Diario de Burgos
Saltar Publicidad   Cerrar   

Publicidad

Ribera
Retazos de un archivo

El Festival de las Canción del Duero

Máximo López / Aranda - domingo, 5 de septiembre de 2010
Hace 50 años se celebraba en la capital ribereña el Primer Festival Hispano-Portugués de la Canción del Duero, un certamen que mantuvo su celebración hasta el año 1970

El próximo jueves se cumple medio siglo de una iniciativa que durante toda la década de los sesenta hizo figurar a la capital de la Ribera como un referente de la canción ligera y del espectáculo. La idea surgió al comienzo del período en el que Luis Mateos estuvo al frente de la alcaldía de Aranda de Duero.

En esos años estaban surgiendo en zonas turísticas de España distintos festivales dedicados a la canción ligera y que trataban de dar relieve y difusión publicitaria a los destinos turísticos costeros donde se celebraban. Por ejemplo en 1959 tenía lugar el Primer Festival de Benidorm. Lo novedoso de la nueva iniciativa, y su mayor dificultad, era celebrar un festival con amplia repercusión mediática en una localidad de interior sin gran infraestructura turística. Como principal innovación, frente a otros festivales, se le dotaba de un carácter internacional al poner al río Duero como protagonista y como elemento de unión entre España y Portugal. El alcalde de Aranda pretendía utilizar todos sus contactos para que el nuevo festival tuviese la mayor difusión posible teniendo un coste mínimo para el Ayuntamiento.

Según las bases que se publicaron en junio de 1960 la participación quedaba limitada exclusivamente a autores de nacionalidad española y portuguesa, que tenían que presentar canciones originales e inéditas en castellano o en portugués. Para los autores se fijaban tres premios en metálico de 50.000, 35.000 y 20.000 pesetas, así como siete medallas. Para los intérpretes se establecía un primer premio de 25.000 pesetas y un segundo de 10.000, correspondiendo sendas medallas del Festival al tercer y cuarto premios. El plazo de admisión de las canciones era el 20 de agosto, debiéndose de seleccionar veinte canciones finalistas que se representarían en el Festival programado para septiembre. En esta misma convocatoria se incluía también un concurso de artículos periodísticos que debían tratar sobre "Motivos literarios del Duero".

Una vez que estaba convocado el concurso se produce un giro inesperado que provoca el impulso definitivo del Festival al involucrarse de lleno el Ayuntamiento de Oporto, que va a servir de enlace con las autoridades portuguesas y con los artistas y autores que participan desde el país vecino. A su vez, esto provoca que las autoridades españolas se vuelquen aún más en una iniciativa que podía ser el mejor escaparate para mostrar las buenas relaciones entre los dos países. El certamen pasa a llamarse ahora "Festival Hispano-Portugués de la Canción del Duero".

Plaza de Toros

Esta primera edición se celebra en la Plaza de Toros de Aranda durante los días 9, 10 y 11 de septiembre de 1960. Junto a los veinte finalistas actuarán, como artistas invitados, algunos de los más afamados intérpretes de la época y las actuaciones serán presentadas por el conocido locutor radiofónico Matías Prats. Los dos primeros días tendrán carácter eliminatorio y el último será una gala final. La asistencia al festival será de más de 5.000 personas, estando acreditados los principales medios de comunicación y agencias de noticias de España y Portugal. La repercusión mediática de esta primera edición será enorme en ambos países. En el NO-DO se incluye un amplio reportaje del Festival al que se le califica humorísticamente como «Festival de secano» frente al resto de los que se celebran en ciudades costeras. Esta primera edición será ganada por la cantante brasileño-portuguesa María Elena con su canción O meu rio Douro.

El resultado económico de la primera edición del festival fue también un absoluto éxito generándose incluso un superávit no previsto que hizo animar a la organización a celebrar una segunda edición en 1961. A la semana siguiente Luis Mateos, alcalde de Aranda, realizaba las siguientes declaraciones: «Nunca se ha pretendido con este Festival hacer negocio, ni en ese sentido fue proyectado, mas, pese a ello, el resultado económico final ha ofrecido superávit, merced, posiblemente, a la generosa aportación de los vecinos de esta ciudad y a la no menos generosa participación del Ministerio de Información y Turismo que, por medio de la Dirección General de Radiodifusión, ha prestado desinteresadamente no sólo la parte técnica, sino locutores, personal… y que, por medio de la Comisaría de Festivales y Actos públicos, se ha encargado del montaje del escenario y adorno de la plaza».

El proyecto inicial sería que en años sucesivos hubiese dos fases, celebrándose alternativamente una fase en Aranda y la otra en Oporto. Cuando se estaban perfilando los detalles de la edición de 1961 surgen movimientos desde Valladolid y Zamora para que estas dos ciudades fuesen sede de los siguientes certámenes. Luis Mateos reacciona inmediatamente porque una cosa es compartir un festival con una ciudad portuguesa y otra muy distinta que ciudades españolas de mayor tamaño desplacen a Aranda de su propia iniciativa. El alcalde de Aranda declaraba en octubre de 1960: «Ha muchos siglos que el río Duero pasa por esas ciudades y ninguna de ellas se ha acordado hasta hoy de dedicarle un festival; no es, pues, justo que a la única ciudad que se le ocurrió se pretenda ahora, por razones geográficas, que más parecen conveniencias oportunistas, arrebatarle el derecho de seguir siendo la ciudad en que se celebre el Festival Hispano-Portugués en sucesivas ediciones».

Televisión

El Festival no sólo siguió celebrándose en Aranda en casi todas las ediciones (excepto alguna en Oporto) sino que irá creciendo en difusión y en calidad. A partir de 1962 se retransmite en directo por Televisión Española en un programa especial que dura más de dos horas. La ocasión es aprovechada para difundir a toda España los encantos turísticos y gastronómicos de Aranda. El último festival se celebrará en 1970.

Compartir en Facebook
Compartir en Google Plus
Compartir en Twitter
Grupo Promecal
Se recomienda una resolución de pantalla de 1024x768 y las últimas versiones de los navegadores.
Diario de Burgos digital se basa en el Sistema de Gestión de Contenido desarrollado por Escrol