Diario de Burgos
Saltar Publicidad   Cerrar   

Publicidad

Infraestructuras

El depósito de agua de Canicosa soluciona los problemas de presión

Belén Antón / Canicosa - lunes, 7 de septiembre de 2015
La ubicación del depósito en una zona más alta logrará que el agua llegue con más presión a los domicilios. - Foto: Azúa
La nueva instalación entró en funcionamiento hace unos días, tras un periodo de ejecución de dos meses y una inversión de 260.000 euros, y pondrá fin a la poca fuerza del agua

Canicosa de la Sierra ya tiene en funcionamiento un nuevo depósito de agua. Una instalación que se ha construido para solventar un problema existente en el municipio con la presión del agua, ya que un tercio de las viviendas de la localidad pinariega se veían obligadas a usar bombas para aumentar la presión del agua dado que esta llegaba con muy poca fuerza. El motivo es que los depósitos se encontraban a una altura muy similar a la de muchos inmuebles, entre ellos, la residencia de mayores.
El Ayuntamiento ha luchado por sacar este proyecto adelante. Tras dos meses de ejecución, la instalación ya funciona. «Supone un gran alivio para muchos vecinos que se han podido olvidar del uso de bombas para dar presión y del coste añadido que esto suponía. También se ve como el agua sale con más alegría por el grifo y es un alivio pensar que la bocas de incendios tienen la presión suficiente para sofocar cualquier tipo de conato», explica el alcalde, Ramiro Ibáñez.
El nuevo depósito regulador del agua se ha construido en el alto conocido como Mataloyo, a más altura, para solventar esos problemas. La inversión total ha sido de 260.000 euros, de los cuales Somacyl ha subvencionado el 70%, mientras el 30% ha corrido a cargo del Ayuntamiento y de una ayuda de la Diputación Provincial.
Los otros dos depósitos, que han estado funcionando hasta hace unos días, en la actualidad sirven como almacén y desde ellos se impulsa el agua hasta el nuevo para que este lo distribuya, según explica el alcalde.

Más proyectos

Por otro lado, en breve comenzará la pavimentación y asfaltado de dos calles de Canicosa. «Son dos travesías que están aún en tierra y hay que hacerlas nuevas porque dan servicio a varios vecinos», señala Ibáñez, que recuerda que el proyecto se licitó por 99.815 euros y se adjudicó en 86.902. Igualmente, ya ha comenzado la construcción de la cubierta de la pista polideportiva. El importe de esta actuación asciende a 254.000 euros, de los cuáles 136.777 llegan a través de una subvención del Instituto para el Deporte y Juventud. La cubierta permitirá que se pueda practicar deporte durante el invierno. Así, los escolares de la zona no tendrán que desplazarse, ya que dispondrán de una instalación cercana y que cumple la normativa.

Compartir en Facebook
Compartir en Google Plus
Compartir en Twitter
Grupo Promecal
Se recomienda una resolución de pantalla de 1024x768 y las últimas versiones de los navegadores.
Diario de Burgos digital se basa en el Sistema de Gestión de Contenido desarrollado por Escrol