Diario de Burgos
Saltar Publicidad   Cerrar   

Publicidad

Vivir

Miguel Alonso, el "toque de Burgos"

I.L.H. / Burgos - miércoles, 11 de marzo de 2009
Lleva 30 años recorriendo el mundo con el sonido de su dulzaina • Está detrás de Atabal, Yesca, Amigos de la Dulzaina, Comité de Folclore y la Escuela Municipal • El sábado le homenajean en Madrid

Tiene en su poder más de 400 instrumentos de todo el mundo, pero solo hay uno que interpreta el sonido de su alma. La dulzaina es casi una extensión de Miguel Alonso desde que, con apenas 15 años, decidiera aprender a tocarla de manera autodidacta. Fue Justo del Río quien le proporcionó la primera (una antigua de Bruno Ontoria) tras ver cómo interpretaba la música tradicional con la flauta dulce. Luego su tesón haría el resto hasta convertirlo en un maestro indiscutible de la dulzaina, dentro y fuera de Burgos.

En estos treinta años de profesión "Miguelón" ha creado escuela, y no nos referimos a que sea el director de la Escuela Municipal de Dulzaina, centro por el que han pasado más de 2000 alumnos desde que asumiera el cargo en 1988. Hablamos de una forma de interpretar la música, de un estilo personal que ha conseguido asumiendo los toques de sus dos grandes maestros (Teófilo Arroyo, de la saga de dulzaineros del Sotillo de la Ribera Los Pollos, y Simón Altable, dulzainero del Ayuntamiento de Burgos) y aportando el suyo propio, lo que en algunos círculos viene denominándose «el toque de Burgos».

Miguel Alonso ha llevado con su dulzaina la música tradicional de Castilla a prácticamente a toda la geografía española y en el extranjero a Portugal, Francia, Italia, Bélgica, Malta, Inglaterra, Alemania, Suiza, Austria, República Checa, Eslovaquia, Polonia, Rumania, Hungría, Turquía, Rusia, Corea del Sur, China, Estados Unidos, Perú y México.

Tradición y fusión

En su larga lista de actividades destaca su colaboración desde hace más de 20 años con el Colectivo Yesca, su labor con el Comité de Foclore Ciudad de Burgos del que es secretario, la presidencia de la Asociación Cultural de Amigos de la Dulzaina, fundador de los grupos Alto Riesgo y Atabal, Dulzainero Municipal del Ayuntamiento de Burgos y precursor en interpretar su instrumento predilecto con otros tan dispares como sintetizadores, teclados, bajos, violines, saxofones, trombones, guitarras y acordeones.

«Cuando uno se acerca por primera vez a la dulzaina puede parecerle un instrumento agresivo y un poco duro porque no es tan melódico ni agradecido como otros. Pero con un poco de paciencia le cogerá el gusto y se dará cuenta que por su sonido está pensado para tocar en la calle, pero que tiene otras muchas salidas», apunta el músico burgalés del 62.

Por toda esta trayectoria, por tratarse de una figura que lleva más de 30 años difundiendo las posibilidades de este instrumento, el IV Certamen de Dulzaina que organiza la Escuela de Folklore Plaza Castilla de Madrid le dedicará el sábado un homenaje en la sede de la Fundación OSCUS (18:30 h.).

Compartir en Facebook
Compartir en Google Plus
Compartir en Twitter

>Resultados Deportivos

Baloncesto
España 71 Francia 55
Grupo Promecal
Se recomienda una resolución de pantalla de 1024x768 y las últimas versiones de los navegadores.
Diario de Burgos digital se basa en el Sistema de Gestión de Contenido desarrollado por Escrol