Diario de Burgos
Saltar Publicidad   Cerrar   

Publicidad

Sanidad / Reestructuración

Sáez Aguado mantendrá la sanidad rural, pero ordenando los recursos

I.P. / Burgos - miércoles, 12 de febrero de 2014
Los representantes de todos los grupos provinciales escuchan las explicaciones del consejero. - Foto: Patricia
Cifras. Burgos cuenta con 598 consultorios médicos, el 60% en las zonas rurales, donde también trabaja el 68% de los facultativos

Aguilar de Bureba tiene 46 tarjetas sanitarias. A su consultorio, acude el médico 45 minutos los lunes y otros tanto los miércoles. Es uno de los afectados por la jubilación de dos médicos del áreas de salud de Briviesca que no se han repuesto por la baja carga asistencial de la zona. A pesar de ello, en Aguilar desde hace unos meses, se mantiene esa misma frecuencia y horarios y además, ese médico, los lunes acude también a Barrios de Bureba una hora, y los martes, a cuatro consultorios distintos, tarda en desplazarse casi una hora y está tres de consulta; los miércoles también va a dos consultorios, además de atender consultas a domicilio, urgencias y reuniones en su centro de salud.
Con este ejemplo escenificaba ayer el consejero de Sanidad la reestructuración de la asistencia de Atención Primaria que busca «equilibrar las cargas asistenciales entre el medio rural y el urbano», y que en la provincia burgalesa se concreta en el traslado de 9 médicos de los centros rurales a áreas urbanas, con fecha del próximo 31 de marzo, así como el ‘movimiento’ de ocho enfermeras. Sáez Aguado, que se reunió con los grupos políticos de la Diputación, afirmó que se seguirá manteniendo la prioridad en el medio rural «pero reordenando los recursos».
El consejero se explayó poniendo sobre la mesa cifras y más cifras comparativas con otras autónomas para defender la asistencia sanitaria regional y concluir que Castilla y León es una de las comunidades con mayor número de consultorios, 3.652, y que Burgos, con 598 consultorios, tiene más que toda la comunidad valenciana o que juntos el País Vasco, Murcia, Extremadura y Madrid, lo que contribuye a que la atención primaria en Castilla y León y en Burgos sea «la más avanzada de España». Así, explicó que los médicos y enfermeras de la región son los de mayores dimensiones del país, y que mientras un médico de familia en España tiene asignados 1.356 habitantes, en la región tiene 927, con los que «les atenderá mejor, con más tiempo y más dedicación». Por lo que se refiere a enfermeras, dijo que cada una en el conjunto nacional atiende y cuida a 1.577 pacientes, en la comunidad, son 1.153.
Además, saliendo al paso de algunas críticas, el consejero dijo  que Castilla y León no es la comunidad más dispersa, aunque sí una de las más envejecidas junto a Aragón y Asturias que, sin embargo, recalcó, no tienen la misma dotación de recursos que Castilla  yLeón. Aeste respecto, aclaró que de los 350 millones en inversiones en los últimos 12 años en atención primaria, el 63% se ha hecho en zonas de salud rurales. También tiró de cifras para decir que la frecuentación de visitas es el doble en el medio rural que en el urbano y que eso se debe a que la población está más envejecida, pero sobre todo, porque hay infraestructuras y profesionales muy cerca de los ciudadanos, concretamente el 60% de las zonas básicas de salud son rurales y el 68% de los médicos trabajan en los pueblos. Por  ello, el consejero considera injustas las críticas que apuntan a un abandono de la sanidad rural y a un trato discriminatorio entre pacientes rurales y urbanos.
Por lo que respecta a la reorganización de la Atención Primaria, Sáez Aguado argumentó que desde hace 25 años no ha cambiado la distribución de los recursos en el territorio en las zonas básicas de salud, pero sí han cambiado muchas cosas, en referencia al crecimiento de las ciudades, de sus barrios -se refirió a Gamonal- o de otros núcleos urbanos en detrimento de los pueblos que pierden gente. De ahí, la necesidad de «hacer un pequeño cambio» para equilibrar las cargas asistenciales en ambos ámbitos. Y  añadió que «se va a mantener la atención en todos los consultorios locales de todas las zonas básicas de salud de Burgos». También garantizó la asistencia en los meses de verano y recordó que hay 82 médicos de área para esos refuerzos.
Por su parte, el presidente de la Diputación trasladó al consejero el acuerdo unánime del Pleno de la pasada semana en la defensa de garantizar los servicios sanitarios rurales que en estos momentos disfrutan las personas que viven en el ámbito rural «y que esto sea un proceso en el tiempo». Rico planteó que se hará un seguimiento «para ver si en algún municipio o consultorio médico se ve una merma de los servicios». En todo caso, agradeció el esfuerzo del consejero por garantizar la prestación de los servicios de atención primaria en el ámbito territorial.

Compartir en Facebook
Compartir en Google Plus
Compartir en Twitter
Grupo Promecal
Se recomienda una resolución de pantalla de 1024x768 y las últimas versiones de los navegadores.
Diario de Burgos digital se basa en el Sistema de Gestión de Contenido desarrollado por Escrol