«No nos ha quedado nada»

F.T. - sábado, 5 de enero de 2019
«No nos ha quedado nada» - Foto: Alberto Rodrigo
«La muerte de los animales lo llevo muy mal, pero lo importante es que a la familia no nos ha pasado nada», afirma Luis Antonio tras el incendió que arrasó su casa en Villaescobedo

Luis Antonio, conocido en el pueblo como Tom, y sus dos hijos, uno de quince y otro de doce años, se encontraban montando a caballo enla localidad cántabra de Mataporquera cuando recibieron la llamada que les alertaba del incendio de su casa de Villaescobedo.
A varios kilómetros del pueblo, que está en un alto, ya eran visibles las llamas que convirtieron la vivienda en una bola de fuego, «y no pudimos salvar nada, ni el poni ni las cabras, esto lo llevo muy mal porque los animales son mi vida, pero lo importantes que a la familia no nos ha pasado nada», afirma Tom con la voz entrecortada y lágrimas en los ojos.
Tom es un enamorado de los animales, en especial de los caballos... «ahora me quedan trece», afirma mientras contempla como todavía, entre el humo, corretean unas gallinas por el patio de la que ha sido su vivienda en los últimos dieciséis años, aunque su mujer fue a vivir a ella seis años antes.
Apesar del dolor por la muerte de estos animales, Tom se consuela al ver a su familia a salvo, «ahora hay que tirar para adelante», asegura mientras mira como todavía sale humo del amasijo de escombros en el que ha quedado convertida su casa, «lo único que hacemos es mirar al humo», indica mientras vecinos y conocidos le trasladan muestras de apoyo.
La mañana de ayer fue ajetreada para esta familia que se ha quedado con lo puesto, no han podido salvar nada de sus casa, «ahí se han quemado todas nuestras pertenencias, no ha quedado nada, ni un papel», afirma a la vez que agradece el apoyo de todos los vecinos de Villaescobedo y del Valle de Valdelucio, así como las muestras de apoyo que ha recibido desde la cercana Aguilar de Campoo.
«Todos se han volcado con nosotros y estamos recibiendo continuas muestras de apoyo, hay gente que nos han ofrecido hasta su casa, pero de momento estamos en el hotel y en los próximos días tendremos que pensar que es lo que vamos a hacer, pero ahora mismo no tenemos nada decidido, aunque es difícil marcharse de aquí con tantos animales y sin papeles», señala Tom.
Una de las opciones es volver a la casa, pero considera que será muy complicado, por el alto coste que supondrá. «Hay que esperar unos días para valorar como ha quedado la estructura y valorar lo que puede costa levantarla de nuevo porque solo han quedado las cuatro paredes, y ya veremos lo que nos abonará el seguro», apunta, a la vez que indica que todavía no saben nada sobre la causa que pudo originar el pavoroso incendio que unas horas calcinó completamente la vivienda.
En el mismo sentido se expresaron los bomberos voluntarios de Villadiego, los primeros que llegaron al lugar del suceso en la tarde del jueves y que ayer continuaban en el lugar para impedir que el fuego se pudiera reavivar. «Es difícil determinar si ha sido por un cortocircuito o por la chimenea», señalaba uno de los bomberos de Villadiego, que ayer vigilaba que el fuego no se reavivara.

[más información en la edición impresa]

Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
Grupo Promecal
Diario de Burgos se basa en el Sistema de Gestión de Contenido desarrollado por Escrol
Auditado por Logo OJD