Diario de Burgos
Saltar Publicidad   Cerrar   

Publicidad

Vivir
SOCIEDAD

Las pioneras

Angélica González - jueves, 18 de octubre de 2007
El día 25 se presenta en el Teatro Principal el libro 'Los inicios del ejercicio médico de la mujer en Burgos', de José Manuel López Gómez.

La vida de cada una de ellas daría para una película, dice el médico e historiador José Manuel López Gómez de Felisa Martínez, Antonia Castillo, Justa Rodríguez y Luisa Eraña. Y no es para menos. Las cuatro son las primeras mujeres que siendo burgalesas se licenciaron en Medicina o que ejercieron esta profesión aquí llegadas de otras provincias en años en los que las cosas eran muy difíciles para el género femenino salvo aquellas que tenían que ver con el entorno doméstico. Criar hijos y cuidar de la casa fue la función primordial de las españolas hasta hace apenas unos años, por lo que las miles de estudiantes que ahora pueblan las facultades tienen una deuda enorme con estas pioneras.

De rompe y rasga. Así las define su biógrafo. A la cabeza, cronológicamente, aparece Felisa Martínez Ruiz, nacida en Miraveche en 1902 y que se licenció en Medicina en Valladolid con apenas 24 años. Esto le convirtió en la primera burgalesa que termina esos estudios y ejerce la profesión pero, curiosamente, no fue la primera que se colegió (trabajó sin esta condición pero fue en plena Guerra Civil).Gómez López tuvo la oportunidad -gracias a las facilidades que le dio la familia- de acceder a su despacho, donde encontró libros, documentos, fotografías... en definitiva, su vida.

Procedente de una familia acomodada, su padre hace que estudie el Bachillerato y luego no pone impedimentos para que se matricule en la Universidad donde hace una carrera brillantísima. Al terminar, tiene la intención de ejercer pero el "liberalismo" de su progenitor no llegaba a tanto y le ordena que se quedara en casa.

LLEGA LA GUERRA. Tras un tira y afloja, Felisa se marcha a Madrid a hacer el doctorado, que no acabaría, y se aloja en la Residencia de Señoritas, vinculada a la Institución Libre de Enseñanza. Se especializa en Ginecología y Pediatría y comienza a trabajar en el Hospital Niño Jesús, a investigar y a publicar. Luego le hacen jefa de Pediatría del Hospital del Buen Suceso y se licencia en Magisterio.

Durante la guerra forma enfermeras de Falange y es jefa en el Hospital Militar de la Cruz Roja en Oña pero López Gómez asegura que lo hace sin significación política. Luego ejerció la pediatría en Soria dirigiendo el jardín de infancia de Auxilio Social y se ocupó del hospicio, donde redujo la mortalidad del 76% al 18%. Fue amante de la música, muy viajera y miembro de la Asociación Mundial de Mujeres Médicos. Murió en 1993. El Ayuntamiento estudiará próximamente dedicarle una calle.

La historia de Antonia Castillo es también «fascinante». Nacida en Ceuta, se casó con el presidente de Izquierda Republicana en aquella ciudad y fue la primera mujer miembro del Colegio de Médicos de Burgos. Tras el golpe de Estado de Franco su marido huye a Tánger y a ella le hacen la vida imposible expedientándola. López Gómez "la encuentra" colegiada en Burgos en 1940. Aquí inicia su ejercicio como ginecóloga en su consulta privada de la calle Aparicio y Ruiz, 18. En 1945 se marcha a México donde diez años después se reencuentra con su marido. En los sesenta la pareja volvió a España. ¿Por qué llegó a Burgos y trabajó aquí durante cinco años? «Me lo he preguntado miles de veces y no he encontrado respuesta», reconoce el historiador.

La salmantina Justa Rodríguez fue la primera mujer que ejerció en el medio rural (en Quintanavides, Anguix y Contreras). Justa concluyó el doctorado... pero lo hizo en Colombia, donde tuvo que repetir toda la carrera de Medicina. Antes hizo educación para la salud en un programa de radio, y ejerció como "cooperante" en Bogotá, donde estudió el efecto de la inhalación de pegamento en los niños de la calle.

Luisa Eraña es la segunda burgalesa (de Pineda de la Sierra) licenciada en Medicina. Se inclina por la especialidad de Análisis Clínicos y trabaja en el Laboratorio Municipal. En 1949 se rompe la tubería general que abastece a la ciudad y ella se encarga de potabilizar todas las fuentes antiguas para garantizar el suministro, lo que da pie para que se la nombre técnica auxiliar de laboratorio, puesto en el que está quince años con carácter interino. A finales de los sesenta se marcha a Tolosa donde gana una plaza de su especialidad y ocho años después vuelve a Burgos donde se jubiló como jefa de sección del servicio de Análisis Clínicos del Hospital General Yagüe en 1990. Luisa, que hoy tiene 87 años, ha sido propuesta para que el Ayuntamiento la nombre Burgalesa de Pro. El próximo día 25 acudirá a la presentación del libro, en el Teatro Principal, en la que participarán el presidente del Colegio de Médicos, Juan José Aliende, y el alcalde, Juan Carlos Aparicio.

Compartir en Facebook
Compartir en Google Plus
Compartir en Twitter

>Resultados Deportivos

Fútbol
Real Madrid 2 Barcelona 0 Finalizado
Grupo Promecal
Se recomienda una resolución de pantalla de 1024x768 y las últimas versiones de los navegadores.
Diario de Burgos digital se basa en el Sistema de Gestión de Contenido desarrollado por Escrol