Diario de Burgos
Saltar Publicidad   Cerrar   

Publicidad

Fútbol / Tercera División

Remontada sobre barro

Área 11 / Santander - jueves, 6 de diciembre de 2012
José Ángel pugna por el balón con un contrario. Al fondo, detrás del banquillo, Calderé, Koke y Pacheta, que cumplían un partido de sanción. - Foto: El Diario Montañés
Doblete de Arkaitz. Dos goles del jugador navarro permiten al Burgos C.F. superar a domicilio al Racing B (0-2) para voltear el 0-1 del partido de ida y clasificarse para los octavos de final de la Copa Federación

Racing B:  0  Burgos C.F.: 2

Racing:  Pablo, Barrio, Pinillos, Borja, Estrada,
César (Tato, 70’), Sañudo (Koné, 46), Butra, Jaime Isuardi, Maxi Sepúlveda y Guillermo (Pereda, 60´).

Burgos C.F.: Álex Ruiz, Saúl, Héctor (Nacho Tomás, 89´), Maureta, Jesús Muñoz; Turzo, Sergio Torres; Arkaitz, José Ángel (Germán, 92´),
Carralero (Gerica, 46´); y Pablo Álvarez.

Árbitro: González Crespo, auxiliado en las bandas por Crespo Puente y Álvarez Sánchez (colegio cántabro). Amonestó a  Barrio por el Racing B; y a Carralero, Pablo Álvarez y José Angel por el Burgos CF.

Goles:
0-1 (minuto 15): Arkaitz.
0-2 (minuto 61): Arkaitz.

Público: Estadio El Pilar de Guarnizo. Alrededor de 200 espectadores. Terreno de juego en muy malas condiciones.

Lo mejor: La gran disposición de todo el equipo burgalés y la recuperación goleadora de Arkaitz.

Lo peor: La imposibilidad de hacer rotaciones debido a las numerosas bajas.


El Burgos CF está dispuesto a llegar lejos en la Copa Real Federación Española de Fútbol y ayer volvió a demostrarlo. A pesar de haber perdido por 0-1 el partido de ida de los dieciseisavos de final disputado hace una semana en El Plantío, los de Ramón María Calderé remontaron ayer en la vuelta,  disputada en El Pilar de Guarnizo (0-2), para acceder a octavos.
Dos goles de Arkaitz permitieron a los burgaleses dar la vuelta a la eliminatoria para seguir vivos en la que Calderé llama ‘Champions amateur’. El estado del terreno de juego, pesado y embarrado, y las buenas intervenciones del portero Álex Ruiz también resultaron claves para el Burgos.
Pronto se vislumbró que el conjunto burgalés iba a vender cara su piel a un adversario de mayor categoría -el Racing B milita en la Segunda División B-, y ya en el minuto 7 Pablo Álvarez, esta vez el hombre del Burgos que jugó en punta, tuvo una primera ocasión.
La réplica local fue de Maxi Sepúlveda, que solo 3 minutos después se acercó a las inmediaciones de Álex Ruiz, pero éste le ganó la partida evitando el mano a mano con el atacante local. El duelo había arrancado a mil por hora, pese a que el ambiente en Guarnizo era más bien gélido y apenas 200 aficionados se habían acercado a ver el partido.
De nuevo pudo marcar el Burgos en el minuto 13, a la salida de un córner,  y solo dos minutos después Arkaitz lograba adelantarse a Pablo y cabecear el cuero al fondo de las mallas (0-1), un tanto que igualaba la eliminatoria.
Trató de reaccionar el Racing B, estirándose en busca del empate y monopolizando el balón y las ocasiones hasta el tiempo de descanso. Así, las siguientes oportunidades tuvieron sello del filial, aunque el Burgos supo sufrir para marcharse al asueto con ventaja en el marcador.
Primero fue Jaime Isuardi (minuto 19) el que probó fortuna con un balón colgado al área que Álex Ruiz supo atajar, aunque no fue hasta los minutos finales cuando los santanderinos apretaron seriamente el acelerador. Así, en el minuto 38 combinaron Jaime Isuardi y Maxi Sepúlveda para generar incertidumbre, y en el minuto 42 Sañudo lo intentó con un disparo cruzado que atajó bien Álex Ruiz.
El descanso parecía venirle bien al Burgos, algo agobiado en defensa en los últimos minutos ante el asedio local. Sin embargo el Racing de Santander B no iba a aflojar el ritmo en los albores del segundo tiempo.

La sentencia

Maxi Sepúlveda obligó a Álex Ruiz a intervenir y despejar a saque de esquina al poco del arranque, pero el bloque burgalés defendía a ultranza su renta. Sólido y expeditivo en la línea de cobertura, los de Calderé buscaban la sorpresa en alguna acción aislada de contragolpe.
Así, y con el Racing B volcado, un largo envío de José Ángel para Gerica y el posterior centro de éste al área, culminaron con el remate de Arkaitz, que volvía a batir al portero local para establecer el 0-2 que, a la postre, resultaría definitivo en la eliminatoria.
El segundo tanto burgalés obligaba a los racinguistas a meter dos goles para seguir adelante, por lo que su técnico quemó todas sus naves dando entrada a Tato (minuto 70). Sin embargo, con los tres relevos ya realizados el jugador local Borja acusó problemas físicos y se vio obligado a aguantar como pudo el último cuarto de hora.
Mientras, el terreno de juego fue empeorando con el paso de los minutos y la acción de los veintidós jugadores derivó en un barrizal donde se hizo muy difícil jugar. Sobre ese césped las dos últimas acciones del partido correspondieron al Burgos, la más clara un zapatazo de Gerica en el minuto 88 que blocó muy bien el cancerbero local Pablo.

Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
Grupo Promecal
Diario de Burgos se basa en el Sistema de Gestión de Contenido desarrollado por Escrol
Auditado por Logo OJD