Diario de Burgos
Saltar Publicidad   Cerrar   

Publicidad

Entrevista

«Atenderé a los "sin papeles" con toda la dignidad que me sea posible»

G. Arce / Burgos - viernes, 24 de agosto de 2012
Pablo Pérez Luengo es el coordinador del Centro de Salud de San Agustín. - Foto: DB/Alberto Rodrigo
Pablo Pérez Luengo • Médico objetor de conciencia.

El doctor Pérez Luengo es uno de los tres médicos objetores de conciencia que seguirán atendiendo a los inmigrantes sin papeles en el Centro de Salud de San Agustín -del que es coordinador- diga lo que diga la ley. Está plenamente convencido de que es la actitud correcta, la más ética y acorde a los principios deontológicos de su profesión. Una decena de compañeros ya han hecho como él el trámite legal de la declaración de objeción en Burgos y lo han comunicado al Colegio de Médicos y al Sacyl. En Castilla y León suman más de 40 y 1.300 en el conjunto del país, un movimiento que sigue creciendo ante el malestar creado por estos cambios entre los profesionales de la sanidad pública.
¿Qué le ha llevado a usted a declararse objetor?
El Real Decreto que entrará en vigor el 1 de septiembre se carga la universalidad de nuestro sistema sanitario y yo creo que es anticonstitucional. Además, y muy especialmente, va en contra de unos principios éticos y deontológicos que tenemos los profesionales de la salud. A partir del próximo 1 de septiembre, y a falta de unas instrucciones claras por parte de la Junta sobre cómo atender a los inmigrantes, solo podremos asistir a los pacientes menores de 18 años y a las embarazadas. Los mayores de 18 años solo serán atendidos en las situaciones urgentes. No sabemos nada más, el Real Decreto es muy laxo y flexible... Habla de medidas urgentes para garantizar la sostenibilidad del sistema sanitario, pero esto es falso.    
¿Por qué motivo?
Porque esta norma se basa en mitos que no son verdad, como el que los inmigrantes gastan mucho dinero. Aquí se confunde el turismo sanitario de los europeos que venían aquí a operarse, a ponerse prótesis o eliminar las cataratas:intervenciones que no pagaban por dejación de las autoridades sanitarias; y el inmigrante que viene a trabajar y que está demostrado que consume menos recursos sanitarios en Atención Primaria y en Urgencias. En mi declaración de objetor se recoge expresamente que ‘no permitiré que consideraciones de edad, enfermedad, incapacidad, credo, origen étnico, sexo, nacionalidad, afiliación política, raza, orientación sexual o clase social, se interpongan entre mis deberes y mi paciente’. Creo que todos los médicos debiéramos asumir esta declaración, una ampliación del Código Deontológico impulsada por la Asociación Médica Mundial.
¿Qué consecuencias puede tener esta objeción?
Ha habido reacciones muy diferentes dependiendo de las comunidades autónomas. En Cantabria, Andalucía, País Vasco y Canarias han decidido no aceptar el Real Decreto y seguirán atendiendo a los inmigrantes de una forma o de otra. En Castilla yLeón estamos esperando a ver qué postura se adopta sobre el tema. Socalemfyc ya ha solicitado una entrevista con el consejero de Sanidad para abordarlo.
A la espera de ese encuentro, ¿usted cómo se lo plantea?
Yo voy a atender a todos los pacientes que vienen a mi consulta en el centro de salud. No les voy a ver en la calle. Si llegan inmigrantes sin papeles, los objetores del centro de salud de San Agustín hemos pensado atenderlos en el mostrador. Posteriormente serán derivados a la trabajadora social, unos profesionales muy valiosos ante esta problemática, y los médicos objetores atenderemos finalmente a estos pacientes fuera del horario de consulta, aunque sea a costa de evitarnos el café de la mañana. Les atenderemos con toda la dignidad que nos sea posible.
¿En San Agustín son habituales los pacientes sin tarjeta?
Sí, desde hace 30 años que yo trabajo en este centro. Hablamos de desplazados que no tienen tarjeta, transeúntes, gitanos dedicados a la venta ambulante, peregrinos... Todos los días vemos situaciones así. ¿Usted cree que yo voy a enviar a Urgencias a una persona que se esté retorciendo por el dolor? Estamos ante algo delirante. Soy médico y voy a atender a los pacientes más vulnerables, los que más sufren, tienen problemas de salud y además son pobres. Es una cuestión de sensibilidad.
¿Estamos ante problemas de salud graves?
Sí. Yo tengo pacientes inmigrantes diabéticos, concretamente una mujer ecuatoriana que trabaja en una casa ilegalmente. Me ha preguntado si a partir de septiembre le controlaré la glucosa y le recetaré la insulina. Un abuelo ecuatoriano es un bronquítico crónico que dentro de poco requerirá oxígeno. ¿Le digo en septiembre que no hay oxígeno para usted? Y no tiene dinero para nada... Hay otro con esclerosis múltiple que necesita medicación permanente. Otros con demencia, con esquizofrenia... ¿Qué hacemos con una tuberculosis? ¿Con el sida? ¿Ya no vacunamos del sarampión o del tétano a los que vienen de fuera? Vamos a salir todos perdiendo... Es mucho más barato hacer medicina preventiva que hacer medicina de urgencias. Si toda esta gente va a Urgencias, este servicio se va a colapsar más de lo que está ahora. Además, la atención en Urgencias es muchísimo más cara.
¿De dónde saldrá la medicación?
Se habla de las ONG... Desde luego a los pacientes que vengan a mi centro de salud les voy a dar medicinas. ¿De dónde las sacaré? Hasta de debajo de las piedras. Recursos tendré. Intentaré dar la mejor atención, insisto.
¿Qué respuesta espera de la Consejería de Sanidad?
Que racionalice este sinsentido, indigno y con muy poca ética. Pedimos a la Gerencia de Área instrucciones claras sobre qué tenemos que hacer con estos pacientes y, según la respuesta, actuaremos en consecuencia.
En Valencia han dicho a los objetores que se las arreglen con su tiempo y sus medios...
Si tenemos la misma respuesta yo voy a objetar y a trabajar en mi consulta con las consecuencias legales que tenga que asumir. Si me abren un expediente asumiré las consecuencias. No tengo ningún temor a ningún tipo de represalia porque creo que éticamente estoy actuando de forma correcta.
¿Los pacientes del centro de salud entienden su postura?
Hay confusión y mucha gente que piensa que si ellos pagan la sanidad, que también la paguen los otros. El inmigrante no es el culpable de que la sanidad no vaya bien. Hay que desmontar este prejuicio al inmigrante. En el barrio obrero donde trabajo hay muchos inmigrantes que conviven con los de Burgos de toda la vida. Sabemos que son gente trabajadora, honesta y civilizada.

Compartir en Facebook
Compartir en Google Plus
Compartir en Twitter

>Resultados Deportivos

Fútbol
Almería 2 Mirandés 1 Finalizado
España 3 Bosnia 1 Finalizado
Grupo Promecal
Se recomienda una resolución de pantalla de 1024x768 y las últimas versiones de los navegadores.
Diario de Burgos digital se basa en el Sistema de Gestión de Contenido desarrollado por Escrol