Los burgaleses dicen no a Cataluña como lugar de vacaciones

GA - domingo, 2 de septiembre de 2018
Los burgaleses dicen no a Cataluña como lugar de vacaciones - Foto: Patricia González
Uzbekistán se ha convertido en el viaje exótico de moda de un verano en el que han empezado a despertar Egipto y Túnez

La crisis política que vive Cataluña desde hace varios meses, el nacionalismo exacerbado de rechazo a lo español desde una parte de su sociedad y el encadenamiento de noticias negativas en los medios de comunicación originadas en esta comunidad autónoma están teniendo un impacto cada vez mayor entre el turista burgalés y en sus decisiones a la hora de elegir su lugar de veranero. Así, otrora muy demandadas, las playas de la Costa Brava han dejado de ser un destino preferente de las vacaciones veraniegas en las agencias de viajes locales e incluso, reconocen desde el sector, son descartadas de entrada por cada vez un mayor número de clientes. «Hemos notado un descenso exagerado, esa es la realidad, incluso muchos nos dicen de entrada que ‘ahí no’, que allí ‘no dejan ni un duro’ y nos reclaman otras alternativas de costa».
Pese a su indudable belleza y encanto, Cataluña se ha vuelto -con la esperanza de que sea de manera temporal- un destino incómodo para descansar unos días. No gusta lo que allí está pasando. Este está siendo, junto con el recelo que aún despiertan los países árabes ante el temor a los atentados terroristas indiscriminados, uno de los fenómenos más latentes en el verano del viajero burgalés, según constatan las agencias de viajes.
Hay otras novedades curiosas y más positivas, por ejemplo, el hecho de que en este 2018 se le ha cogido el gusto a países como Uzbequistán, la exrepública soviética ubicada en Asia Central por la que cruzaba la histórica Ruta de la Seda, y se hayan descubierto rincones antes exóticos y olvidados de la vieja Europa, como Albania.
De entrada, explica Miguel Ángel Pérez, portavoz de la Asociación de Empresarios de Agencias de Viajes (ABEAV), que reúne a una treintena de despachos entre Burgos, Miranda y Aranda, la demanda de paquetes de vacaciones en 2018 se está manteniendo. No solo no está ocurriendo lo mismo que con la llegada de turistas a Burgos, que ha caído en torno a un 6%, sino que las salida de los autóctonos se consolida y prosigue firme la tendencia al creciendo de los últimos años, una vez superada la crisis.
¿Y cuáles son las preferencias de los burgaleses? Además de los destinos tradicionales más cercanos y asequibles económicamente, las costas españolas, la lista de vacaciones en el exterior la encabezan los circuitos por Europa:Italia, Croacia, Centroeuropa, Polonia y las Repúblicas Bálticas. Hay que sumar el mencionado redescubrimiento de Albania y Rusia, que  goza de un gran aprecio por parte del viajero local. Turquía, blanco del islamismo radical, vuelve a los folletos turísticos.
En Lejano Oriente triunfan, por este orden, Japón, China, India y Tailandia, la visita más asequible de las cuatro mencionadas.
En África llama la atención el hecho de que empieza a recuperarse Egipto, un destino estrella antes de la tumultuosa primavera árabe, y también ha vuelto a ofertarse Túnez, cuyas playas compiten con las de Levante.

Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
Grupo Promecal
Diario de Burgos se basa en el Sistema de Gestión de Contenido desarrollado por Escrol
Auditado por Logo OJD