Diario de Burgos
Saltar Publicidad   Cerrar   

Publicidad

Ribera
Cultura / Cómic

Un arandino firma el guión de la vuelta a los kioscos de "El Jabato"

J.C.O. / Aranda - jueves, 2 de octubre de 2008
40 años de sequía. La última aventura original del personaje se publicó en 1966 y desde entonces solo han salido reediciones.

Este mes se cumple medio siglo de vida de uno de los personajes de historieta que alcanzaron más popularidad entre generaciones y generaciones de españoles y que ha terminado convertido en uno de los grandes héroes de ficción nacionales: El Jabato. Un personaje de la factoría Bruguera que, siguiendo la estela de otras series juveniles de la misma editorial como El Cachorro o El Capitán Trueno, inició su andadura de la mano del guionista Víctor Mora y de Francisco Darnía a la pluma.

La colección tuvo un importante recorrido hasta 1966, año en que se publicó la última aventura, aunque su presencia en las librerías se ha mantenido hasta nuestros días gracias a las reediciones. Coincidiendo con la conmemoración del cincuenta aniversario de este nacimiento, Ediciones B lanzará el próximo 15 de octubre una aventura totalmente nueva del héroe, un acontecimiento editorial que se no se vivía desde hace 40 años, y que arropará con otros dos tomos compendio conmemorativos.

El Jabato vuelve a asomarse a los kioscos con un álbum titulado La Hermandad de la Espada y uno de los principales artífices de esta resurrección es el arandino Luis Antonio Ródenas, que ha ideado y escrito esa aventura completamente nueva a la que ha puesto los dibujos el también castellanoleonés Josete Revilla, natural de Ciudad Rodrigo.

A sus 43 años y afincado en Valladolid, Luis Antonio Ródenas se dedica profesionalmente a la arquitectura técnica y ha llegado a este mundo de las historietas prácticamente por casualidad arrastrado por su amor a los tebeos. Aunque por mor del destino nació en Colmenar Viejo, se crió en la capital ribereña y confiesa que jamás había escrito más allá de inquietudes juveniles como intentar hacer poesía, iniciar una novela o componer canciones, puesto que muchos ribereños aún le recordarán -con melena rizada, mallas ceñidas y aquella guitarra en forma de flecha- como miembro del grupo heavy Ávalon que funcionó en la capital ribereña entre 1987 y 1995.

El proceso del cómic de El Jabato arranca hace cuatro años intentando completar su colección de tebeos. Luis Antonio se inscribió en el foro de Amigos del Capitán Trueno, donde contactó con Josete Revilla. El diseñador gráfico salmantino le envió unos dibujos y surgió el flechazo. «Le dije que si se atrevía a hacer un Jabato para nosotros en plan particular le hacía los guiones y nos liamos la manta a la cabeza. En ningún momento se nos pasó por la cabeza que la historieta pudiera llegar a publicarse algún día», explica.

Sorprendidos con el resultado, algunos "foreros" contactaron con Editorial B e informaron que habían hecho una aventura nueva y que les gustaría que la vieran.

Padrino de lujo

Por motivos que no han trascendido la propuesta no cuajó y se quedó olvidada en un cajón, hasta que gracias a la intervención de Elías Bravo, un importante miembro del foro, pudo llevarse a cabo ya que telefoneó a Armonía Rodríguez, la esposa de Víctor Mora, y ambos se quedaron prendados con la historieta.

«Se sintieron complacidos y honrados. Víctor dijo que habíamos respetado mucho la esencia, que habíamos continuado con el personaje, que los dibujos le encantaban, que le gustaba el enfoque de la aventura porque ya no era más de lo mismo, sino que se salía un poco de la línea», relata orgulloso Ródenas.

Hasta el punto que Armonía se personó en la oficina de Ediciones B en Barcelona a entrevistarse por sorpresa con el director editorial, Ricardo Artola, para mostrarle la obra y solicitarle los permisos para editarlo por su cuenta. «Fue entonces cuando dijeron que no, que eso lo cogían ellos y lo incluían dentro de los actos del 50º aniversario», explica el autor, quien reconoce que fue una auténtica sorpresa y un honor totalmente inesperado.

Ródenas hace hincapié en que aunque es una aventura nueva, han tratado de mantener lo máximo posible la idiosincrasia original del personaje y el espíritu clásico de la historieta. Un trabajo con el que han pretendido desagraviar al que fue el "hermano pobre" de la factoría Bruguera, eclipsado por el superventas Capitán Trueno.

«He recuperado el espíritu original. Además de respetar más o menos las expresiones propias y giros... son unos personajes my nobles gente que le gusta viajar, son muy aventureros. Y siempre echan una mano a aquel que lo necesita sin ningún ánimo de lucro, una especie de espíritu caballeresco. Y luego la moraleja de todo esto es que el que tiene fe y cree en algo, sobre todo en sí mismo, lo puede conseguir», relata.

Con el paso del tiempo ha llegado a hacer suyo el personaje. Enamorado de la Historia y de la Geografía confiesa que el proceso de documentación ha sido laborioso - se ha empapado a fondo del mandato del emperador Tito (79-81) para que no haya lagunas- pero no tanto como en los efervescentes años sesenta. «Ha supuesto mucho esfuerzo porque yo soy muy minucioso. Aunque antes estos cómics tenían que salir todas las semanas, y a lo mejor seis a la vez, con los mismos dibujantes y guionistas. No había interne, tenían que ir a la biblioteca, y al final se producían errores, anacronismos... Yo lo he tenido más fácil, consultando webs de historia, google maps que ves la gente cruzando el río...», señala.

Posible continuidad

Luis Antonio se muestra confiado de que esta resurrección de "El Jabato no sea algo efímero, sino el punto de partida para una colección. De hecho el director editorial de Ediciones B dejó la puerta abierta al plantearles si estarían dispuestos a una posible continuidad de la colección «porque dijo que le gustaba el planteamiento, la idea de resucitar al personaje con su esencia, con el nuevo enfoque, el rigor histórico y el nuevo ámbito geográfico». Algo que va a depender en gran medida de la acogida que tenga La Hermandad de la Espada, que ante su inminente salida ha creado expectación entre los aficionados.

«Han intentado resucitar al Capitán Trueno varias veces, pero al final no ha cuajado y tuvieron que cortar. Nosotros tenemos la esperanza de que al resucitar la esencia del personaje, el público de antaño, aunque sea por nostalgia o por añoranza se lance a comprarlo y si eso además arrastra a nuevas generaciones sería fabuloso».

Para Luis Antonio ya es suficiente reconocimiento el hecho de su nombre aparezca ligado a partir de ahora al personaje. Pero por si acaso, ya está trabajando en nuevos guiones. Unas aventuras en las que promete que el héroe volverá a cabalgar por Hispania.

«El Jabato ha viajado por todo el mundo, Indochina, Oceanía..., aunque no llegó a América porque se quedó en el Mar de los Sargazos. Ha estado en sitios que dices ¿qué carajos pinta ese tío aquí salvando un cultivador de perlas cuando tienes sitios como Caesarea Augusta o Clunia, montones de lugares con cantidad de monumentos donde jamás ha estado y puede tener unas aventuras maravillosas? Me gustaría moverle más por aquí», confiesa, anunciando que Galaecia será uno de los escenarios en concesión a su mujer gallega .

Compartir en Facebook
Compartir en Google Plus
Compartir en Twitter
Grupo Promecal
Se recomienda una resolución de pantalla de 1024x768 y las últimas versiones de los navegadores.
Diario de Burgos digital se basa en el Sistema de Gestión de Contenido desarrollado por Escrol