Diario de Burgos
Saltar Publicidad   Cerrar   

Publicidad

Atletismo / Cross de Atapuerca

Una cita ineludible

@jorgealopez18 - martes, 10 de noviembre de 2015
Genzebe Dibaba, entrando sola en la meta del Cross de 2010. - Foto: Patricia¶
Los mejores atletas del mundo llegan, un año más, al Cross de Atapuerca, la prueba referente del campo a través en Europa

Llega, este fin de semana, una de las pruebas deportivas más importantes que se celebra en Burgos en todo el año, acaso la más. El Cross de Atapuerca concentra año tras año a la elite mundial del atletismo y proyecta, como hace también la Vuelta a Burgos, la imagen de la provincia a todo el mundo, además de promocionar en este caso los yacimientos arqueológicos. 

Pero ciertamente, para aquellos a los que nos gusta el deporte, la imagen que de Burgos se da, aunque importante, nos parece secundario. Lo que realmente nos gusta es poder disfrutar con finales tan emocionantes como el vivido el año pasado con foto finish entre Muktar Edris y y 'el rey' Imane Merga; o la lucha sin cuartel entre Linet Masai e Hiwot Ayalew en 2012 que acabó con los huesos de la primera sobre el barro; o la polémica de 2005, cuando Hicham Chatt aseguró que el triunfo de Isaac Viciosa se debía a que él se dejó ganar.

Atletismo, ciertamente, de gran calidad, de muchos quilates. Una oportunidad de oro para disfrutar de los mejores del mundo, para acercarse a ver volar sobre el césped a los mejores especialistas del cross. Una cita imperdible para los amantes del atletismo, ya sea compitiendo en la prueba popular, acompañando a los hijos o, simplemente, disfrutando con el genial espectáculo que cada año ofrecen los participantes. Sería un sacrilegio que quienes pueblan en los últimos tiempos las riberas de los ríos y los paseos de la ciudad con sus zapatillas no acudieran a Atapuerca. Máxime ahora que la falta de patrocinios nos ha dejado sin la otra gran cita atlética, la Milla Urbana de Caja de Burgos.

Y es que, desde unos inicios humildes en 2004, cuando ganaron Antonio Núñez y Nieves Zarza; la prueba se ha consolidado y ha crecido hasta ser, en estos momentos, la indudable número uno del calendario español y una de las mejores del mundo. Por Atapuerca han pasado en y una docena de años campeones mundiales de campo a través como Gebre Gebremariam que impusieron su condición u otros como Joseph Ebuya y Japhet Korir que nada pudieron hacer ante, quién sino, Merga, igualmente triunfador mundial. También en féminas, múltiples medallistas han pasado por el Circuito y han ganado, como las propios Masai, Ayalew y Belaynesh Oljira. Y, en categorías inferiores, vencieron en categorías inferiores pasando inadvertidos a ojos de la gran mayoría quienes ahora son estrellas rutilantes españolas como Marta Romo, Iván Fenández, Abdelacid Merzoui, Daniel Mateo, Antonio Abadía, Carlos Mayo o la arandina Celia Antón.

Aunque, si me permiten el atrevimiento, quien dejó un recuerdo imborrable en quien les escribe fue la etíope Genzebe Dibaba. Hermana de la triple campeona mundial de cross Tirunesh Dibaba y la medallista olímpica Ejegayehu Dibaba, además de prima de Derartu Tulu (dos oros olímpicos y tres mundiales), la etíope llegó a Atapuerca por vez primera en noviembre de 2009, cuando apenas era una joven promesa, la más rutilante del panorama atlético mundial. Con 18 años era doble campeona del mundo de campo a través júnior y se presentaba en Europa con rivales de la talla de Iness Chenonge, Gladys Cherono o Inés Monteiro, a las que batió con una facilidad pasmosa. Su zancada elegante y su dominio de la prueba eran impropios de una 'niña' que acababa de alcanzar la mayoría de edad.

Pero no quedó ahí la cosa. Un año después, ya en su primer año en categoría absoluta, se midió a un cambio de distancia (7 kilómetros frente a los 5 anteriores); las kenianas Emily Chebet, Gatheu Hannah Wanjiru y, por supuesto, lo más granado del panorama nacional y europeo. Y volvió, otra vez con autoridad, a escribir su nombre en el palmarés, siendo aún hoy, junto a Ayalew, la más laureada con dos triunfos en el circuito del CAREX. Es 2015 y Dibaba no ha vuelto a Atapuerca, pero sí ha seguido compitiendo; y de qué manera. Fue olímpica en 2012, tiene dos títulos mundiales en 1.500 metros (al aire libre y en pista cubierta) y uno en 3.000 (indoor) y posee los récord mundiales de 1.500 metros al aire libre y de 1.500, 3.000 y 5.000 metros bajo techo. Y tiene, aún, 24 años. 

Este domingo no estará Dibaba, pero sí los mejores atletas nacionales, europeos y mundiales masculinos y femeninos buscando el triunfo, una buena puesta a punto o una plaza en su selección para estar en el Campeonato de Europa de Cross. Para aficionados al atletismo, una cita ineludible.

Compartir en Facebook
Compartir en Google Plus
Compartir en Twitter
Grupo Promecal
Se recomienda una resolución de pantalla de 1024x768 y las últimas versiones de los navegadores.
Diario de Burgos digital se basa en el Sistema de Gestión de Contenido desarrollado por Escrol