Diario de Burgos
Saltar Publicidad   Cerrar   

Publicidad

18 de julio de 2018

La tortilla del mundo

C.M. / Burgos - sábado, 5 de mayo de 2012
El actor, que daba vida al doctor Waldo, con las ganadoras del concurso de tortillas. - Foto: DB/Jesús J. Matías
El actor de Hospital Central David Andrade entregó ayer el Premio "Eres Joven, ¡Triunfarás!", de la Fundación Bertelsmann, al Artesano por un proyecto que fomenta la convivencia intercultural a través de la comida

Polacos, ecuatorianos, colombianos marroquíes, chinos, argentinos, dominicanos, paquistaníes, congoleños, argelinos... Hasta un total de 20 nacionalidades están representadas en el centro educativo San José Artesano, lo que supone el 13% de su alumnado. Su integración no es fácil, pero los profesores y los alumnos están poniendo mucho de su parte para conseguirla.
Su último proyecto La tortilla del mundo, impulsado por los estudiantes del Programa de Cualificación Profesional Inicial (PCPI) de Auxiliar de Servicios Administrativos, ha sido determinante para que el centro se haya convertido en un espacio de tolerancia. Y, además, ha obtenido el Premio Eres Joven, ¡Triunfarás!, que concede la Fundación Bertlsmann.
Lo primero que echan de menos los inmigrantes al llegar a otro país es a su familia y, después, la comida. De modo, que un alumno polaco planteó durante una clase la posibilidad de añadir algún ingrediente típico de cada uno de sus países a una de las comidas españolas por excelencia, la tortilla de patata, y así, a través de los diferentes sabores, dar a conocer a sus compañeros algo más de sus lugares de procedencia. «La integración es mezcla y aprender unos de otros y qué mejor forma que a través de una tortilla del mundo», apuntó la profesora Charo González, coordinadora del proyecto.
La iniciativa tuvo tal acogida entre el alumnado que se sumaron al proyecto los compañeros de los ciclos formativos de la familia de Administración y Comercio. Las tortillas que cocinaron con los ingredientes añadidos se comercializaban todos los jueves a través de cooperativa ‘Bocadeliz’, creada por los propios jóvenes. También involucraron a asociaciones como Burgos Acoge o Cáritas con las que el centro colabora, cuyos miembros se prestaron a hacer de jurado. También han elaborado un libro de cocina con las recetas y pronto también las colgarán en internet. «El proyecto ha servido para integrar a un alumnado con muchos problemas y ha puesto de manifiesto que educar no es solo transmitir conocimientos sino fomentar actitudes de tolerancia o emprendimiento», añadió.
La Fundación Bertelsmann entregó ayer el premio al San José Artesano. El encargado de hacerlo fue el actor David Andrade, de la serie Hospital Central, que es embajador de este certamen. También realizó una representación junto a otros seis compañeros especialistas en escenas de acción.
Con este concurso, la Fundación Bertelsmann busca ideas en todo el país que fomenten la convivencia en las aulas.La iniciativa cuenta con el apoyo del Ministerio de Educación y de la ONU.

Grupo Promecal
Diario de Burgos se basa en el Sistema de Gestión de Contenido desarrollado por Escrol