Diario de Burgos
Saltar Publicidad   Cerrar   

Publicidad

17 de julio de 2018

La nueva comisaría amenaza el balcón del Duero de Aranda

A. del Campo - miércoles, 11 de julio de 2018
José Luis Esteban muestra las malezas que ocultan la ribera del Duero. Al fondo se ven las torres de San Juan y del ayuntamiento. Mientras que la de Santa María solo se intuye. - Foto: A. del Campo
Espeleoduero se opone a que la sede de la Policía Local se sitúe junto al aparcamiento de la Quinta Julia porque supondría «encajonar» el río y finiquitar un paisaje hoy «abandonado» desde donde ver las tres torres de la ciudad

La ubicación de la nueva comisaría de la Policía Local de Aranda de Duero ha desatado varios debates. El equipo de Gobierno del PP defiende su construcción en la parcela situada junto al aparcamiento de la Quinta Julia en un terreno vacío frente a la estación de autobuses y ya ha presupuestado más de 400.000 euros para comenzar el proyecto. Ante esto, varios grupos de oposición (PSOE, IU y Sí Se Puede, sobre todo los dos primeros) han rechazado el emplazamiento y propuesto otras opciones.

La polémica ha trascendido de la política y el club deportivo Espeleoduero se ha sumado para dar una visión «ajena a partidismos». Para ellos el mayor problema es la proximidad de la futura comisaría al río Duero y el golpe final que supondría para el balcón del Duero, una zona «abandonada» por el Ayuntamiento que se encuentra llena de malezas que en partes ocultan y en otras ensucian una vista que da al río y a las tres torres de Aranda. De izquierda a derecha, la de San Juan, la de Santa María y la del Ayuntamiento. «Si empezamos a construir a las orillas del Duero nos quedaremos con un río encajonado entre edificios, y el Duero tiene que estar en su ambiente natural mientras sea posible, y en Aranda sí lo es porque hay otros sitios donde ubicar la comisaría», denuncia el secretario del grupo espeleológico, José Luis Esteban. 

El que fuera archivero municipal propone como solución algunas de las parcelas del Ayuntamiento, sobre todo la que está «entre la estación de trenes y autobuses debido a su proximidad a la parcela elegida por el equipo de Gobierno y sus mejores accesos por carretera». A la lista une el espacio ubicado «junto al polideportivo de Michelin», donde «también tiene parcelas el consistorio arandino. Y si hay partes de la Junta también puede negociar con ella».

El rechazo a la ubicación escogida para la nueva sede de la Policía Local es también una defensa del balcón del Duero en Aranda por parte de Espeleoduero. Basta con acercarse a la zona para comprobar que el potencial visual del entorno que señala el club deportivo es una realidad. Actualmente la finca que colinda con el aparcamiento de la Quinta Julia, junto al Hospital Santos Reyes, se encuentra «llena de malezas» que ocultan lo que podría ser, como visionan desde el grupo, una zona verde desde donde poder contemplar todo el cauce del Duero y una vista general de los edificios más emblemáticos de Aranda. Sin embargo esto ahora es solo una ilusión porque el «abandono» denunciado es patente. «Mira estas zarzas, y estas hierbas secas, y esto está mejor porque lo hemos recortado nosotros», explica José Luis Esteban.

El secretario de Espeleoduero no pide una gran inversión inmediata, simplemente demanda que se cambie la ubicación de la comisaría porque su construcción sí que sería el «golpe definitivo» para acabar con la esperanza de tener un futuro mirador o una zona verde. «En principio si no hay dinero habría que reservar el entorno para acometer una próxima actuación. Y mientras llega el dinero limpiar un poco la maleza. No creo que costase mucho adecentar esta zona y poner un riego como por ejemplo en el ambulatorio Sur, daría una imagen de Aranda mucho mejor. Además aquí hay un aparcamiento de caravanas, y sus dueños se llevan esta visión de dejadez», asevera el secretario.

José Luis Esteban confiesa que hasta ahora ningún grupo político se ha dirigido a ellos para mostrarles su respaldo y que de los vecinos que les animan solo reciben ánimos. A pesar de ello, Espeleoduero continúa con su denuncia porque es «lo único» que pueden hacer, «concienciar a la gente y a los partidos para que lo estudien un poco más». En la asociación se resisten a que «el Duero siga encajonándose entre edificios» porque de continuar construyendo a su alrededor, «será imposible poder verlo».

> Haz tu comentario Nombre/Apodo Correo electrónico*
Aviso Legal
  • Los comentarios reflejan las opiniones de los lectores, no de Diario de Burgos.
  • No se aceptarán comentarios que puedan ser considerados difamatorios, injuriantes o contrarios a las leyes españolas
  • No se aceptarán comentarios con contenido racista, sexista, homófobo o que puedan interpretarse como un ataque hacia cualquier colectivo o minoría por su nacionalidad, el sexo, la religión, la edad o cualquier tipo de discapacidad física o mental.
  • Los comentarios no podrán incluir amenazas, insultos, ni ataques personales a otros participantes.
  • Diario de Burgos se reserva el derecho a eliminar cualquier comentario considerado fuera de tema.
  • Grupo Promecal
    Diario de Burgos se basa en el Sistema de Gestión de Contenido desarrollado por Escrol