Diario de Burgos
Saltar Publicidad   Cerrar   

Publicidad

Oña / Patrimonio

El monasterio renueva su iluminación interior con 100.000 euros de Endesa

M.J.F. / Oña - jueves, 23 de enero de 2014
Vecinos y autoridades se dieron cita en el interior de la iglesia abacial para inaugurar la nueva iluminación. - Foto: M.J.F.
La obra ha estado promovida por la Fundación Milenario de San Salvador, presidida por Berta Tricio. El siguiente objetivo es restaurar con la Diputación la sala de los monjes

La iglesia abacial de San Salvador acogió ayer por la tarde, el acto inaugural de su nueva iluminación artística interior financiada por la Fundación Endesa con 100.000 euros. El acto, que estuvo arropado por un nutrido grupo de vecinos, lo abrió el nuevo párroco de la villa, Cecilio Adrián. A continuación, tomó la palabra Berta Tricio, presidenta de la Fundación Milenario de San Salvador que es la entidad promotora de la obra.
Tricio agradeció a Endesa la inversión y recordó que la institución que preside busca que el monasterio «se mantenga y contribuya al futuro del municipio». En relación con los apoyos recibidos hasta ahora, afirmó que la fundación oniense «ha tenido la fortuna de estar muy bien acompañada por instituciones, empresas, entidades financieras y por los propios vecinos de oña» desde su puesta en marcha en 2007.
Seguidamente, intervino José Ramón Duralde, arquitecto restaurador de las últimas obras acometidas en el monasterio quien apuntó que la nueva iluminación «resalta, pero no transforma, las intenciones originales». En cuarto lugar, habló el presidente de la Fundación Endesa, Rafael Miranda, quien recordó sus raíces burgalesas y se mostró «muy satisfecho» con el resultado de la nueva iluminación. «No podíamos encontrar un sitio mejor», indicó.
Miranda subrayó que la Fundación Endesa ha financiado la iluminación de más de 350 monumentos en todo el mundo y no descartó nuevas intervenciones en el conjunto oniense. El turno de intervenciones lo cerró el arzobispo de Burgos, Francisco Gil Hellín, quien habló del Cronicón y de las Edades del Hombre «y ahora, de esta iluminación»  como «motivo de orgullo de la memoria de los onienses».  
La nueva iluminación afecta a la sala anexa al claustro y se completa con el crucero, capilla mayor y baldaquino de San Íñigo. Además, se ha instalado un nuevo cuadro de luces completo que permite elegir distintos ambientes según las necesidades. Siguiendo los criterios de la Comisión de Patrimonio, se ha intentado minimizar el impacto del cableado y se ha respetado el ambiente histórico y artístico. La instalación iba a ser ejecutada tras las últimas obras de restauración acometidas en el monasterio valoradas en más de 600.000 euros, pero la llegada de Las Edades del Hombre en 2012, obligó a posponer la intervención.  

NUEVOS OBJETIVOS

Berta Tricio adelantó a DB que el próximo objetivo de la Fundación Milenario de San Salvador, será restaurar con apoyo de la Diputación la sala de los monjes, que está anexa al claustro. Este espacio es propiedad de la institución provincial. «Hemos redactado un proyecto con la colaboración económica de La Caixa que consideramos del máximo interés; nuestra propuesta inicial, compartida con la Diputación, es hacerlo con la fórmula de escuela taller con la doble finalidad de restaurar y dar opciones de formación y aprendizaje para las personas de la comarca», apuntó.  
En cuanto al uso futuro de la sala de monjes, Tricio indicó que «ofrece grandes posibilidades» pero no concretó cuáles. La Fundación Milenario se ha marcado como misión pedir a los propietarios del conjunto monumental de San Salvador (Arzobispado y Diputación Provincial) que lo sigan atendiendo, «primero por responsabilidad con uno de los grandes monumentos de la comunidad de Castilla y León  y después porque el mundo rural precisa utilizar sus mejores recursos para pervivir».
Tricio se mostró partidaria de dar al monumento «un uso sostenible, duradero y social en la medida en que ayude al desarrollo de la vida de los onienses, con medidas que fomenten su visita y con iniciativas que redunden en empleo directo». Para este año 2014, la fundación tiene otro proyecto en marcha: editar un manuscrito de 1771, autógrafo, obra del padre Íñigo Barreda, miembro de la Real Academia de la Historia. El códice, titulado Historia de la vida del Glorioso Aragonés, el Gran Padre San Yñigo, abad de Oña, nunca conoció la imprenta, salvo dos fragmentos de dos de los seis libros de que consta el volumen. El manuscrito se custodia en el Archivo de la Diputación Provincial.

Compartir en Facebook
Compartir en Google Plus
Compartir en Twitter
Grupo Promecal
Se recomienda una resolución de pantalla de 1024x768 y las últimas versiones de los navegadores.
Diario de Burgos digital se basa en el Sistema de Gestión de Contenido desarrollado por Escrol