Diario de Burgos
Saltar Publicidad   Cerrar   

Publicidad

Fútbol

Denis Cheryshev, una perla blanca que creció en Pallafría

José Daniel Maté / Burgos - lunes, 17 de septiembre de 2012
Denis ha pasado por todas las categorías inferiores del club blanco. - Foto: DB
El joven futbolista hispano-ruso de 21 años juega en el Real Madrid Castilla, donde es un habitual en el equipo de Toril • En la temporada 2001-2002, cuando su padre Dimitri jugaba en el Burgos CF, Denis destacaba en el Alevín A del Burgos Promesas

Denis Cheryshev (Nizhniy Nougorod, Rusia, 26 de diciembre de 1990) es uno de los futbolistas de moda en la cantera del Real Madrid. Jugador del Castilla, con el que el curso pasado ascendió a Segunda División, el hispano-ruso de 21 años se ha hecho ahora con un hueco en el once titular del filial blanco. Ha jugado de inicio los cuatro primeros partidos, anotando un gol en el ‘miniclásico’ ante el Barcelona B (3-2). Además, y aunque posee la doble nacionalidad, es un habitual de la selección rusa Sub-21, que gracias a la aportación de Denis -con varios goles claves en la fase de clasificación- buscará el pase a la fase final del próximo Europeo de la categoría en Israel. A la gran repercusión de sus últimas actuaciones se ha unido el hecho de que Fabio Capello, seleccionador absoluto de Rusia, está pensando en citarlo próximamente con los mayores.
Todo a pedir de boca. Más si cabe porque esto le llega a Denis poco después de debutar con el primer equipo del Real Madrid en un amistoso de esta pretemporada ante el Real Oviedo, en el que anotó uno de los cinco tantos en la goleada ante el cuadro carbayón en el Nuevo Carlos Tartiere (1-5). Ese día, el 24 de julio de 2012, pasará a la historia del club blanco por ser la primera vez que un futbolista ruso vistiera la camiseta del primer equipo madridista. Ahora solo le falta hacerlo en partido oficial.
Pero Denis Cheryshev, antes de llegar a las categorías inferiores del Real Madrid pasó por dos clubes más: el Sporting de Gijón... y el Burgos Promesas. El pequeño Cheryshev siguió los pasos de su padre, Dimitri, un veloz atacante ruso que aterrizó en España para enrolarse en las filas del Sporting en 1996. En Gijón estuvo cinco años y allí, su hijo Denis dio sus primeros pasos como futbolista en Mareo. Después, en 2001, Dmitri aceptó una oferta del Burgos CF para jugar en el conjunto blanquinegro en su regreso a la Segunda División y se trajo a toda su familia.

Burgos, breve parada

Empezaba una nueva época para los Cheryshev. También para Denis, que pasó a formar parte de las categorías inferiores del CD Burgos Promesas 2000. Su paso fue breve, como el de su padre por el Burgos CF, como el del Burgos CF por la Segunda División tras su descenso administrativo: un año. Sin embargo, en esa temporada 2001-2002 el pequeño Denis ya empezó a apuntar lo que ahora muestra: habilidad, explosividad, rapidez, descaro... y gol, mucho gol.
«Se le veía que venía muy bien, que tenía hechuras de jugador de fútbol. Le pegaba muy bien con los dos pies y era muy rápido, técnico, listo y pillo», afirma José Luis Fernández Manzanedo, actual presidente del Burgos Promesas y que por aquel entonces fue el entrenador de Denis. Formó parte del equipo Alevín A, que militaba en la Tercera División, y con el que consiguió el ascenso de categoría, hinchándose a meter goles -en un reportaje publicado por Diario de Burgos en Noviembre de 2001, cuando apenas se habían disputado varias jornadas de competición, ya llevaba 16 goles-.
Tan solo tenía 10 años y era alevín de primer año, pero la categoría se le quedaba pequeña, por lo que muchas veces actuó con el equipo Infantil. «Mi hijo Manzanedo, Mena -actual jugador del Racing Lermeño- y él jugaron muchos partidos con el Infantil, que también consiguió el ascenso a Primera». Sus destellos le abrieron primero la puerta de la Selección de Castilla y León y después, las del Real Madrid.
«Puedo aportar velocidad por banda, diagonales, centros, goles...». Así se autodefine Denis en la web oficial del Real Madrid. Triunfar en el primer equipo blanco es su sueño, de momento está en la línea. Extremo, zurdo, explosivo, rápido, hábil y goleador. Denis Cheryshev salió de Mareo, paró en Pallafría y ahora sigue su camino. Destino: el Santiago Bernabéu.

Compartir en Facebook
Compartir en Google Plus
Compartir en Twitter
Grupo Promecal
Diario de Burgos se basa en el Sistema de Gestión de Contenido desarrollado por Escrol
Auditado por Logo OJD