Diario de Burgos
Saltar Publicidad   Cerrar   

Publicidad

17 de noviembre de 2018
Fútbol / Segunda División B

El Celta B abusa de la Arandina

Área 11 / Vigo - lunes, 21 de septiembre de 2015
Adri (capitán) y Gonzalo no pueden cortar el avance de un futbolista del Celta de Vigo B. - Foto: Faro de Vigo
Expulsión clave. Los ribereños se quedan con uno menos en el minuto 42 y los gallegos lo aprovechan para marcar tres goles en ocho minutos

Celta B 6 - Arandina 1
 
Celta B: Iván; Kevin, Alende, De Amo, Lucas; Pape Cheikh (Fragapane, 68’), Borja Fernández; Julio Delgado, Rubén, Jordan (Luis Rioja, 66’) y Borja Iglesias (Guille, 74’). 
Arandina: Álex; Mauri, Sergio Noche, Fernando Pajarero, Borja Plaza (Ruba, 67’); Gonzalo, Manu; Carlos, Nico (Pablo, 80’), Adri (Ochoa, 58’) y Pau Franch. 
 
La Arandina cayó goleada ayer en Barreiro ante el Celta B (6-1) en un partido que se le puso cuesta arriba tras la expulsión de Carlos en el minuto 42, cuando el marcador reflejaba empate a uno. Después, tres goles seguidos nada más volver de vestuarios sentenciaron un encuentro en el que los ribereños recibieron un castigo excesivo.
El de ayer en Barreiro fue un partido entretenido. La Arandina llegó a Vigo dispuesta a no arriesgar, colocando dos líneas de cuatro por delante de Álex para tratar que los celestes no fueran capaces de crear su juego. Con Pau Franch y Nico más adelantados, la idea era robar el balón y salir con rapidez.
Poco a poco, el Celta B se hizo dueño del centro del campo. Los vigueses eran conscientes de que tendrían muy complicado entrar por el centro y buscaron las bandas para abrir el juego. No tardaron en crear la primera ocasión. Fue en el minuto 9, cuando Pape robó un balón y se la puso a Borja Iglesias, que se quedó solo ante Álex y este tocó lo justo el balón para evitar el 1-0.
La Arandina, por su parte, conseguía recuperar algún balón en el centro del campo, pero cada vez que llegaba al área rival se quedaba sin ideas, facilitando el trabajo de los defensores célticos.
Borja Iglesias volvió a reclamar el protagonismo ofensivo del filial, con dos nuevas ocasiones antes de que a la media hora de juego aprovechara un centro de Lucas para marcar el primer gol de la tarde. 
El tanto espoleó a los burgaleses, que a partir de ese momento se volvieron mucho más incisivos a la hora de recuperar el balón en el centro del campo. Así, a ocho minutos para el descanso, Carlos aprovechó un mal pase de Jonathan de Amo para meterse en el área y cruzar el balón ante la salida de Iván Villar. 1-1.
Sin embargo, la alegría no le duró mucho a los ribereños, que a tres minutos para llegar al descanso se quedaron con un hombre menos al ver Carlos la segunda tarjeta amarilla.
La Arandina no modificó su sistema en la segunda parte, dejando un centro del campo con tres jugadores ofensivos, apostando por llevarse los tres puntos. Tanto atrevimiento le pasó factura al cuadro burgalés, que en ocho minutos encajó tres tantos con lo que todo quedaba visto para sentencia.
 
Eficacia celeste. En el primer minuto de juego, Rubén aprovechó un rápido contragolpe que pilló adelantada a la zaga visitante para romper la igualada. Sin tiempo para haber digerido el tanto, una nueva pérdida de balón y otra contra permitió a Julio Delgado conectar un potente disparo que se estrelló en el palo y el rechace lo remató a la red Jordan (3-1).
Pero no todo se quedó ahí, ya que en el minuto 53, la mala suerte continuó cebándose con el cuadro burgalés y un disparo de Borja Iglesias entró en la portería de Álex tras hacer un extraño. 
A pesar de que el partido estaba resuelto, los dos equipos no quisieron bajar el ritmo. La Arandina siguió buscando un nuevo tanto que recompensara su apuesta por un fútbol ofensivo, mientras que el Celta B jugaba mucho más cómodo, aunque tenía que seguir atento en defensa ante las acometidas del rival. De hecho, los dos laterales ribereños subían con descaro por las bandas, dejando desguarnecida la zaga.
El Celta B no quiso desaprovechar las facilidades que le daba la Arandina y a media hora para la conclusión del encuentro marcaba el quinto y a diez para el pitido final, el sexto, que culminaban una goleada importante para los gallegos. Mientras, la Arandina tendrá que reponerse de este palo antes de recibir al líder, el UD Logroñés.

 

Compartir en Facebook
Compartir en Google Plus
Compartir en Twitter
Grupo Promecal
Diario de Burgos se basa en el Sistema de Gestión de Contenido desarrollado por Escrol
Auditado por Logo OJD