Diario de Burgos
Saltar Publicidad   Cerrar   

Publicidad

17 de noviembre de 2018
Política / Pérdida en el PSOE

Fallece el socialista mirandés Julián Simón de la Torre a los 59 años tras un infarto

G.A.T. / Miranda - viernes, 6 de noviembre de 2015
Julián Simón de la Torre empezó con 26 años en la política y hasta junio ocupó un cargo electo. - Foto: Jesús J. Matías
En su casa. Estaba en su domicilio con su mujer, y el ataque al corazón fue fulminante, sin que los servicios de emergencias sanitarias pudieran hacer nada

Un infarto fulminante acabó ayer con la vida de Julián Simón de la Torre a los 59 años de edad. El histórico representante socialista, que ha defendido los intereses de Miranda y la provincia desde diferentes órganos como el Congreso de los Diputados, el Senado y las Cortes de Castilla y León, sufría el infarto en su domicilio de la calle Ronda del Ferrocarril a primera hora del día, en compañía de su mujer, sin que los servicios sanitarios que se dieron cita en la vivienda pudieran hacer nada por salvar su vida.
Simón de la Torre, que tenía una hija, había dejado la primera línea de la política recientemente, ya que no repitió como candidato a las Cortes regionales el pasado mes de mayo ni buscó ampliar su trayectoria en el Senado o en el Congreso. Había dado un ligero paso atrás después de más de 32 años dedicado a la política de primera fila, aunque ese cambio no había supuesto ningún alejamiento de su compromiso con la ciudad y con su partido.
Ayer mismo sus compañeros recordaban cómo habían compartido varios minutos con él hace pocos días, en concreto el pasado día 1 de noviembre, en La Pedraja, en el acto homenaje que el PSOE de Burgos realiza anualmente a las personas que fueron fusiladas en ese lugar durante la Guerra Civil.
Su vinculación al PSOE le venía de lejos, no el vano su padre, Julián Simón Romanillos, fue alcalde socialista de Miranda durante más de trece años, y Simón de la Torre, aunque nacido en Madrid, enseguida empezó a vivir la política mirandesa y con ella la de la provincia y la región, con cargos electos diversos y responsabilidades en el PSOE, la última la de secretario de Organización del partido en Castilla y León.

Desde 1983. En su trayectoria enseguida conoció el parlamentarismo, ya que fue elegido procurador en la Cortes de Castilla y León en su primera legislatura de la institución regional, la de 1983. Después repetiría en la candidatura regional hasta 1996. En ese año dio el salto a la política nacional, con su entrada en el Congreso de los Diputados. En la Cámara baja repitió en otras dos legislaturas, y en 2008 fue elegido senador por el PSOE, abandonando el Senado en junio de 2011 para regresar a la política regional.
En las Cortes de Castilla y León es donde ha pasado su última etapa como cargo electo. Llamado por el entonces secretario regional, Julio Villarrubia, dejó el Senado para aportar su experiencia a la institución regional, donde fue elegido vicepresidente segundo de las Cortes y miembro de la Mesa.
Fue el municipalismo activo el que no practicó De la Torre, al menos de forma directa en el Ayuntamiento mirandés, ya que su trabajo en la agrupación local fue siempre constante. Y eso que uno de sus deseos y aspiraciones fue el poder representar a sus convecinos como regidor. Estuvo a punto de lograrlo, y participó en las primarias para candidato a la Alcaldía de la ciudad en 2003, compitiendo en ese proceso interno con Fernando Campo. De la Torre perdió en la votación por un solo voto, lo que abrió para Campo un camino expedito en el PSOE local que le permitió ser alcalde desde 2003 hasta 2015.
Hace apenas medio año confirmaba que no concurría a las elecciones regionales. «Digamos que ha sido una decisión compartida por el partido. No he hecho ni un solo movimiento para intentar continuar y a quien me ha preguntado así se lo he trasladado», explicaba en DB entonces, después de que el partido a nivel regional viviera un complejo proceso que finalizó con Luis Tudanca como máximo dirigente frente a Julio Villarrubia, con quien De la Torre fue número dos regional.
Entonces hablaba de cómo en su vida, y además del bienestar de su mujer, Begoña, y su hija, María -que sigue la senda de política de su padre y de su abuelo-, el trabajar por la ciudadanía y por el PSOE no iba a quedar en un segundo plano. «Yo no abandono la vida política, sino los cargos, y seguiré apoyando al PSOE desde la Agrupación de Miranda para que gane las próximas elecciones», declaraba a este periódico.
Al ser un fallecimiento repentino ha sido preciso proceder a hacer la autopsia al cuerpo, por lo que el acto de despedida, previo a la incineración, será mañana a las 11 de la mañana en el tanatorio de la carretera de Orón, aunque la familia recibirá a partir de las 16.00 horas de hoy. En su esquela, una adaptación de Elegía a Ramón Sijé, (Poemas del Alma), de Miguel Hernández, sirve ya como homenaje: A las aladas almas de las rosas del almendro del alma te requiero, que tenemos que hablar de muchas cosas. Compañero del alma, compañero.

 

Compartir en Facebook
Compartir en Google Plus
Compartir en Twitter
Grupo Promecal
Diario de Burgos se basa en el Sistema de Gestión de Contenido desarrollado por Escrol
Auditado por Logo OJD