisoletana de San Miguel del Arroyo.
El proyecto premiado arrancó en el 2013, cuando el Ayuntamiento con sus propios medios y voluntarios comenzó a restaurar el palomar que existía en este paraje, enfrente de la bodega de Alfonso VIII. «Por entonces no tenía cubierta y ahora está totalmente rehabilitado y apto para las visitas», comenta la alcaldesa, que afirma que a partir de la recuperación del mismo, y aprovechando su ubicación, se decidió instalar allí un muladar, que es un depósito de cadáveres de animales. «Los ganaderos de Caleruega decidieron aunarse y llevarlos allí. El sitio está vallado y el depósito de los animales se hace allí de una forma responsable», señala.
Enfrente del palomar hay un cortado que ha servido tradicionalmente de paso para los buitres que se desplazan entre La Yecla y Montejo de la Sierra. «Por lo tanto, a raíz de hacer el muladar, tenemos una comunidad de 400 buitres, entre ellos seis negros, que se alimentan de la carroña que allí se genera y que se divisan desde la parte superior del palomar, acondicionado para el avistamiento de aves, y dotado de paneles informativos. Poder verlos desde allí cuando están comiendo supone todo un espectáculo», reconoce la alcaldesa. A partir de esto, en colaboración con Somacyl, y aprovechando que el río pasa por allí, se ayudó a la creación de un humedal, que ya estaba surgiendo de forma natural. «En esta zona se han instalado animales que hacen la labor de la descomposición de los restos que quedan en el muladar. Hay mariposas, orugas, sapos, lombrices o insectos y que también se divisan desde el palomar», comenta Lidia Delgado, que confía que este premio atraiga a más visitantes a Caleruega. 

Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
Grupo Promecal
Diario de Burgos se basa en el Sistema de Gestión de Contenido desarrollado por Escrol
Auditado por Logo OJD