Diario de Burgos
Saltar Publicidad   Cerrar   

Publicidad

Ciclismo / Vuelta a Burgos

Velando armas

Ana Isabel Angulo / Burgos - viernes, 15 de agosto de 2014
Los jueces mandaron parar a la cabeza de carrera, que no daba crédito, poco después de haberse dado el banderazo de salida en Briviesca. La carrera real comenzó en el kilómetros 8. - Foto: Jesús Javier Matías
El italiano Matteo Pelucchi (IAM Ciclying) se impone al sprint en la segunda etapa de la Vuelta con llegada en Villadiego, en una jornada marcada por la hazaña de 6 corredores escapados y por la tranquilidad de un pelotón que piensa en la dura etapa

Las Lagunas de Neila son la etapa reina de la Vuelta a Burgos y marcan el devenir de la ronda castellana. Su ascenso, previsto para la jornada de hoy, condicionó la carrera de ayer. El pelotón no se castigó en exceso y los hombres fuertes apenas se dejaron ver. Reservaron fuerzas para brillar hoy en las exigentes rampas de la sierra burgalesa. La victoria fue para el sprinter italiano Matteo Pelucchi (IAMCiclying), que exhibió su punta de velocidad en la meta de Villadiego, para desconsuelo de Juanjo Lobato, deseoso de repetir triunfo. El hombre del Movistar mantiene el maillot morado.
La segunda etapa fue una jornada de transición, con muchos kilómetros para rodar por los cosechados campos de cereal de la provincia y con muy poco en juego. Seis fueron los valientes del día, que realizaron una larga escapada que finalmente no varió ninguna clasificación general.
El que peor lo pasó fue Francisco Javier Aramendia (Caja Rural). Estuvo escapado desde los primeros kilómetros; aguantó el empujo del pelotón al final; ayudó a su compañero Lluis Mas a mantener el maillot de las metas volantes; y terminó lesionado. Sufrió una caída que le llevó al suelo y le provocó una lesión en la muñeca izquierda, además de varias rozaduras en las piernas.
La gran batalla estuvo al final. Fue la lucha por la victoria parcial, porque el triunfo general tiene todas las papeletas para ser sentenciado en Neila. La trascendencia de la etapa de hoy provocó que el pelotón rodara con tranquilidad, velando armas.
salida neutralizada.
Con dos unidades menos el pelotón tomó la salida en Briviesca, pero una avería en la bicicleta de un corredor del AG2R convirtió la salida neutralizada en nula. Los jueces ‘frenaron’ a los corredores y la carrera se reanudó en el kilómetro 8. Un incidente sin importancia, que la adquirió ante la escasez de acontecimientos en carrera.
Los ciclistas, ajenos a cualquier anécdota, lucharon por sus intereses y seis corredores saltaron del pelotón en busca del reconocimiento. El sexteto estuvo integrado por Pablo Torres (Burgos BH), Francisco Javier Aramendia (Caja Rural), Jon Larrinaga (Euskadi), Sergei Pomoshinikov (Rusvelo), Adrien Niyonshuti (Qhubeka) y Mirko Tedeschi (Neri Sottoli). El italiano volvió a intentarlo por segundo día.
Desde el primer momento contaron con la aquiescencia de un pelotón controlado por Movistar, que arropó a su líder, JuanjoLobato. La ventaja nunca superó los 3 minutos. Ni el Altotero ni la meta volante rompieron la tranquilidad.
Por detrás, muchos pensamientos estaban en Neila, y por delante, en lograr subir el podio. La montaña apenas inquietó. Tedeschi seguirá luciendo el maillot rojo, pues solo había un puerto de montaña (Altotero) y lo anotó sin dificultad. Por contra, la general de las metas volantes es una recompensa muy preciada y ayer volvieron a luchar Burgos BH y Caja Rural. Si en la etapa inaugural fueron Ibai Salas y Lluis Mas, ayer en los pasos de Poza de la Sal y Melgar de Fernamental la pugna la centraron otros dos escapados: Pablo Torres y Francisco Javier Aramendia. El gallego de la escuadra de Julio Andrés y Diego Gallego ganó la batalla en las dos primeras, pero en la tercera (Sasamón, a solo 12 kilómetros de meta y con el pelotón encima), Aramendia allanó el camino a su compañero Lluis Mas, que sigue el frente de la general. Después llegó la caída y las magulladuras.
Con el pelotón al completo, se sucedieron los movimientos en cabeza. Primero tiró fuerte Neri Sottoli, después AG2R, al que se le unió IAMCiclying y Giant-Shimano. Las primeras filas del pelotón eran un constante movimiento de posiciones de los lanzadores. Muchos equipos buscaron la victoria en un trazado con dos curvas, que no facilitaban un sprint limpio aunque no impidieron que rodaran a más de 65 km/h.
La escuadra suiza estrenó palmarés en la Vuelta a Burgos, merced a la excelente punta de velocidad del italiano Matteo Pelucchi, que dejó sin premio los esfuerzos de los Shimano y, sobre todo, de Juanjo Lobato, que hoy defenderá su liderato en las especiales rampas de las Lagunas de Neila.

Compartir en Facebook
Compartir en Google Plus
Compartir en Twitter
Grupo Promecal
Se recomienda una resolución de pantalla de 1024x768 y las últimas versiones de los navegadores.
Diario de Burgos digital se basa en el Sistema de Gestión de Contenido desarrollado por Escrol