Diario de Burgos
Saltar Publicidad   Cerrar   

Publicidad

Diez años de cárcel por abusos sexuales continuados a niñas

SPC - miércoles, 21 de noviembre de 2018
Fachada de la Audiencia Provincial de Segovia - Foto: Ical
El acusado, de 35 años, tendrá que indemnizar a las víctimas, de 14 y 15 años, con 3.000 euros a cada una y no podrá acercarse ni comunicarse con ellas

La Audiencia Provincial de Segovia dictó una sentencia condenatoria de diez años de cárcel a un hombre por dos delitos continuados de abuso sexual a dos menores de 16 años. Así mismo, le impone la medida de libertad vigilada con la prohibición de aproximarse a las dos víctimas a menos de 300 metros o comunicarse con ellas, durante el período de cinco años, a contar desde el cumplimiento de la pena privativa de libertad. También les tendrá que indemnizar con 3.000 euros a cada una de ellas y participar en programa de educación sexual.

En el relato de los hechos probados, se remarcó que el condenado, con 34 años, inició una relación con una menor de 14 años, y mantuvo con ella “relaciones sexuales consentidas”, al menos en cuatro ocasiones, en sábados de abril y mayo, en el domicilio del acusado. En estos encuentros, la menor consumía marihuana suministraba por el acusado sin que “conste que ello influyera en la decisión de consentir la relación sexual”.

Según la sentencia, la madre de la menor descubrió la relación y le pidió al acusado que se alejara de su hija, denunciando los hechos ante el Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 3 de Segovia, el 18 de julio de 2017. Un mes antes de esta primera denuncia, el hombre inició una nueva relación sentimental de pareja con una amiga de la primera menor, “de 15 años de edad en aquel momento” y “con un grado de madurez escaso”, con la que llegó a mantener relaciones sexuales, en tres ocasiones.

La primera vez tras quedar con la chica en un parque próximo a la piscina de Cantimpalos y proponerle que fueran a su domicilio, donde también le suministró porros de marihuana. En este segundo caso, la relación se acabó al ser vista la joven por unos parientes en compañía del acusado y ponerlo en conocimiento de la madre de la menor, que formuló, junto a su hija, una denuncia ante la Guardia Civil de Cantimpalos el 12 de julio de 2017. A raíz de estos hechos, se dictó un auto contra el acusado con la prohibición de acercase a la menor a menos de 150 metros y comunicarse con ella por cualquier medio. El hombre lleva en prisión desde el 24 de julio, por esta causa.

El auto reflejó que las versiones de las dos chicas son “persistentes, verosímiles, y concurre la ausencia de incredibilidad subjetiva”. Los magistrados de la Audiencia de Segovia aseguraron que los hechos declarados probados son constitutivos, por un lado, de dos delitos continuados de abuso sexual a menor de 16 años, como recoge el Código Penal.

Compartir en Facebook
Compartir en Google Plus
Compartir en Twitter
Grupo Promecal
Diario de Burgos se basa en el Sistema de Gestión de Contenido desarrollado por Escrol
Auditado por Logo OJD