Diario de Burgos
Saltar Publicidad   Cerrar   

Publicidad

Los vinos blancos tendrán que esperar para entrar en la DO

I.M.L. - viernes, 23 de noviembre de 2018
Los vinos blancos tendrán que esperar para entrar en la DO - Foto: JOSE I. BERDON HORNILLOS
Los técnicos del Consejo Regulador de Ribera del Duero están elaborando un nuevo borrador para incluir otras modificaciones en el reglamento interno, que completa el ya hecho en 2015

La tan esperada inclusión de los vinos blancos en el catálogo de los permitidos dentro del sello de calidad de la Denominación de Origen Ribera del Duero va a tener que seguir esperando. La normativa de este Consejo Regulador, que data de 1992, no se había revisado desde 2006 y hace tres años y medio, en febrero de 2015, se contaba con un borrador para modificar el reglamento interno, con el fin de incluir los vinos elaborados con variedad Albillo entre los amparados bajo la DO, pero ese texto ha quedado paralizado.
Ahora mismo, el Consejo Regulador de la DO está elaborando una modificación del pliego de condiciones del nuevo reglamento con diversos cambios, entre ellos el relativo a los vinos blancos elaborados con uva de la variedad Albillo, al que se pretende sumar otros cambios como la adaptación a la nueva normativa europea que obliga a todos los consejos reguladores de denominaciones de origen a convertirse en un órgano de certificación. El objetivo es que hay que aprovechar este proceso administrativo para realizar todas las modificaciones que sean necesarias de una vez.
burocracia. Los trámites que se tienen que seguir para lograr la aprobación de estas modificaciones en el reglamento de la DO se pueden dilatar muchos meses. Según explican fuentes del propio Consejo Regulador «una vez se hayan introducido todas las modificaciones previstas en el pliego de condiciones, este se remitirá a la Junta de Castilla y León para su estudio y valoración, la Junta lo remitirá después al Ministerio de Agricultura y Ganadería que lo enviará a Europa». Tras estos tres pasos administrativos e imprescindibles, y contando con que se aprueben las modificaciones previstas, el pliego tiene que regresar al Consejo Regulador para que se haga efectiva la renovación del nuevo reglamento antes de su entrada en vigor definitiva.
Desde el máximo órgano de control de Ribera del Duero consideran que la modificación del pliego para este nuevo texto de control podría dilatarse durante seis meses, a lo que habría que sumar los plazos del resto de las instituciones. «Este es un proceso largo, el pliego no será remitido a la Junta hasta que no se hayan introducido todos los cambios, lo que puede demorarse medio año o más, y el resto del proceso puede tardar años», apuntan desde la DO.
Muchas son las bodegas que han optado por elaborar vinos en la DO Rueda para completar su oferta en el mercado. De hecho, en la actualidad tan solo existen en la DO 405 hectáreas de la variedad Albillo, que a penas representa el 2% de la superficie total del viñedo inscrito. Una uva blanca cuya presencia ha ido cayendo progresivamente en los últimos años fruto en gran medida de los planes de reestructuración y reconversión del viñedo, ya que tan solo hace diez años se contabilizaban 558 hectáreas, según los datos del Consejo Regulador, o lo que es lo mismo desde 2007 se ha perdido un 19,3% de las cepas de esta variedad blanca tradicional de la zona.

Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
Grupo Promecal
Diario de Burgos se basa en el Sistema de Gestión de Contenido desarrollado por Escrol
Auditado por Logo OJD