Diario de Burgos
Saltar Publicidad   Cerrar   

Publicidad

16 de noviembre de 2018
Fútbol / Segunda División B

El empate más amargo

Juan Carlos Moreno / Burgos - lunes, 4 de enero de 2016
Prosi intenta robar el balón a un jugador del Pontevedra. - Foto: Luis López Araico
El Burgos mereció la victoria. Un penalti fallado y cinco claras ocasiones no fueron suficientes y el Pontevedra igualó el partido a falta de tres minutos

Burgos C.F.:  1  Pontevedra: 1

Burgos: Toni, Andrés, Quesada, Odei, Aitor, Sergio Cortés (Sergio Esteban, M-78), Rodri, Pepe Delgado (Prosi, M-12), José Fran, Adrián y Ander Vitoria (Fito Miranda, M-84).

Pontevedra: Edu, Adrián, Verdú, Campillo, Capi, Kevin, Jandrín, Queijeiro (Jacobo, M-65), Borjas (Bruno, M-88), Carnero y Anxo (Pedro, M-47).

Árbitro: Aitor Gorostegui, del colegio vasco. Mostró tarjeta amarilla a Sergio Cortés; Edu y Capi.

Goles: 1-0, M-72; Rodri. 1-1, M-87; Campillo.

Público: Unos 3.000 aficionados en El Plantío, en la última jornada de la primera vuelta de la Liga.

Lo mejor: El juego desplegado por el equipo, y su dominio ante el rival.

Lo peor: La lesión de Pepe Delgado en el minuto 10 de partido. El centrocampista se lastimó una de sus rodillas y, a la espera de las pruebas médicas, podría tener una grave lesión, similar a la de su compañero José Manuel Pérez.

El Burgos CF sumó ayer uno de los puntos más amargos de la temporada. El cuadro de Ángel Viadero hizo méritos más que suficientes para llevarse la victoria y acabó cediendo un injusto empate a falta de tres minutos para la conclusión del partido. Un penalti fallado y cinco claras ocasiones de gol fueron su aportación ofensiva y solo consiguió un tanto, mientras que el Pontevedra se llevó un punto en su único remate entre los tres palos de todo el partido. Además, el Burgos se quedó sin Pepe Delgado, lesionado en el minuto 10 y que podría sufrir una grave lesión de rodilla.
Pocas veces el Burgos había generado tantas oportunidades en El Plantío. El conjunto castellano debió dejar encarrilado el partido en la primera mitad. Luego recibió el premio a su insistencia con el tanto de Rodri, pero en un saque de esquina llegó el empate y dejó sin el justo premio a un Burgos que acaba esta primera vuelta de la Liga en la undécima plaza, a siete puntos del cuarto y nueve del descenso.
La puesta en escena del Burgos fue ambiciosa. Con el mismo once que derrotó al Sporting B impuso una presión muy alta, buscando con insistencia la meta rival. Fruto de ello llegó la primera gran oportunidad del partido, con un balón largo que peina Adrián y deja solo a Ander Vitoria en el área pequeña. Sin embargo su remate con la pierna izquierda lo despejó Edu, portero gallego que acabó convirtiéndose en el héroe de su equipo.
Habían transcurrido apenas cinco minutos y poco después llegó la lesión de Pepe Delgado, que obligó a Viadero a realizar su primer cambio, dando entrada a Prosi. El partido entró en unos minutos sin apenas ocasiones, con Burgos y Pontevedra intentando buscar las debilidades de su rival, sobre todo por las bandas, hasta que en el minuto 35 el conjunto burgalés volvió a apretar el acelerador y puso cerco de nuevo a la portería gallega, con dos disparos de Sergio Cortés y Rodri. Y en el minuto 43, un córner lanzado por Prosi fue interceptado por Capi con la mano. El penalti lo lanzó Ander Vitoria, que había marcado los dos últimos, y lo desvió Edu. Esta acción dio paso a dos minutos de auténtica locura, con la mejor ocasión en las botas de Sergio Cortés, que incomprensiblemente remató fuera cuando todo el estadio cantó el gol; y una última acción desaprovechada por de José Fran.
El paso por los vestuarios no alteró el guión y el Burgos volvió a dominar el choque. De nuevo Ander Vitoria tuvo el gol y de nuevo intervino Edu. Era el minuto 50 y en el 59 Odei remató un córner al larguero. El Pontevedra se defendía como podía, atacando sobre todo la banda de Andrés por medio de Borjas, pero sin crear peligro. Y en pleno dominio burgalés llegó el tanto de Rodri, que llevó la locura a las gradas. El tanto premiaba el dominio del Burgos, pero la suerte le dio la espalda. Campillo empató en el minuto 87 en el primer remate gallego y dejó el amargo sabor de la injusticia en la plantilla y afición burgalesas.

 

Ángel Viadero | Entrenador del Burgos CF

«El Burgos me ha parecido un equipazo, esta es la línea a seguir»

Contrariado por el empate pero satisfecho con el juego de su equipo. Así se mostró Ángel Viadero tras el encuentro. El técnico del Burgos resaltó el dominio de su equipo, su capacidad para generar ocasiones y la injusticia de un resultado que llegó en el único remate con peligro del rival.
«Hemos hecho un buen partido, merecimos la victoria y el rival no disparó a puerta. Generamos muchas ocasiones y merecimos cerrar un partido que teníamos controlado. El Burgos me ha parecido un equipazo y esta es la línea a seguir», aseguró.
Viadero cree que el Burgos «ha ido a más» en esta primera vuelta de Liga. «Pudimos marcar más goles, no tengo la sensación de haber sufrido, estaba todo controlado y en un córner mal defendido nos han marcado. Soy optimista y lo normal jugando así es ganar», concluyó Viadero.

Luisito | Entrenador del Pontevedra

«El Burgos nos pudo liquidar entre el minuto 35 y el 45. Es de los equipos que más me ha gustado»

Compartir en Facebook
Compartir en Google Plus
Compartir en Twitter
Grupo Promecal
Diario de Burgos se basa en el Sistema de Gestión de Contenido desarrollado por Escrol
Auditado por Logo OJD