Diario de Burgos
Saltar Publicidad   Cerrar   

Publicidad

Sucesos

El Seprona de Santa María del Campo localiza un taller clandestino de reparación de vehículos

diariodeburgos.es - miércoles, 27 de enero de 2016
- Foto: OPC
El inusual trasiego de automóviles en una nave llamó la atención de los agentes, que comprobaron que en su interior se realizaban actividades propias de un taller de chapa y pintura sin las autorizaciones ni licencias necesarias para abrir el negocio

El Seprona de la Guardia Civil ha abierto expedientes sancionadores a un varón de 41 años de edad, responsable de una nave situada en una localidad de La Ribera, en cuyo interior se realizaban trabajos de reparación de vehículos, careciendo de toda clase de permisos y autorizaciones para legalizar el negocio.

En el marco de las acciones preventivas en materia de medio ambiente y de inspección de locales donde se pudieran ubicar talleres clandestinos de reparación de vehículos, el Seprona de Santa María del Campo tuvo conocimiento de la ubicación de uno de estos supuestos negocios ilegales.

Así localizaban una nave con un inusual trasiego de vehículos, por lo que fue sometido a vigilancias discretas, pudiendo comprobar a simple vista desde el exterior, actividades propias de un taller de chapa y pintura.

En presencia del responsable se realizó una inspección al interior de la nave, verificando que se encontraba acondicionado y dotado de la instrumentación y herramienta profesional necesaria para realizar el mantenimiento y la reparación de vehículos, junto con dos elevadores y dos compresores. Llamó poderosamente la atención de los agentes la instalación de una cabina de pintado realizada de forma artesanal.

En el taller fueron localizados dos automóviles sobre los que se estaba trabajando y varios más estacionados en un patio exterior pendientes de reparación.

Al ser requerida al responsable las autorizaciones y licencias necesarias para realizar la actividad y apertura del negocio, así como para la gestión de los residuos ocasionados, no presentó ninguna documentación que acreditase la lícita actividad, por carecer de ellas, comprobándose que tampoco figuraba de alta en la Seguridad Social. 

La actividad fraudulenta había creado un cierto malestar en el sector de la automoción y entre el gremio de talleres. Se han levantado actas-denuncia, remitidas a las Administraciones correspondientes.

 

Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
 OPC
- Foto: OPC
Grupo Promecal
Diario de Burgos se basa en el Sistema de Gestión de Contenido desarrollado por Escrol
Auditado por Logo OJD