Diario de Burgos
Saltar Publicidad   Cerrar   

Publicidad

Fútbol / Segunda División B

Empate caro en Santander

Área 11 / Santander - lunes, 9 de noviembre de 2015
Pérez y Odei -de pie- acabaron expulsados y se perderán el partido del próximo domingo ante el Atlético Astorga. - Foto: Andrés Fernández (Diario Montañés)
A remolque. El Burgos CF logra empatar ante el Racing un partido que enseguida se le puso cuesta arriba y que igualó tras una pifia del portero local

Racing Santander: 1 - Burgos C.F.: 1

Racing Santander: Dani Sotres; Fede S. Emeterio, Caneda, Mikel Santamaría, Borja Docal (Camus, 61´); Borja Granero (Dani Rguez., 59´), Álvaro Peña, Artiles, Óscar; Coulibaly, y Dioni (Chus Hevia, 84´).

Burgos C.F.: Toni Lechuga, Andrés, Quesada, Odei, Pérez; Sergio Cortés, Zarandona, Prosi, José Fran (Adrián, minuto 68); Jonatan Valle (Luis Ángel, min. 81) y Ander Vitoria (Sergio Esteban, 90’).

Árbitro: Martínez Santos (Galicia). Expulsó a los jugadores del Burgos Pérez (87’) -doble amarilla- y Odei (91’)    -roja directa-; y amonestó a los locales Óscar, Caneda, Artiles y Hevia; Zarandona, Quesada y Prosi.

Goles: 1-0 (minuto 12). Santamaría. 1-1 (minuto 80). Falta que bota Prosi y se le cuela a Sotres por debajo.

Incidencias: Partido disputado en El Sardinero ante 5.000 espectadores, entre ellos un grupo de unos 200 aficionados del Burgos CF.

Lo mejor: El punto salvado en los últimos minutos del partido.

Lo peor: Las expulsiones de Odei y Pérez, que dejan al Burgos con un central.

El Burgos Club de Fútbol arañó un valioso empate en su visita a los Campos de Sport de El Sardinero gracias a un gol de Prosi en las postrimerías del choque que permite a los blanquinegros coger algo de aire en la tabla. Aun así, el 1-1 supone la séptima jornada consecutiva de los de Ángel Viadero sin lograr la victoria, que por lo menos gracias al punto sumado salen de los puestos de descenso.
El técnico cántabro, en su regreso a su tierra, donde inició su carrera como entrenador, sorprendió esta vez de inicio situando en el once inicial a los tres centrales con los que cuenta en el equipo, Odei, Quesada y Pérez. Este último fue el encargado de ocupar el lateral izquierdo en lugar de Aitor Granados, que además fue uno de los dos jugadores descartados por Viadero. El otro, Álex Verdes.
Además, Andrés volvió al lateral derecho en detrimento de Sergio Esteban y Jonatan Valle, que también regresaba a su casa, formó como titular por segunda jornada consecutiva, haciéndolo de enganche con Ander Vitoria.
Arrancó el duelo con el Racing dominando la pelota y el Burgos bien colocado sobre el terreno de juego. A través de transiciones rápidas el equipo de Munitis buscaba a los extremos, Óscar y Artiles, y generaba peligro por las bandas.
Además, la movilidad de Coulibaly entre líneas trajo de cabeza a la zaga burgalesa en esos primeros compases. Se asociaba con Dioni y Artiles y metía el miedo en el cuerpo a un Burgos que dudaba en la salida de balón. Era claro el dominio local y el primer gol no se hizo de rogar. Coulibaly se internó y habilitó un centro a Mikel Santamaría, que remataba de primeras con la suerte de que tras golpear el balón en el poste regresara a él para a la segunda batir a Toni.
La defensa del Burgos se mostraba muy nerviosa, sin confianza, y daba muchas facilidades al Racing. Intentó aun así subir sus líneas con la presión de Zarandona y la calidad de Prosi y Jonathan Valle, pero el Racing salía muy rápido a la contra. De hecho, Óscar, Artiles y Coulibaly pudieron aumentar la renta en los minutos posteriores, pero no tuvieron el día en la faceta del remate.
La iniciativa, eso sí, seguía siendo local y los de Munitis volvieron a la carga por mediación de Artiles, que tras desbordar a Andrés centró al área para que Coulibaly, de cabeza, rozara el segundo gol. A continuación el colegiado anulaba un gol a Óscar Fernández por posición antirreglamentaria y el encuentro se convertía en un monólogo del Racing hasta el descanso. Enfrente le faltó intensidad y criterio al Burgos en ese tramo final del primer tiempo y también algo más de dinamismo.
Tras el paso por vestuarios la decoración del choque no varió un ápice. El partido continuó por los mismos derroteros. La posesión de la pelota correspondió al cuadro local y el Burgos tuvo bastante con capear el temporal.
El Racing pudo dejar medio sentenciado el partido tras un robo de Óscar en tres cuartos de campo tras una falta no señalada sobre Prosi, pero su disparo desde la frontal no encontró puerta.
Solo el exracinguista Jonatan Valle inquietaba la portería de Dani Sotres en acciones aisladas. Por él pasaban todos los ataques blanquinegros, no dejó de pedir la pelota en ningún momento y no se arrugó ante la dureza empleada a veces por la zaga local.
Con ello colaboró a que tras unos minutos de distracción del Racing el Burgos diese un paso adelante y se metiera en el partido, siendo precisamente Jonatan Valle y Sergio Cortés los que pusieron a prueba a Sotres, que respondía bien a sus disparos.
Luego Dani Rodriguez, tras un centro de Coulibaly, a punto estuvo de hacer el 2-0, pero estrelló el balón en el palo en la ocasión más clara del Racing en la segunda parte (minuto 63). Posteriormente Toni salvó al Burgos con una parada de escándalo a disparo de Dioni.
El Racing apretaba, pero no terminaba la faena y lo pagaría en el tramo final, cuando Prosi ejecutó con maestría un libre directo para hacer el 1-1. Eso sí, contó para ello con la colaboración de Dani Sotres, que falló de forma estrepitosa y se comió el balón.
Viadero retiró entonces a Jonatan Valle y El Sardinero despidió al hijo pródigo con una gran ovación. Llegaron entonces las expulsiones de Pérez (muy rigurosa) y Odei, la de este por una dura entrada a un rival, y el Burgos tuvo que aguantar con 9 jugadores hasta el minuto 95. Y lo consiguió.

Ángel Viadero, entrenador del Burgos CF

«El equipo ha aguantado el tirón y ha sabido sufrir»

El entrenador del Burgos CF, Ángel Viadero, dio por bueno el punto sumado. «Ha sido un partido muy duro para nosotros. Empezamos bien, pero al encajar pronto fuimos a remolque. El equipo ha aguantado el tirón y ahí estuvo la clave. Conseguimos el gol en el momento adecuado y después aguantamos como pudimos tras las expulsiones».
El técnico blanquinegro señaló que «el punto, ante un rival como el Racing, es bueno. El equipo ha competido, ha creído, se ha mantenido armado y creo que ha sabido manejar los tiempos en la segunda parte, pese a no haber cuajado una actuación para recordar. Hemos trabajado, sufrido al ir por detrás del marcador, y no es fácil. Felicito a mis jugadores».
Sobre el arbitraje fue claro. «Nos ha castigado. No soy de quejarme, pero la racha de decisiones arbitrales está siendo dura hacia nosotros».

 

Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
Grupo Promecal
Diario de Burgos se basa en el Sistema de Gestión de Contenido desarrollado por Escrol
Auditado por Logo OJD