Diario de Burgos
Saltar Publicidad   Cerrar   

Publicidad

Agresión y muerte en Belorado

La autopsia revela signos de un fuerte golpe contra el suelo y del puñetazo

I. Elices / Burgos - miércoles, 21 de noviembre de 2012
La Guardia Civil introduce al detenido en el coche policial tras declarar en Briviesca. - Foto: DB
Causas. El examen forense del cadáver de Eduardo Valgañón determina que el impacto de la cabeza del joven contra el piso provocó el traumatismo craneal que desembocó en su muerte. También hay señales del golpe previo que recibió en el rostro.

La historia se repite en Burgos. Los detalles que van descubriéndose sobre la muerte de Eduardo Valgañón -tras la agresión sufrida el domingo de madrugada en Belorado- evocan tristes sucesos ocurridos en la capital en los últimos años. La autopsia que le fue practicada ayer en el Instituto de Medicina Legal reveló una fuerte contusión en la cabeza como consecuencia de la caída del joven contra el suelo tras recibir el puñetazo de un ciudadano rumano que salía de la discoteca John Lennon. En el examen forense, según ha podido saber este periódico, también se acreditaron las lesiones que presentaba el joven en el rostro a causa del puñetazo.
Esta descripción de las heridas recuerda a la de otros casos recientes, tales como el del joven soriano Iván Herrero, quien falleció en La Flora en 2008 tras recibir un golpe en la cara y darse con la cabeza en el suelo tras caer; o el de Aitor del Álamo, en Bernardas, en 2009. Jonatan Gómez también murió tras golpearse contra el piso de Las Llanas, aunque en esa ocasión por culpa de la paliza infligida por una pandilla de chavales.
El traumatismo craneoencefálico tras el golpe contra el suelo desembocó en  la hemorragia cerebral que indujo al coma a Eduardo Valgañón y posteriormente a la muerte. Pero la autopsia también recoge el resultado de ese puñetazo previo que el joven de Redecilla del Camino recibió en el rostro a manos de su agresor.
Sobre si quedó inconsciente nada más recibir ese primer impacto o tras golpearse contra el suelo habrá de ser algo que se determine en el proceso judicial con la declaración de los distintos testigos. La autopsia solo registra los signos que la agresión dejó en el joven.
Por otra parte, la titular del juzgado de Instrucción y Primera Instancia de Briviesca acordó ayer la prisión -comunicada y sin fianza, como pidió el fiscal- del presunto autor del homicidio, el rumano de 20 años C.M.P., que fue detenido en la mañana del domingo en la capital burgalesa.

Interrogatorio a amigos

El imputado fue conducido ayer por la Guardia Civil hasta Briviesca para prestar declaración y ser reconocido por el forense. A eso de las 15 horas finalizó la comparecencia y el joven fue conducido en un coche de la Benemérita hasta la prisión de Burgos. Además de a C.M.P. , la juez tomó declaración a tres amigos del detenido, y acordó para los próximos días recoger los testimonios de amigos del joven muerto y más testigos. También en las próximas jornadas, recibirá los resultados de la autopsia y otros análisis.
El fatal suceso se produjo a las 4,45 de la madrugada del domingo. Eduardo, que estaba de celebración con un numeroso grupo, iba a entrar a la discoteca John Lennon junto a un amigo. En ese momento, salía un  grupo de extranjeros, obligado por haber alterado el orden público dentro del local. Entre estos últimos, un rumano que, según algunos testigos, soltó el puño e impactó en la cara del joven de Redecilla y le hizo caer al suelo, donde quedó inconsciente. Fue trasladado por dos vecinos al centro de salud y posteriormente en ambulancia al Hospital Universitario de Burgos. Ingresó en la UCI y falleció el lunes por la mañana.
El grupo de jóvenes con el que salía de fiesta Eduardo había tenido horas antes un encontronazo dialéctico con la pandilla en la que iba el presunto agresor, según informó en una nota de prensa la Guardia Civil, extremo que fuentes de la familia y amigos niegan.
El Instituto Armado, en concreto fuerzas de Seguridad Ciudadana y de la Policía Judicial de Miranda de Ebro, interrogaron a numerosas personas tras el suceso y algunas afirmaron que las dos pandillas se habían cruzado horas antes en otra zona de copas de Belorado, distinta de donde se encuentra la discoteca John Lennon. De sus testimonios concluyeron que hubo un primer enfrentamiento, solo verbal, si bien la Benemérita ignora a qué se debió. Sospechan, asimismo, que la agresión que sufrió Eduardo Valgañón y que le costó la vida puede estar vinculada a ese primer ‘contacto’ entre las dos cuadrillas, algo que niegan en el entorno del fallecido. «No hubo nada, ningún enfrentamiento verbal. Igual así nos explicaríamos porqué ha ocurrido, pero no, es mentira», insistió uno de sus primos. Los agentes obtuvieron esa misma madrugada una descripción concreta del agresor, que fue detenido a media mañana del domingo en un domicilio de la capital burgalesa.

Compartir en Facebook
Compartir en Google Plus
Compartir en Twitter
Grupo Promecal
Se recomienda una resolución de pantalla de 1024x768 y las últimas versiones de los navegadores.
Diario de Burgos digital se basa en el Sistema de Gestión de Contenido desarrollado por Escrol