Diario de Burgos
Saltar Publicidad   Cerrar   

Publicidad

Ribera del Duero / Recorrido

Rico acerca a la comarca el Plan de Empleo y el convenio de las goteras

J.C.O. / Villalbilla - martes, 10 de marzo de 2015
César Rico fue el encargado de cortar la cinta inaugural del nuevo paso junto al alcalde (i), Ángel Peña. - Foto: DB
César Rico inauguró ayer la pasarela peatonal de Tubilla del Lago y visitó los municipios de Valdeande y Villalbilla de Gumiel para conocer in situ sus necesidades y las obras acometidas

Los vecinos de Tubilla del Lago ya no tendrán que utilizar obligatoriamente para cruzar el río Gromejón el estrecho y peligroso puente de la carretera BU-V-9101 gracias a la construcción de un nueva pasarela peatonal sobre el cauce fluvial. Una infraestructura que ayer inauguró oficialmente el presidente de la Diputación, César Rico, en compañía del diputado de la zona, Ángel Guerra, dentro de un periplo por tres localidades ribereñas para conocer de primera mano in situ sus necesidades e inquietudes y visitar algunas de las obras acometidas a lo largo de este mandato a través de los Planes Provinciales.
El regidor tubillano, Ángel Peña, explicó que este paso venía siendo largamente demandada por la población «con el objetivo fundamental  de mejorar la seguridad vial de todos los vecinos y personas que visitan el municipio». Un proyecto cuya materialización explicó que se ha sido una realidad gracias a la implicación de la Diputación provincial que ha  financiado el 50% de una inversión que ha rondado los 53.000 euros. Rico destacó esta actuación como un ejemplo de colaboración entre ambas administraciones «planteada desde un justo punto reivindicativo».
 Aunque la altura de las barandillas ha suscitado las quejas de algunos vecinos que las consideran excesivas al impedir disfrutar del paisaje, tal y como dejaron constancia en el acto de inauguración, Peña explicó que ha venido condicionada por la normativa de seguridad de estos elementos de uso público y se ajusta a los requisitos técnicos exigidos por la Confederación Hidrográfica del Duero y la Consejería de Medio Ambiente.
La corporación tubillana, que expresó su deseo de contar algún día con ayudas para cubrir el frontón, aprovechó para mostrar a Rico las avanzadas obras de construcción de  un complejo muro de hormigón de contención en la margen derecha del Gromejón para evitar que las crecidas afecten a los vasos de las piscinas municipales. Una actuación con un presupuesto de 32.000 euros incluida dentro de los Planes Provinciales.
Previamente el presidente de la corporación provincial hizo parada en Villalbilla de Gumiel donde ante la ausencia del primer edil fue recibido por el teniente de alcalde y el concejal, respectivamente, Román y Desiderio del Cura. Mostraron las obras de ensanchamiento acometidas en la calle El Paseo para permitir el paso de los camiones hasta la plaza, el centro social de las antiguas escuelas y los muros de contención que se están construyendo en torno a la iglesia y reclamaron la ayuda de la Diputación para acometer el arreglo del tejado de la torre de la iglesia  románica de Santiago Apóstol, así como para realizar un paseo en la travesía de entrada al municipio y acometer la  renovación del firme de las calles El Campillo y del Cementerio.
Allí César Rico confirmó que todos los municipios de la provincia tendrán opción este año a la contratación por espacio de medio año de al menos un trabajador para los fines que consideren oportunos  dentro de las ayudas del Plan de Empleo. «Este año los 368 ayuntamientos de la provincia de menos de 20.000 habitantes , lo cual es una buena noticia teniendo en cuenta que el año pasado no les correspondió por las limitaciones que contenía le plan», argumentó.

Convenio de las goteras

Asimismo anunció que se volverá a convocar la línea de subvenciones del ‘convenio de las goteras’ para actuar en las cubiertas de los templos de la provincia a la que se podrá acoger la localidad y que el resto de proyectos se intentarán afrontar a través de Planes Provinciales u obras complementarias.
El viaje culminó en Valdeande donde Rico se sorprendió con la rehabilitación llevada a cabo en la iglesia parroquial de San Pedro, cuyo tejado se ha renovado, se ha instalado una nueva escalera de acceso a la torre, se ha recuperado la antigua espadaña eliminando un reloj añadido posteriormente y se ha instalado iluminación ornamental.
El presidente visitó también el lagar rehabilitado como museo gracias a una subvención de 24.650 euros del programa Leadercal y la calle de acceso que ha sido urbanizada por completo. La corporación municipal, con el alcalde, Juan Abel Abejón, a la cabeza instó a que les echen una mano para completar la renovación de la red de abastecimiento de agua con la adecuación de la captación en el manantial para reducir  los costes.

Compartir en Facebook
Compartir en Google Plus
Compartir en Twitter
Grupo Promecal
Se recomienda una resolución de pantalla de 1024x768 y las últimas versiones de los navegadores.
Diario de Burgos digital se basa en el Sistema de Gestión de Contenido desarrollado por Escrol