Diario de Burgos
Saltar Publicidad   Cerrar   

Publicidad

Herrera reclama a CaixaBank que se implique con Burgos y sus empresas

G. Arce / Burgos - sábado, 22 de septiembre de 2012
De i. a d., Tomás Villanueva, Silvia Clemente, Juan Antonio Alcaraz, Manuel Bilbao y Jorge Gutiérrez escuchan las palabras el presidente Herrera. - Foto: DB/Luis López Araico
500 millones para Castilla y León. La entidad financiera, que ayer se presentó oficialmente al empresariado en la Casa del Cordón, y la Junta acuerdan líneas de financiación para apoyar al sector empresarial de la Comunidad


El presidente de la Junta de Castilla y León reclamó ayer a CaixaBank que trabaje para vencer la «sensación de orfandad» que ha provocado entre el empresariado y los ahorradores el proceso de reestructuración financiera vivido en Burgos y que «se implique y se comprometa» con el territorio y sus empresas, apoyándose además en los «espléndidos profesionales» procedentes de Caja de Burgos «que conocen, han acompañado y orientado» los proyectos empresariales en la provincia durante muchos años.
Juan Vicente Herrera participó en la mañana de ayer en la Casa del Cordón, sede de la Dirección Territorial de CaixaBank en Castilla y León y Asturias, en la presentación del acuerdo alcanzado con la entidad financiera por el que se habilitan unas líneas de financiación de 500 millones de euros para apoyar y reforzar el sector empresarial regional, especialmente en el ámbito industrial, agroalimentario y agrario, además de los autónomos y emprendedores a través de los microcréditos.  
Este acto, en el que estuvieron, entre otros, los consejeros de Economía y Empleo y Agricultura, Tomás Villanueva y Silvia Clemente, respectivamente, y, por parte de CaixaBank, su director general, Juan Antonio Alcaraz, y el director territorial, Manuel Bilbao, sirvió para presentar oficialmente a la entidad financiera tras la culminación del proceso de fusión con Banca Cívica el pasado 3 de agosto.
El presidente de la Junta quiso lanzar al numeroso empresariado presente en la Casa del Cordón un mensaje de futuro, de esperanza y de unidad, deseando especialmente que se logre la normalización y consolidación del proceso de reestructuración bancaria, «que está siendo muy largo y muy doloroso en relación a puestos de trabajo y reestructuración de oficinas», recordó.   
En esta línea, y matizando que CaixaBank está «normalizada y tiene unos datos de solvencia y funcionamiento suficientemente acreditados», insistió en la necesidad de vencer ese «sentimiento objetivo de orfandad» que muchos clientes perciben en la provincia. «Si algo tenían las antiguas estructuras [en clara referencia a Caja de Burgos] es que nos conocían, nos acompañaban y no hacía falta presentar nuestros avales», por lo que reclamó a los directivos de CaixaBank «intensidad y compromiso con el territorio, contando con los profesionales que tienen la asignatura [de la proximidad y el conocimiento] aprobada».
En su intervención, el presidente también sacó a colación las últimas palabras del Rey con motivo de la situación en Cataluña para hacer un llamamiento a la unidad: «Estamos en tiempo de unidad, de realismo y de colaboración», subrayó Herrera, quien destacó que CaixaBank luce «con orgullo» sus señas y origen catalán -de lo que se alegró- «pero también es una de las grandes entidades financieras de  España y, por lo tanto, de la Unión Europea y del conjunto internacional». Ahora, añadió, «pasa a formar parte de las entidades de Castilla y León».

compromiso. El director general de CaixaBank, Juan Antonio Alcaraz, explicó que la idea del encuentro celebrado ayer en Burgos surgió del presidente de la entidad, Isidro Fainé, tras el encuentro celebrado con el presidente de la Junta el 2 de julio en Valladolid.
Alcaraz destacó la importancia del acto para CaixaBank, pues se dan ya por integradas en su estructura las cajas de ahorros que pertenecían a Banca Cívica y sus respectivos equipos. «Hemos traído la Dirección Territorial de Castilla y León y Asturias a Burgos como un símbolo más de nuestro compromiso con este territorio, donde tenemos una presencia y un liderazgo, vocación que consolidamos con actos como el de hoy y el acuerdo alcanzado con la Junta».
El director general dijo que el modelo de gestión se regirá por la «cercanía al cliente, al territorio y a donde se produce la realidad de cada una de las actividades del día a día: hacemos negocios con personas».
Recordó asimismo la vocación social de su entidad y de las cajas que la integran, traducida en un presupuesto anual de 500 millones de euros, 12 de los cuales se destinan a Castilla y León «que tendrán continuidad en cada uno de los territorios». Asimismo, insistió en el apoyo que darán al mundo agrario y agroalimentario, con oficinas especializadas con productos y servicios diferenciados y cercanos a las necesidades del mundo rural, como los comités agrarios y especialistas en esta materia.

 

Estaban casi todos

Como bromeó el presidente Herrera, la cita en la Casa del Cordón -que incluyó un animado desayuno de trabajo-, «paralizó la mitad de las instituciones y del Producto Interior Brutode Castilla y León»


La presentación oficial de CaixaBank en la Casa del Cordón fue un éxito de convocatoria y participación. Incluso faltaron sillas para acoger a todos los empresarios que no quisieron perderse este acto cargado de simbolismo que, sin duda, marca un antes y un después tras la culminación de la fusión con Banca Cívica.
La presencia de Juan Vicente Herrera con pesos pesados de su equipo, Tomás Villanueva (Economía y Empleo), Silvia Clemente (Agricultura) y Begoña Hernández (viceconsejera de Economía), prueba la importancia que el presidente concedió a un encuentro que tuvo más de confraternización y presentaciones que de finanzas.
En el lado empresarial tampoco se quedaron cortos. La asistencia de José Antolín (Grupo Antolín), Tomás Pascual (Leche Pascual) y María Teresa Rodríguez (Gullón) da una simple referencia de los grupos empresariales convocados por CaixaBank: madereros, constructores, automoción, aeronáutica, transporte, polígonos industriales... En representación de todos ellos, los presidentes de la patronal, Miguel Ángel Benavente, y de la Cámara, Antonio Méndez Pozo. También acudieron los representantes del sector agrario (José Manuel Palacín, de UCCL, y Donaciano Dujo, de Asaja) y de los emprendedores:Santiago Serna, de AJE.    
Con razón, Herrera bromeó al constatar que la mitad de las instituciones y del PIB regional estaba sentado escuchándole. Quizá no llegó a tanto, aunque la Casa del Cordón volvió a lucir como centro financiero de referencia.

Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
Grupo Promecal
Diario de Burgos se basa en el Sistema de Gestión de Contenido desarrollado por Escrol
Auditado por Logo OJD