Diario de Burgos
Saltar Publicidad   Cerrar   

Publicidad

Aquí no hay festivo que valga

Á. M. / Burgos - jueves, 8 de diciembre de 2011
¿Lo recuerdan? Sí, es la estación y aquí había andenes cubiertos. - Foto: Jesús Javier Matías
La apertura, el próximo jueves, del tramo 1 del bulevar (entorno de la vieja estación) obliga a las empresas a trabajar todo el puente para culminar unas obras que se iniciaron hace 15 meses • Es el corazón del nuevo eje

El tercero de los cuatro tramos considerados ‘críticos’ en la inmensa obra del bulevar tiene fecha de apertura prevista el jueves de la próxima semana, y eso significa que en el último mes no ha habido ni fines de semana ni festivos para parte de los trabajadores de las empresas que ultiman la obra. Han trabajado incluso por las noches para entregar en hora después de 15 meses de trabajos en el segmento que, junto con los más poblados (Carmen-Casillas y Casillas Fuente Prior) y el que también se ultima sobre el Arlanzón (Fuente Prior-Capiscol), mayor impacto tendrá sobre el dibujo y el futuro de la ciudad.
Son varios los motivos sobre los que pivota la importancia de este tramo. El primero es que urbaniza todo el perímetro de la vieja estación, un inmueble protegido que el Ayuntamiento deberá poner en valor cuando lo reciba de Adif. El segundo es que desarrolla un Plan Parcial que generará 13 edificios que coserán la zona Sur (San Pedro y San Felices) con los barrios de Cellophane y Castellana. Entre esos 13 edificios se cuentan las dos torres diseñadas por Herzog y De Meuron que duermen el sueño de los justos metidas en un cajón en espera de un promotor que las desarrolle.
A partir de su apertura, los viales abiertos al tráfico para ganar permeabilidad se multiplicarán (habrá hasta cuatro) y el propio bulevar crecerá en más de un kilómetro, llegando ya desde Cellophane hasta Fuente Prior y cerrando así todo el perfil de la ciudad que queda en la margen izquierda del Arlanzón.
Además, esta obra llevaba aparejada otras dos: la central de recogida neumática de residuos de San Pedro y San Felices y la construcción de un parking subterráneo en las Huertas de la Concepción. La primera está ejecutada y la segunda acaba de iniciarse.
También genera una bolsa importante de parcelas para construir VPO (algunas ya iniciadas) y deja el camino preparado para acometer la siguiente parte del trazado, la que deberá unir Cellophane con el Hospital del Rey, creando así una vía paralela y de desahogo para las avenidas de Valladolid y Palencia, muy saturadas por el desarrollo residencial en la zona Oeste de la ciudad.

Compartir en Facebook
Compartir en Google Plus
Compartir en Twitter
Grupo Promecal
Se recomienda una resolución de pantalla de 1024x768 y las últimas versiones de los navegadores.
Diario de Burgos digital se basa en el Sistema de Gestión de Contenido desarrollado por Escrol