Diario de Burgos
Saltar Publicidad   Cerrar   

Publicidad

Los procuradores «agilizarán» la Justicia con sus nuevas funciones

I.E. / Burgos - sábado, 27 de julio de 2013
Carmen Velázquez, Inmaculada Pérez, Ana Marta Miguel, Alejandro Junco y Juan Carlos Estévez. (de i. a dcha.). - Foto: Valdivielso
La decana del Colegio, Carmen Velázquez, asegura que la asunción de los actos de notificación -previo pago- «contribuirá a descargar de trabajo a la Administración»

Como cada año, el 26 de julio los procuradores celebran su festividad, Santa Ana. Y en esta ocasión lo hacen en medio de un ambiente especialmente reivindicativo. Por una parte, porque quieren que el Ministerio «aclare pronto que el TSJ tendrá una sola sede y ésta estará en Burgos». Y segundo, por cuanto su colectivo se encuentra en pleno proceso de reconversión a la espera de asumir las nuevas competencias en materia de actos de comunicación.
Carmen Velázquez, la decana del Colegio de Burgos, cree que los procuradores «contribuirán a descargar de trabajo a la Administración de Justicia» y el ritmo en la ejecución de sentencias -en especial en la jurisdicción civil- «se incrementará en gran medida». Para ello es fundamental que estos profesionales tengan acceso directo y sin restricciones al Punto Neutro Judicial (PNJ), que permite realizar cualquier consulta patrimonial y domiciliaria.
Sobre las críticas de algunos sectores -de los funcionarios entre otros- que aseguran que la irrupción de los procuradores en la notificación de actos jurídicos servirá para originar una Justicia de dos velocidades, Velázquez señala que «todo lo contrario». Así, explica que acudirán a ellos «quienes quieran un servicio rápido y eficaz, pagando eso sí». Pero el resto de personas, quienes no contraten a los procuradores, también se beneficiarán pues ellos habrán «absorbido buena parte de la carga de trabajo».
En este sentido, recuerda que en estos momentos la diligencia de un exhorto puede durar 4 ó 5 meses y se pregunta por qué alguien no puede agilizar ese trámite pagando a un profesional.
La asunción de estas nuevas funciones «obligará» a los procuradores a reinventarse. De hecho,  tendrán que activar su instinto comercial para lograr clientes. Pero el reto no les asusta porque su profesión ha sido pionera en la «modernización de sistemas y en la creación de plataformas informáticas para agilizar el proceso de notificaciones», indica Velázquez.
Durante la festividad, la presidenta de los procuradores se acordó también de la batalla que está librando junto al Colegio de Abogados para conseguir que el Ministerio dé marcha a atrás y haga un declaración pública que deje claro que la sede del TSJserá única y estará en Burgos.
Asimismo, defendió la conservación de los actuales partidos judiciales, «en una provincia con unas características geográficas tan peculiares, como la única forma de acercar la Justicia al ciudadano». Además, exige una digna remuneración del turno de oficio, teniendo en cuenta que los asuntos de justicia gratuita se han multiplicado por tres en los últimos años.
El acto oficial del Colegio tuvo lugar a las 20 horas en el Palacio de Justicia del paseo de la Isla. Recibieron la insignia de plata por sus 25 años de ejercicio Inmaculada Pérez Rey, Ana Marta Miguel Miguel y Alejandro Junco Petrement. Juan Carlos Estévez Fernández-Novoa, presidente del Consejo General de los Procuradores de los Tribunales de España, entregó al colegio el diploma y la medalla de plata de la institución. Antes de este acto hubo una misa en la parroquia de San Gil. Y todo concluyó con una cena de hermandad en el Mesón El Cid.

Compartir en Facebook
Compartir en Google Plus
Compartir en Twitter
Grupo Promecal
Se recomienda una resolución de pantalla de 1024x768 y las últimas versiones de los navegadores.
Diario de Burgos digital se basa en el Sistema de Gestión de Contenido desarrollado por Escrol