Diario de Burgos
Saltar Publicidad   Cerrar   

Publicidad

Ribera
Aranda / Medio ambiente

Una marea ovina

N.L.V. / Aranda - miércoles, 14 de julio de 2010
Un rebaño de 2.200 cabezas atraviesa el casco urbano arandino siguiendo el trazado de la Cañada Real Segoviana • La actividad reivindica la recuperación de la trashumancia

Si el lunes todo el mundo comentaba la marea roja que tomó las calles de Madrid para homenajear a los flamantes campeones del mundo de fútbol, ayer por la tarde en la capital ribereña de lo que se hablaba era de la espectacular riada que a primera hora de la tarde ocupó por completo la vía pública. Sin embargo, a diferencia del fenómeno madrileño, no estaba formada por seres humanos, sino por ovejas. En concreto, cerca de 2.200 ejemplares de merinas que conforman el rebaño con el que la Asociación del Concejo de la Mesta recorre el país para reivindicar la trashumancia y la conservación de las vías pecuarias como grandes ejes ecológicos entre el Sur y el Norte de España.

«Para poder conservar las cañadas hay que usarlas. Y en eso estamos. Llevamos 15 años recorriendo toda España con los rebaños para mejorarlas, dar a conocer la problemática de los ganaderos, y contratar a chicos y chicas jóvenes que continúen el oficio de sus padres y abuelos», explica Jesús Garzón, prestigioso naturalista y presidente de la agrupación, que recuerda que con 125.000 kilómetros de longitud y 400.000 hectáreas de superficie, las vías pecuarias suponen el 1% del terreno nacional. «Se podría decir que son la mayor finca del mundo», asevera.

La aventura partió el 13 de junio desde La Serena extremeña y, tras cubrir una media diaria de 20 kilómetros, está ya en sus últimas etapas puesto que su meta son las montañas de Valdelaguna de Tolbaños de Arriba. Allí permanecerán hasta la llegada del otoño y, aunque tradicionalmente, la vuelta de los trashumantes solía realizarse hacia San Miguel, el 29 de septiembre, ya que la venida se ha retrasado por el mal tiempo, no se descarta prolongar su estancia en tierra burgalesa hasta octubre.

Al frente del rebaño se encuentran los cinco trabajadores que tradicionalmente los guiaban, el rabadán, el compañero, el pastor, el sobrado y el zagal. Su paso por Aranda no ha sido una casualidad, sino que obedece a que se haya seguido el trazado de la Cañada Real Segoviana, que discurre junto a la antigua carretera de Valladolid, cruza el Duero y tras atravesar la calle San Francisco, desemboca en la carretera de Caleruega, desde donde se dirige ya hacia la sierra de la Demanda.

Al margen de reivindicar las vías pecuarias, la iniciativa incide en los importantes beneficios de la trashumancia, que van desde la posibilidad de que los ganaderos sean autosuficientes, sin depender de piensos compuestos, los transportes o los combustibles fósiles, a evitar los daños del sobrepastoreo al hacer itinerar el rebaño. Sin olvidarse de su trascendencia ecológica, al mantener las 400.000 hectáreas que puede recorrer o, en un aspecto más solidario, su papel para luchar contra el hambre en el mundo ya que no se dependería del grano de los países en vías de desarrollo para alimentar un ganado que sería al 100% de producción ecológica.

Compartir en Facebook
Compartir en Google Plus
Compartir en Twitter
Grupo Promecal
Se recomienda una resolución de pantalla de 1024x768 y las últimas versiones de los navegadores.
Diario de Burgos digital se basa en el Sistema de Gestión de Contenido desarrollado por Escrol