Diario de Burgos
Saltar Publicidad   Cerrar   

Publicidad

21 de agosto de 2018

El Instituto de la Lengua publica un libro que corrobora que las primeras palabras en castellano se dieron en Valpuesta

L. Sierra (ICAL) - miércoles, 26 de noviembre de 2014
Expertos entienden que los escritos oficiales recogidos en el interior del monasterio de la localidad burgalesa son los únicos "documentos originales" de toda la zona norte

El Instituto Castellano y Leonés de la Lengua ha publicado el libro titulado ‘Los Cartularios de Valpuesta. Estudios’ en el que diferentes expertos ofrecen las claves para asegurar que las primeras palabras en castellano se dieron en el interior del monasterio de Valpuesta, al norte de la provincia de Burgos.

La obra recoge el resultado de diferentes sesiones y simposios celebrados con motivo del estudio de los becerros gótico y galicano de Valpuesta, y en ella forman parte los autores José Antonio Bartol, Antonio Álvarez y José Ramón Morala. Asimismo, colaboran las universidades de Salamanca, Burgos y Valladolid.

El director el Instituto Castellano y Leonés de la Lengua presentó una obra que integra las actas del Congreso de Valpuesta celebrado en Miranda de Ebro en un intento de “buscar la colaboración con los mejores”. El profesor Bartol, uno de los editores del libro, recordó que en la edición del libro han colaborado instituciones como la Diputación de Burgos.

Con todo, Bartol explicó que la obra nace a la luz después de años de trabajo en los que se han analizado documentos oficiales que aparecieron en el interior de la iglesia del monasterio de la localidad burgalesa de Valpuesta. Con ellos, se ha elaborado un volumen que ofrece al lector información sobre los orígenes de los famosos cartularios.

Estructurado en varios apartados, el primero hace referencia al Obispado de Valpuesta donde se narra la historia del obispado y el mundo de los cartularios en la península. En una segunda parte se explica cómo se ha producido el análisis linguístico que ha permitido determinar que las primeras palabras en lengua castellana se balbucearon desde este punto.

“Aparecen rasgos en latín y un incipiente castellano”, corroboró el profesor Bartol, quien entiende que “lo que aparece ya no es un latín sino algo que es una incipiente lengua castellana”. Todo se enmarca dentro de los siglos X y XI en los que la península vive inmersa en la Reconquista.

Asimismo, el libro incluye estudios morfológicos y de gramática que han sido copiados de los cartularios originarios hallados en el monasterio. Con todo, los autores de la obra consideran que los cartularios de Valpuesta constituyen “la fuente fundamental para el estudio del origen del castellano”.

Así, expertos entienden que los documentos de Valpuesta son los únicos “documentos originales” de toda la zona norte. El mismo “es una reunión de 34 manos”, de las cuales 22 se corresponden con letra visigótica y doce carolina. “Los testimonios son abundantes, por ello es un cartulario especial porque lo guarda son los documentos de lo que pagaba la gente por ser enterrada en Valpuesta”, indicó el profesor José María Ruiz.

Cuna del castellano. Tras años de intrigas y de mucho trabajo por parte de paleógrafos, filólogos e historiadores se comienza a desentrañar todos y cada uno de los caracteres de las 34 manos que intervinieron en la escritura de los Cartularios de Valpuesta, en los que se incluyen manuscritos del siglo noveno rubricados en letra gótica y galicana.

 

Grupo Promecal
Diario de Burgos se basa en el Sistema de Gestión de Contenido desarrollado por Escrol