Diario de Burgos
Saltar Publicidad   Cerrar   

Publicidad

Adiós AP-1. Bienvenida A-1

I.E. - sábado, 1 de diciembre de 2018
Adiós AP-1. Bienvenida A-1 - Foto: Alberto Rodrigo
Se abre la autopista una hora antes de la medianoche y se desmontan las barreras. Los miembros de la Plataforma lo celebran y la Guardia Civil hace un amplio despliegue de seguridad

Ni dieron las 12 de la noche ni se levantaron las barreras. La supresión del peaje de la AP-1 -que muchos burgaleses ansiaban desde hace 40 años- se adelantó una hora, muchos usuarios no hubieron de esperar al sábado (a hoy) para circular gratis por la doble vía. Y las  barreras no se alzaron, los trabajadores de Europistas directamente las desmontaron, en torno a las 23 horas de ayer. De modo que a partir de ese momento los agentes del Subsector de Tráfico de la Guardia Civil, linterna en mano, se pusieron a organizar el tráfico con el fin de evitar percances y agilizar la circulación en Castañares.
En ese punto de la AP-1, A-1 desde hoy, las medidas de seguridad fueron extremas. Once patrullas de la Benemérita y dos furgones de la UIP de la Policía Nacional velaron por que la liberalización discurriera con normalidad. No tuvo lugar ninguna cuenta atrás que imprimiera emoción a un acontecimiento histórico, pues no hay que olvidar que se trata de la primera autopista de España que vuelve a manos del Estado para ser gratuita.  Los miembros de la Plataforma de la N-I llegaron al peaje sobre las 23,45 y animaron una ‘fiesta’ que hasta ese momento era bastante descafeinada. Su portavoz, Rafael Solaguren, entregó unos carteles del movimiento al subdelegado del Gobierno, Pedro de la Fuente, y después brindaron con champán.  Hasta allí se acercaron también la diputada socialista Esther Peña; el portavoz del PSOE en el Ayuntamiento, Daniel de la Rosa; su compañero de filas el concejal David Jurado; integrantes del PCAS; de la asociación Juan XXIII, y algún curioso.
Los trabajadores de Europistas  retiraron los cajetines de dinero de los cobradores automáticos mientras los de Fomento colocaban las señales de prohibido circular a más de 20 por hora, acompañadas por el aviso de ‘pase sin parar’, que advertía antes de las 0,00 horas de que los usuarios no tenían que apoquinar. Algún conductor dedicó un toque de claxon a los ciudadanos y periodistas congregados. Los miembros de la Plataforma les contestaron con aplausos y gritos de «es gratis, es gratis ya».
 Desde ahora habrá que observar la capacidad de la infraestructura para absorber sin problemas el tráfico de la carretera, pues está previsto que unos 7.000 vehículos al día -más de la mitad pesados- se trasladen a la autopista (A-1). Y es que la liberalización entra en funcionamiento sin reforma alguna en la vía de alta capacidad, sin tercer carril y sin más conexiones. Por ella circularán a diario en torno a 27.000 vehículos, de los que un 25% serán camiones.
Ayer por la noche el Ministerio de Fomento comenzó a cambiar la señalización. colocará carteles de A-1 en sustitución de los de AP-1 y suprimirá los avisos de peaje. En estos primeros días, hasta que las playas desaparezcan, la velocidad máxima permitida al llegar a los ‘expeajes’ será de 20 kilómetros por hora. El Subsector de Tráfico de la Guardia Civil establece un dispositivo especial para controlar la circulación, si bien no descuidará la vigilancia de la N-I.

Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
Grupo Promecal
Diario de Burgos se basa en el Sistema de Gestión de Contenido desarrollado por Escrol
Auditado por Logo OJD