Diario de Burgos
Saltar Publicidad   Cerrar   

Publicidad

Villatoro reclama una partida para paliar las grietas o se movilizará

C.M. / Burgos - miércoles, 7 de octubre de 2015
Grietas aparecidas en una casa del barrio de Villatoro. - Foto: Ángel Ayala
El Consejo de Barrio se ha reunido con todos los grupos políticos • Considera que hay actuaciones que son asumibles

Los vecinos de Villatoro quieren una solución al problema de la grietas aparecidas en algunas de las casas del barrio como consecuencia de la acción de las aguas subterráneas y han pedido a todos los grupos con representación en el Ayuntamiento que consignen una partida en los presupuestos de 2016 para realizar actuaciones en este sentido.
Durante las últimas semanas se han reunido con el concejal delegado del barrio, Jorge Berzosa, y los portavoces del Partido Socialista, Imagina y Ciudadanos para trasladarles la preocupación del vecindario.
Desde el Consejo de Barrio han convocado a todos los vecinos a una reunión el próximo día 24 para darles a conocer la situación y las conversaciones mantenidas con los grupos políticos. En el caso de que no haya un acuerdo para destinar una partida con el objetivo de actuar en el barrio no descartan iniciar movilizaciones. «Queremos que los grupos políticos se posicionen y dejen claro si están a favor de hacer alguna actuación en el barrio con una partida en los presupuestos de 2016 que no sea simbólica o tomaremos la decisión de que las cosas se muevan pero de otra forma», indicó el presidente del Consejo de Barrio, Sergio Simón Portillo.
El proyecto de actuación elaborado por Prointec por encargo del Ayuntamiento contempla intervenciones por un importe de 1,5 millones de euros. «Sin embargo, hay actuaciones que no competen al Ayuntamiento como el arreglo del arroyo en el núcleo urbano sino que deben ser ejecutadas por la Confederación Hidrográfica del Duero (CHD), de modo que la ciudad no tendría que asumirlas sino exigirlas a la administración competente», añadió.
La actuación, en base a los planteamientos que hizo el Instituto Geológico y Minero de España (IGME), pasa por la construcción de un pozo para sacar el agua del subsuelo y bombearla fuera del barrio, así como la realización de catas para ver el volumen del agua que entra y sale durante al menos tres años.
El documento se ha remitido a los técnicos de diferentes departamentos municipales para que lo estudien y hagan sus aportaciones y también a la CHD al ser el organismo competente en materia de aguas subterráneas, para que lo informe y determine si la solución propuesta es adecuada.
El equipo de Gobierno prefiere esperar a que se pronuncie este organismo para sopesar la intervención y consideran necesario realizar mediciones para saber cuáles son los caudales de agua y su incidencia en las viviendas.

Compartir en Facebook
Compartir en Google Plus
Compartir en Twitter
Grupo Promecal
Se recomienda una resolución de pantalla de 1024x768 y las últimas versiones de los navegadores.
Diario de Burgos digital se basa en el Sistema de Gestión de Contenido desarrollado por Escrol